spot_img

Trump vuelve a dar señales de que se presentará en las elecciones de 2024

Por:

Compartir esta noticia:

Miami – El exmandatario de Estados Unidos Donald Trump (2017-2021) volvió a dejar señales este domingo de que planea lanzarse como candidato en las elecciones presidenciales de 2024 por el Partido Republicano.

Durante un mitin que ofreció en el condado de Miami-Dade, en el sur de Florida (EE.UU.), Trump dijo que se postuló dos veces y «ganó dos veces», en alusión a los comicios de 2016 y 2020, en el último de las cuales perdió frente al actual presidente, Joe Biden, aunque él continúa repitiendo sin pruebas de que hubo un fraude electoral.

«Y ahora, para que nuestro país sea exitoso, seguro y glorioso, probablemente tendré que hacerlo de nuevo, pero estén atentos», manifestó el exmandatario, para felicidad de sus fervorosos seguidores, quienes empezaron a pedir otro periodo presidencial de Trump con el cántico «cuatro años más».

El expresidente fue la figura protagonista de un mitin de campaña republicano junto al senador por Florida Marco Rubio, quien en las elecciones de medio término del próximo martes aspira a la reelección y en donde ambos se dirigieron en especial a la comunidad latina residente en el sur de Florida.

El senador de origen cubano, que parte con relativa ventaja frente a su oponente demócrata, la congresista por Florida Val Demings, señaló que los votantes del sur de Florida «han visto lo que pueden hacer el socialismo, el comunismo y el marxismo y no van a perder este país».

Trump tuvo palabras de elogio para Rubio, que desde 2011 ocupa uno de los dos escaños de Florida en la Cámara Alta, y resaltó el trabajo conjunto que hicieron durante su mandato para endurecer la política de EE.UU. hacia Cuba así como para reducir impuestos.

El expresidente no se olvidó de cómo el senador lo defendió durante la investigación que hizo el Congreso sobre la presunta interferencia rusa en el proceso electoral de 2016 y la posible participación de miembros de su equipo de campaña en esa trama.

«Marco Rubio es el candidato de la ley y el orden», aseveró Trump, quien pidió el voto para él y para los otros candidatos republicanos en Florida, donde algunos sondeos de opinión reflejan un triunfo insoslayable de este partido el próximo 8 de noviembre.

«Van a reelegir a Ron DeSantis como gobernador de su estado», dijo también el expresidente, quien de esta forma parecía poner un paño de agua fría a la «tensa relación», como han señalado varios medios estadounidenses, que se sospecha hay entre Trump y el actual gobernador floridano, Ron DeSantis, que acude a su cita a las urnas el martes como favorito para salir reelegido.

La noche anterior, Trump asestó un ligero golpe a quien fue su ahijado político al llamarlo «Ron DeSanctimonious» durante un mitin en Pensilvania. «Trump con un 71 %, Ron DeSanctimonious con un 10 %», dijo al repasar los índices de aprobación entre hipotéticos contendientes para la nominación del partido en 2024.

DeSantis no fue parte hoy del mitin en el Centro de Exposiciones y Ferias del Condado de Miami-Dade ya que se hallaba en la otra costa floridana cumpliendo actos de campaña, como parte de su gira electoral «Don’t tread on Florida» que concluirá el lunes posiblemente en los condados de Palm Beach, donde Trump ha establecido su residencia, y Miami-Dade.

Al cierre de su mitin, y bajo una melodía sombría, el expresidente pidió el voto en las «importantes» elecciones de medio término, donde los republicanos esperan hacerse con el control del Congreso, tras señalar que EE.UU. es una «nación en declive» por culpa de la actual Administración del presidente Joe Biden.

En el acto de este domingo participaron el otro senador por Florida, Rick Scott, quien no tiene que participar en las elecciones del martes, así como el presidente del Partido Republicano, el senador Joe Gruters.

A ellos se sumaron legisladores como Mario Díaz-Balart, Carlos Giménez, Vern Buchanan y Matt Gaetz, entre otros congresistas republicanos por Florida que buscan renovar sus mandatos este martes y que son conscientes de lo que supone una «bendición» de Trump dentro del electorado de su partido.

Trump venció en Florida en las elecciones de medio término de 2018 y repitió victoria en este estado en las presidenciales de 2020, aunque no pudo cantar victoria en el condado de Miami-Dade, sólido bastión demócrata durante las últimas dos décadas.

No obstante, a juzgar por la participación de votantes republicanos en el periodo de voto anticipado y por correo, superior a los demócratas, este condado podría caer ante la llamada «marea roja», en alusión al color tradicional del Partido Republicano, que algunos vaticinan se producirá en las elecciones intermedias del martes. JS

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img