spot_imgspot_img

Un estudio alerta de los riesgos por la falta de diagnóstico en los brasileños con artritis

Sao Paulo – La demora en el diagnóstico de artritis reumatoide, que puede tardar un año o más en el 43 % de los pacientes brasileños, puede traer consecuencias irreversibles como deformaciones y amputación de miembros, según un estudio presentado hoy en Sao Paulo.

«Cuanto más rápido es el tratamiento, menor es el daño estructural y menor es la incapacidad física de los enfermos», señaló en una rueda de prensa Cristiano Zerbini, médico y profesor de la estatal Universidad de Sao Paulo (USP).

La investigación «No ignore su dolor: Puede ser artritis reumatoide» fue encomendada por el laboratorio estadounidense Pfizer y tomó como muestra a 200 pacientes de Sao Paulo, Río de Janeiro, Porto Alegre, Belo Horizonte y Recife.

El estudio realizado en las cinco mayores capitales del país concluyó que, además de la demora del diagnóstico, la falta de información es otra de las mayores dificultades al combate de la enfermedad en Brasil.

«Normalmente, un dolor en las articulaciones hace que las personas vayan primero a ver un ortopedista, quien termina tratando la artritis reumatoide como un trauma», explicó Zerbini.

El médico indicó también que el 1 % de la población mundial tiene artritis reumatoide, un porcentaje igual en Brasil, donde 2 millones de personas sufren de la enfermedad.

Sin embargo, existe «mucho prejuicio y discriminación» con respecto a la enfermedad, resaltó el especialista.

De acuerdo con el informe, entre febrero de 2014 y el mismo mes de 2015, un total de 18.575 personas fueron atendidas por el Sistema Único de Salud (SUS, público) por causas de la enfermedad, lo que generó un costo de 11,8 millones de reales (unos 3,8 millones de dólares).

La Sociedad Brasileña para el Estudio del Dolor (SBED) apuntó que esta enfermedad se presenta con mayor intensidad para las mujeres, con una proporción de tres casos por cada uno de los hombres.

Autoinmune, la enfermedad lleva a que el organismo, por medio del sistema inmunológico, se perjudique a sí mismo, aunque para que una persona sufra de artritis reumatoide tiene que haber una «predisposición» a la dolencia, de acuerdo con la reumatóloga Rina Giorgi.

Sobre los síntomas, la especialista fue firme al decir: «La mano (deformada) es la tarjeta de visita del paciente con reumatoide, pero además de ellas (las manos), cualquier dolor persistente en las articulaciones, que dure más o menos un mes, debe ser evaluado por un médico».

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,688SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img