spot_imgspot_img

Más de tonelada de marihuana decomisan a pandilleros

Tegucigalpa – La Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), logró el decomiso de 2 mil 500 libras de supuesta marihuana en el bulevar Fuerzas Armadas de la capital hondureña.

– La marihuana es la droga más consumida en Honduras. Los toques de queda no han impedido que las organizaciones criminales busquen abastecer el producto a sus clientes.

La información preliminar establece que la droga iba a bordo de una rastra en empaques de churros y eran transportadas por dos miembros de la pandilla 18, los que fueron detenidos.

Así informó el portavoz de la Policía Militar, Mario Rivera, quien dijo que las acciones forman parte de trabajos de inteligencia realizados desde hace unos días.

Al fuerte cargamento de droga decomisado a la organización criminal Pandilla 18, se suma otra operación de desmantelamiento de un campamento clandestino de la MS-13.

El vocero de la FNAMP, Mario Fu, dijo que la droga venía en la rastra desde el norte de país hacia la capital hondureña.

En tanto, en la aldea Las Flores, Francisco Morazán, fueron detenidos dos miembros de la MS-13, los que resguardaban un campamento clandestino de adiestramiento de gatilleros.

Detalles de las operaciones

La primera operación se desarrolló en el eje carretero de la CA-5, exactamente a la altura del Valle de Amarateca, donde se requirió al conductor de una rastra que trasladaba un fuerte cargamento de supuesta marihuana a la capital de la República.

Seguidamente se activaron otras unidades especiales de la FNAMP, quienes a la altura de la colonia El Álamo de la capital ubicaron a un segundo implicado en el caso.

droga decomisada HnLos capturados fueron identificados como Luis Felipe Iraheta Guevara (38), conductor de la rastra, y Mario Antonio Figueroa Hernández (28), conocido en el mundo criminal con el alias de El Goti.

Agentes que participaron en la operación contabilizaron más de mil paquetes de supuesta marihuana, los que venían ocultos en el contenedor de la rastra con procedencia de la zona norte del país.

Campamento desmantelado

De forma simultánea se desarrollaba otra operación en una zona montañosa de la aldea Las Flores, de Francisco Morazán, donde se ubicó un campamento clandestino de adiestramientos de gatilleros de la organización criminal Mara Salvatrucha.

En el lugar se logró capturar a dos miembros de esta estructura criminal, identificados como Luis Fernando Martínez Valladares (27), conocido en el mundo criminal con el alias de El Diablo, y Jarlin Gustavo Flores Iscano (19), alias “El Tavo”.

Ambos custodiaban el campamento, el cual contaba con tiendas de campaña improvisadas, colchonetas, víveres alimenticios y varios botellones de agua, lo que refleja de una forma clara las capacidades que han alcanzado estas organizaciones criminales para asentarse en estas zonas remotas para operar en total clandestinidad.

En el lugar se encontraron varios fusiles de asalto, armas cortas, una escopeta y munición de todos los calibres, con los cuales montaban sus jornadas de adiestramiento y a la vez resguardaban el campamento ante cualquier tipo de amenaza que sintieran; asimismo, contaban con binoculares y otro tipo de equipo propio para la vigilancia en la zona.

droga decomisada Hn2Agentes que participaron en la operación indicaron que esta organización criminal trataba de especializar en tácticas de tiro en el menor tiempo posible a sus miembros, con la finalidad de utilizarlos en los ataques armados que generan en la ciudad, entre ellos los atentados en contra de operarios del sector transporte e integrantes de bandas rivales.

La clandestinidad del campamento les permitía hacer prácticas de tiro de forma permanente y así no generar malestar e incertidumbre entre los pobladores de la zona, tomando en cuenta que no habían vecinos en sus cercanías.

Asimismo, los dueños de estas tierras no han de tener el conocimiento debido sobre las operaciones criminales que desarrollan estas organizaciones, que llegan a tomar posesión de estos lugares por la fuerza y las armas.

Unidades de inteligencia revelaron que este punto también funcionaba como centro de recolección de extorsión, además de ser uno de los campos preparados para mantener la droga que era distribuida en la capital.

La droga durante la pandemia

Los decomisos de marihuana no se han detenido en Honduras, pese a la emergencia por la pandemia de COVID-19. Desde ingeniosos métodos para transportar la droga, hasta los más obvios han sido develados en las últimas semanas.

Esta semana (martes), se reportó el arresto de un supuesto distribuidor de drogas integrante de la Mara Salvatrucha (MS-13), en esta capital hondureña. La captura se efectuó en el barrio Bella Vista de Comayagüela, lugar donde tiene uno de sus centros de distribución de droga esa estructura criminal. Al detenido se le encontraron 80 libras de marihuana.

En tanto el 17 de abril, se dio cuenta de la erradicación de unas dos mil 500 plantas de supuesta marihuana en Tocoa, Colón.

Ese mismo día, en la aldea San José de El Negrito, Yoro, fueron detenidos tres miembros de la MS-13 vestidos con uniformes militares y quienes estaban en posesión de drogas.

Mientras, el 14 de abril, las fuerzas de seguridad capturaron en Comayagua a cinco personas por el delito de tráfico de drogas presunta marihuana ya que llevaban oculta la misma en la llanta de repuesto del vehículo en el que se transportaban.

Asimismo, ese mismo día la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), a través de la Fuerzas de Tarea Xatruch, mediante un allanamiento ejecutado, logró la incautación de 300 libras de supuesta marihuana la que luego fue incinerada en el departamento de Colón, Caribe de Honduras.

El 12 abril en Comayagua fue detenida una mujer en posesión de unas 40 libras de marihuana. Alias “La Gorda” es integrante de una asociación ilícita reconocida como «Los Roba Perros» encargados del traslado, tenencia y venta de drogas en diferentes sectores de la ciudad de Comayagua y sus alrededores.

De su lado, el 10 de abril la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP), capturó a dos personas en posesión de un barril que contenía varios paquetes de marihuana, en la colonia Sagastume, municipio del Distrito Central, capital hondureña.

El 26 de marzo se informó sobre la detención de dos supuestos distribuidores de drogas al narcomenudeo y el decomiso de 15 libras de supuesta marihuana, mediante un operativo realizado en Nueva Arcadia, Copán.

Igualmente, el 25 de marzo, la Policía Nacional en conjunto con otras fuerzas de seguridad del Estado, incautaron alrededor de cuatro manzanas de plantas de coca, en la zona montañosa conocida como Támara, sector de El Volcán, jurisdicción del municipio de Olanchito, Yoro, norte de Honduras.

Y una de las operaciones que más ha sorprendido durante la pandemia fue la captura de dos empleados del Hospital Escuela, quienes en una ambulancia trasladaban 300 libras de marihuana desde Olancho hacia la capital hondureña. Las investigaciones aseguran que los detenidos son miembros activos de la Pandilla 18 y eran investigados por los delitos de robo de vehículos, tráfico de drogas y el transporte de armas de fuego, municiones y algunos miembros de esta estructura criminal brindaban información a privados de libertad a fin de facilitarles una fuga.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,564FansMe gusta
39,899SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img