spot_imgspot_img

1-2. Vlahovic demuestra por qué es el centro del proyecto del Juventus

Por:

Roma – El delantero serbio Dusan Vlahovic rescató los tres puntos de un Juventus atascado en el campo del Cagliari (1-2) con un gol en los minutos finales que sirve al conjunto blanquinegro para mantenerse en puestos de Liga de Campeones en la trigésima segunda jornada de Serie A.

Vlahovic llegó en enero como la estrella y la salvación de la ‘Juve’. Empezó bien, pero desde finales de febrero no pudo sacar a relucir todo su potencial. Este sábado en Cagliari demostró, con un gol a base de potencia, calidad e inteligencia, por qué es el centro del proyecto a largo plazo de la ‘Vecchia Signora’.

El conjunto transalpino cuajó la pasada semana el mejor partido de la temporada contra el Inter en el Derbi de Italia, pero perdió. No podía permitirse la derrota esta jornada frente a un Cagliari que lucha por no descender, y menos mal que apareció Vlahovic para evitarlo.

Joao Pedro adelantó a los locales con un golazo desde la frontal del área en una de los pocas ocasiones de las que gozó el equipo de Cerdeña.

Dominaron los de Allegri desde el inicio, pero el gol no llegaba. La buena defensa del Cagliari y el desacierto de la ofensiva empezaron a generar nervios pese a no encajar ocasiones de peligro.

Empató Locatelli con un golpeo desde la frontal, pero el VAR avisó al colegiado de que Rabiot había desviado el balón con la mano ligeramente. Gol anulado, el primero de una noche que se antojaba complicada.

Cuando parecía que el Cagliari se iría ganando al descanso igualó De Ligt, en la última jugada de la primera parte, con un gran testarazo, libre de marca, a pase de Cuadrado, que mostró otra vez su gran nivel.

Ya en la segunda mitad, Chiellini remató un balón suelto en el área pero el asistente levantó la bandera por fuera de juego. Segundo gol anulado, la ‘Juve’ se desesperaba.

Pero entonces apareció Vlahovic. Se había pasado el partido peleando de espaldas con los centrales rivales, dejando de cara, dando apoyos, cayendo a banda, generando espacios… Y en una de esas obtuvo recompensa.

Cayó a recibir para dejar de cara, otra vez, pero no se la dieron. Se dio la vuelta y tiró un desmarque entre centrales que Dybala vio a la perfección. Ejecutó el pase el argentino, Vlahovic llegó muy forzado pero, con potencia, se tiró al suelo y, con algo de fortuna por un rebote, rubricó el gol definitivo de la noche, el que vale los tres puntos y mantiene tranquilo a Allegri, en puestos ‘Champions’ a falta de seis jornadas.

El Cagliari, en cambio, no pudo aguantar y perdió la oportunidad de sumar un punto clave para certificar su salvación a falta de seis jornadas, en las que necesitan puntuar con urgencia. AG

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img