Ya no hay espacio para más pacientes de COVID-19 en el Instituto Cardiopulmonar

Tegucigalpa – La presidenta de la Asociación de Médicos del Instituto Nacional Cardiopulmonar (INCP), Suyapa Sosa, reiteró este sábado que ya no hay espacio para un solo paciente más de COVID-19 en ese centro asistencial de la capital hondureña.

Refirió que en las dos últimas semanas ese centro asistencial habilitó más de 50 camas para poder dar atención a la gran cantidad de pacientes graves que llegan hasta esas instalaciones.

Agregó que, en este momento, el INCP tiene 146 camas e igual número de pacientes y casi el mismo personal trabajando con esa cantidad de pacientes.

En ese sentido, lo que las autoridades de ese centro asistencial habían pedido que se les dotara de mayor personal a fin de brindar una mejor atención a los pacientes, algo que “hasta este momento ha sido prácticamente imposible en relación a la cantidad que se necesita”.

Indicó que hay razones para esa situación, una de ellas es que el personal médico y de enfermería no se está presentando para ser contratados y otros que han llegado y han sido empleados abandonan sus puestos de trabajo a los dos y tres días de comenzar por temor a contagiarse.

Añadió que un problema es que las autoridades del hospital no saben si ese personal está contagiado con el coronavirus y en este momento hay 44 empleados incapacitados del personal de enfermería las que se han infectado con el COVID-19.

“Entonces, imagínese usted, tener 146 camas con más de 44 personas incapacitadas de las que trabajan en estas salas tan críticas es prácticamente imposible que se vayan a estar abriendo más camas si no tenemos el personal”, comentó Sosa.

Acotó que hay otro factor importantísimo es que tampoco se cuenta con los insumos de laboratorio para estar haciendo las pruebas a los pacientes y no se tiene al 100 por ciento todavía el tomógrafo funcionando y si bien es cierto, el titular de Copeco, Carlos Cordero ha hecho muchísimo esfuerzo en conseguir los repuestos, probablemente hasta la próxima semana se va a comenzar a trabajar.

Insistió en que “si usted tiene más pacientes, necesita de mayor personal, mayor cantidad de medicamentos, mayor equipo de bioseguridad; qué pasa con los medicamentos, si nosotros vamos a tener los pacientes más graves, usted cree que vamos a estar sin los medicamentos más graves, incluso el día ayer casi tuvimos que pelearnos para que nos estuvieran dando uno de los medicamentos que es vital para los pacientes más graves y nos están diciendo que no nos lo van a seguir dando”.

Arguyó que ella sabe que en el Hospital del Tórax caben 100 camas más aunque sea colocándolas en los pasillos, pero se van a ir a morir ahí adentro porque “eso es lo que quiere el gobierno, al gobierno no le interesa que usted le de atención a un paciente, lo que quiere es quitar su responsabilidad de que no mueran en las calles y eso no puede ser, los médicos no podemos ser partícipes de hacerle el trabajo al gobierno, ellos han fallado, ellos que den la cara”.

Aseveró que el personal de salud ha hecho hasta lo imposible para atender a los pacientes aun exponiéndose a ser contagiados como ha ocurrido con mucha gente. El personal médico no tiene la culpa de que no tiene la culpa de que no cuenten con los insumos porque la gente que maneja el presupuesto del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), “no nos ha dado absolutamente nada”.

Aseveró que los familiares de los pacientes han tenido que comprar los medicamentos, uno de los cuales tiene un valor de 18 mil lempiras y en ese sentido, si no se les sigue proporcionando ese fármaco, la próxima semana van a enviar una nota formal.

Lo + Nuevo

22,642FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte