spot_img

24 horas de contradicciones y mucha “Piedad” en Honduras

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – El conocido curandero hondureño Alfredo Darrinton Bowman, alias “Dr. Sebi”, murió a los 83 años en una prisión de La Ceiba, Atlántida, donde permaneció recluido más de dos meses por no justificar la procedencia de 50 mil dólares. La historia contrasta con la retención en las últimas horas de la senadora Piedad Córdoba, quien no logró probar el origen de 68 mil dólares que portaba cuando abandonaba el país rumbo a su natal Colombia.

– INM manejó en todo momento que Córdoba estuvo bajo “retención administrativa”.

Muchos ciudadanos -nacionales y extranjeros- son detenidos casi a diario por portar más de 10 mil dólares sin justificar su procedencia. Con algunos las medidas son unas, pero con otros, especialmente personas con influencia, las decisiones de la justicia suelen favorecerles.

En noviembre de 2020, el coordinador del Partido Libertad y Refundación (Libre), Manuel Zelaya, fue retenido con 18 mil dólares en la terminal aérea Toncontín de Tegucigalpa. Luego de varias explicaciones el expresidente negó que el dinero fuera suyo y tras varias horas detenido fue dejado en libertad.

En el caso de Piedad Córdoba no estuvo ni un día detenida y aunque las autoridades salieron al paso para asegurar que fue “provisionalmente retenida” para efectos de investigación, durante el proceso hubo muchas contradicciones de los entes de gobierno y de la propia política colombiana.

El suceso de la retención de Córdoba trascendió inicialmente por medios de prensa colombianos, ya que la Policía Nacional no informó sobre el suceso, como generalmente lo hace con este tipo de acontecimientos. Incluso, las fotografías de los 68 mil dólares también fueron divulgados por la prensa extranjera ante la falta de información local al respecto.

INM manejó en todo momento que Córdoba estuvo bajo “retención administrativa”.

La primera institución de gobierno en hacer referencia a la retención de la senadora colombiana, fue el Instituto Nacional de Migración (INM), quien confirmó que Córdoba no había logrado justificar la procedencia de los 68 mil dólares y por lo tanto quedaba requerida y a las órdenes de la Fiscalía hondureña.

A la par, el gobierno hondureño se solidarizó con Córdova, quien además es amiga personal de la presidenta Xiomara Castro. Asimismo, se dejó claro el respeto a la presunción de inocencia de la senadora.

Seguidamente y pasada la noche en poder de las autoridades hondureñas, el Ministerio Público reveló que estaba conociendo el caso de la senadora colombiana, luego de recibir el expediente del caso que sigue un proceso de investigación administrativa, que llevan a cabo las autoridades aduaneras y migratorias.

El caso “está en un procedimiento administrativo que las autoridades aduaneras y migratorias están realizando y el Ministerio Público recibió un expediente del cual de momento no se puede pronunciar”, añadió el portavoz Carlos Morazán en las primeras horas del jueves.

Mientras pasaban los minutos desde Colombia llegaban una serie de informaciones en torno a la retención de Piedad Córdoba. Varios medios colombianos tuvieron la oportunidad de hablar con la requerida por la justicia hondureña, quien externó varios extremos distintos a los apuntados por las autoridades locales.

Piedad Córdoba estuvo retenida un día por el escándalo de los dólares en Honduras.

Serie de contradicciones

Desde un inicio, la senadora negó estar detenida y aseguró que el dinero era por el cobro de una asesoría a un compatriota suyo que estaba en Tegucigalpa, capital de Honduras.

“Es dinero de una asesoría”, dijo minutos después de ser retenida en el aeropuerto de Palmerola en Comayagua, con 68 mil dólares en efectivo.

“Yo misma fui la que saqué la plata para pagar el impuesto de salida, y en la aduana un muchacho ahí como muy sobrador dijo que había que contarla toda, y pues yo qué me iba a poner a discutir por eso. Nos vinimos a contar la plata, la contaron, pero a mí nadie me ha retenido, en lo absoluto, y yo no he tenido ningún problema con eso”, le dijo Córdoba al diario El Colombiano.

