spot_imgspot_img

Un Brasil irreconocible volvió a quedarse en el camino, dice prensa brasileña

Río de Janeiro – Una selección brasileña «irreconocible» en el segundo tiempo cayó por 2-1 ante Holanda y volvió a ser eliminada, como hace cuatro años en Alemania, en los cuartos de final del Mundial de Sudáfrica, lamentó hoy la prensa digital de Brasil.
 

«La selección brasileña sufrió un cortocircuito en la etapa final, entregó un partido que comenzó ganando y se despidió de Suráfrica», afirmó la edición digital del diario O Estado de Sao Paulo.

«Acabó el Mundial para Brasil. Irreconocible en el segundo tiempo, la selección brasileña se equivocó demasiado y permitió que Holanda le diera la vuelta al marcador en los cuartos de final», agregó el mismo diario, que recordó la eliminación ante Francia en esta misma fase en el Mundial de 2006.

O Estado señaló entre los responsables por la eliminación al volante Felipe Melo, uno de los jugadores más criticados cuando Dunga convocó a su selección, «que anotó un autogol y fue expulsado humillantemente por pisar a Robben después de ser eludido».

«En un partido entre selecciones que no perdonan las fallas del adversario, ganó el que se equivocó menos: Holanda sacó a Brasil del Mundial», según el portal de la Agencia Estado.

Para la Agencia Estado, Brasil se perdió en el segundo tiempo, principalmente Michel Bastos y Felipe Melo, mientras que Holanda supo aprovechar el nerviosismo de los brasileños.

«El sueño del sexto título mundial tuvo que ser aplazado de nuevo. Así como en el Mundial de 2006, en Alemania, Brasil fue otra vez eliminado en los cuartos de final», según la edición on line del diario O Globo.

«Con una actuación irreconocible en el segundo tiempo, Brasil dejó a Holanda dominar el partido», agregó O Globo, para el que el sueño por el sexto título tendrá que esperar hasta el Mundial que el país organizará en 2014.

Para el portal del diario Lance, Brasil tuvo una actuación muy insegura en el segundo tiempo y sufrió el mismo castigo que hace cuatro años.

«Durante toda la preparación para el Mundial en Suráfrica, la selección brasileña se esforzó por adoptar una filosofía diferente a la de 2006. Por ironía el resultado fue el mismo: derrota por una selección europea y eliminación en cuartos de final. En lugar de Francia el verdugo esta vez fue Holanda», según Lance.

«Brasil entró en cortocircuito, cayó en la jugada aérea, que era su especialidad, y perdió contra Holanda pese a que comenzó ganando el partido», dijo el diario Folha de Sao Paulo en su página en internet.

De acuerdo con Folha, Brasil comenzó bien y podía haber ampliado el marcador en el primero tiempo, pero en el segundo tiempo «se aterrorizó, sufrió una remolcada y perdió la cabeza con Felipe Melo expulsado».

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,136FansMe gusta
37,953SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img