spot_imgspot_img

Valencia acoge de nuevo la Campus Party, la feria por excelencia de Internet

Valencia (España) – Las horas previas al comienzo de la Campus Party 2010, una de las citas de internautas más importantes del mundo, han concitado, como cada año, colas, nervios y reencuentros con compañeros de otras ediciones, a pesar de la menor afluencia de participantes en esta ocasión.
 

No todos los habituales de esta magna reunión de internautas han podido venir, y la reducción del número de entradas a la mitad y las dificultades económicas han dejado a muchos «campuseros» sin poder viajar a esta ciudad del este de España.

Ni el calor ni la larga espera han mermado la ilusión de los internautas por cruzar cuanto antes las puertas del Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, donde esta noche se producirá el inicio oficial de la conexión en un acto que estará apadrinado por el cofundador de Apple Steve Wozniak.

El más madrugador ha sido Óscar, un joven español de 21 años que comenzaba a hacer guardia en la Ciudad de las Artes y las Ciencias a las seis de la mañana acompañado por su hermano, y quien ha recibido este mediodía la primera acreditación de manos del director del certamen, Miguel Ángel Expósito.

Tras los hermanos Crespo, un río de «campuseros» ha comenzado a fluir entre las mesas buscando su sitio, con carritos de la compra colmados de torres de hardware y pantallas, que a duras penas avanzaban entre los pasillos de la carpa.

Al final del día serán 3.400, casi la mitad que el pasado año (6.077) debido a los problemas de espacio a los que se ha tenido que enfrentar la organización del certamen, que tuvo que suspender la venta de entradas hace dos meses ante las «dificultades» para la utilización del Ágora, el último de los edificios diseñados por el arquitecto Santiago Calatrava, que aún está en obras.

La decimocuarta Campus Party -que ofrece una velocidad de conexión a internet de 8,5 gigabytes- pretendía incorporar este espacio emblemático, que albergó en noviembre la pista central del Valencia Open 500 de tenis y cuyas obras se ha negado a interrumpir el Gobierno regional «para no perjudicar su ritmo de ejecución».

Lo ajustado de los tiempos impidió, a su vez, la solución de secar el lago, como en la edición de 2009, para ampliar la carpa y acoger a más «campuseros», lo que ha provocado que muchos viejos conocidos de la cita tecnológica, digital y de ocio se hayan quedado sin entrada.

En el apartado de Innovación, la Campus Party contará con la presencia de Wozniak y del secretario general de Mozilla Europa, Pascal Chevrel, y charlas sobre HTML5 y seguridad en la red.

En el área de Ciencia, participarán el astrofísico español Pedro García y se lanzará un globo sonda, mientras que en Creatividad, destaca la presencia de mesas redondas sobre redes sociales.

Los participantes podrán exponer sus propios proyectos en el espacio «Campuseros Presentan», y 200 internautas tomarán parte en el reto «Iron Geek», que se propone buscar «al campusero más completo» en sucesivas pruebas, con el objetivo de incorporarlo a la plantilla de la Campus Party durante un año.

Para participar en la Campus Party, no hace falta mucho más que una nevera portátil, una tienda de campaña, un hipermercado cerca y una computadora personal descomunal, un formato que todavía gana la partida a los ordenadores portátiles, que sólo tendrán asignados 700 puestos de «movilidad» de todos los habilitados, 1.500 de ellos «fijos».

A través de la red social Twitter, unos se dan la bienvenida y aseguran que acaba de comenzar «la mejor semana del año», otros intentan quedar con el internauta conectado dos filas a la izquierda y algunos se confiesan ya «enamorados de las campuseras», apenas dos horas después de haber enchufado su ordenador.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,127FansMe gusta
37,798SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img