En la continuación de su relato, enfatizó que “esa fue una plata que me pagó a mí una de las personas con las que yo trabajo, Mauricio Sánchez, quien puede corroborar que fue así. (…) A mí no me la cogieron, yo tenía la plata cuando iba a pagar la aduana”.

Medios de prensa de Colombia aseguran que el empresario Mauricio Sánchez negó que le haya pagado esa cantidad de dinero a Córdoba y ella misma se negó a declarar al respecto en su declaración ante la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC).

En libertad, pero sin el dinero

Al filo de la tarde de este jueves la política sudamericana de izquierda quedó “en libertad total”, de acuerdo a lo informado por el INM.

“La senadora colombiana Piedad Córdoba después de las investigaciones y la documentación presentada al Ministerio Público, ya no se encuentra en retención administrativa”, confirmó un comunicado oficial.

Córdoba no posee ninguna restricción de movilidad, por lo que está en total libertad de permanecer o abandonar el país conforme ella lo decida, remató la nota oficial.

La senadora electa por Pacto Histórico dio varias entrevistas a medios de su país.

El portavoz del Ministerio Público, Yuri Mora, dijo que los 68 mil dólares quedan retenidos en Honduras y aunque Córdoba puede salir del país el proceso sigue abierto.

Detalló que la senadora colombiana no quiso declarar para referirse a las versiones sobre la procedencia del dinero.

Este caso específico contrasta con la captura de Alfredo Darrinton Bowman -Dr. Sebi- que murió en prisión por no justificar la procedencia de 50 mil dólares en un hecho ocurrido hace seis años.

Superado “malentendido”

La senadora Córdoba utilizó su cuenta en la red social de Twitter para asegurar que todo se trató de un malentendido en Honduras.

“Gracias Colombia y a nuestra América por tanta solidaridad. La persecución no cesa, pero la verdad prevalece. Superado el malentendido en Honduras”, posteó.

Agradeció especialmente a la vicepresidenta Marta Lucia Ramírez y al cónsul Michel Carrillo por su apoyo y atención durante el problema.

Se despidió con palabras de gratitud a las autoridades de Honduras porque siempre se le trató con mucho respeto. “A las autoridades del hermano pueblo hondureño agradezco el debido proceso para que se dieran los procedimientos legales del caso y su oportuna resolución”, señaló.

La cantante R&B Lisa Lopes poco antes de su muerte, acompañada de Dr. Sebi en Usha Village. Lisa solía frecuentar el centro regularmente.

Dr. Sebi muerto en prisión

El “Dr. Sebi” era un reputado personaje en EEUU por ser “curador de estrellas” e incluso se le atribuían curaciones de personas con el VIH-Sida. Por él pasaron en el tratamiento de otras enfermedades los actores: Lisa López, Steven Seagal, John Travolta, Eddie Murphy y Michael Jackson.

El Dr. Sebi murió de neumonía en una prisión de La Ceiba.

Además, en varias ocasiones fue objeto de demandas por parte de centros naturistas de EEUU por sus prácticas herbolarias y de su fama para curar celebridades de Hollywood.

Muerto el 6 de agosto de 2016, Alfredo Darrinton Bowman había sido detenido el 28 de mayo del mismo año luego de llegar en un vuelo comercial a Roatán, Islas de la Bahía, procedente de California, EEUU, donde acostumbraba a viajar constantemente.

El peculiar personaje hondureño fue encontrado sin vida en su celda ya que padecía de algunas enfermedades, pero aun así estaba recluido.

El “Dr. Sebi” ganó peculiaridad porque en 1983 aseguró que había encontrado la cura del Sida. Su deceso causó consternación y varios personajes de Hollywood le dedicaron frases de pesar por su inesperada partida.

Así los vaivenes de la justicia hondureña, sus peculiaridades y sus excepciones. JS

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img