spot_imgspot_img

Trasladan 755 pandilleros y desactivan terrorífica cárcel

Tegucigalpa – Ochenta años del vetusto edificio que alberga el penal de San Pedro Sula, norte de Honduras, llega a su final con el traslado en las últimas horas de 755 reos, integrantes de pandillas, hacia la cárcel de máxima seguridad denominada como El Pozo, ubicada en Ilama, Santa Bárbara.

– Videos proporcionados por las autoridades retratan los lujos que gozaban los reclusos, así como el grueso armamento que tenía a su disposición.

Atrás quedan terroríficos episodios y la muerte de centenares de personas en reyertas, quemadas, desmembradas… También, desde esos recintos se ordenaron crímenes que sacudieron la conciencia nacional.

operativo en centro penal

Solo este año, madia docena de operativos se ejecutaron en dicho penal. En todas las operaciones se encontraron armas de fuego y corto punzantes, drogas, equipo de comunicaciones, bebidas embriagantes, herramientas de construcción, computadoras, granadas, municiones, entre otros artefactos prohibidos. Los lujos y en confort de los reyes del crimen también era parte del aquel submundo. 

El vetusto edificio, que alberga la cárcel norteña, fue construido a finales de la década de los 40 con el propósito de albergar a un máximo de 800 privados de libertad.

Sin embargo, debido a la falta de planificación y de una política penitenciaria efectiva, este centro penal alcanzó al 27 de febrero pasado una población de 3 mil 227 reclusos, según datos del Instituto Nacional Penitenciario (INP).

Asinamiento de reos en SPS

Entre estos se contabilizaban 1,268 condenados (1,233 hombres y 35 mujeres) y 1,910 procesados (1,777 hombres y 133 mujeres).

Además, en este centro penal hay 49 privados de libertad extranjeros, de los cuales, 45 son hombres y cuatro mujeres.

Respecto a los miembros de la mara y pandillas, de acuerdo al Instituto Penitenciario ahí guardaban prisión 496 integrantes de la pandilla 18 y 105 pertenecen a la mara MS-13. El resto son miembros de otras bandas delincuenciales, sumando un total de un poco más de 700 criminales.

Detalles de la operación

El propio presidente Juan Orlando Hernández fue el encargado de explicar detalles de la operación de traslado y agregó que lo anterior es parte de la reforma penitenciaria que atraviesa el país.

El mandatario desglosó que los 755 reclusos trasladados desde San Pedro Sula pertenecen a la mara Salvatrucha y la pandilla 18, todos llevados hacia la cárcel de Ilama, Santa Bárbara conocida como El Pozo.

“Lo más grave del centro penal de San Pedro Sula es que se venía recibiendo información de que estaban acumulando armamento, tenían a su disposición equipo de comunicación y si ustedes se fijan las últimas semanas durante varios meses se entró periódicamente a revisar, a requisar”, señaló el gobernante.

Hernández apuntó que con la operación de las últimas horas se logró evitar una fuga masiva, así como la ejecución de hechos violentos contra la población. “Estábamos a punto de enfrentar una crisis de consecuencias insospechadas con todo el armamento que tenían los reos”, adicionó.

carcel sps 3

Lujosas habitaciones a disposición

Las autoridades encargadas de los traslados informaron que los jefes de la mafia en la cárcel, tenían a su disposición lujosas habitaciones y otras comodidades con el contubernio de los encargados del sistema penitenciario.

Al hacer las requisas se constataron habitaciones amuebladas con juegos de sala, aire acondicionado, cómodas, televisores plasma y equipos de sonido, las que estaban en las celdas de los integrantes de maras y pandillas recluidos en San Pedro Sula.

Y es que los privilegios con que vivían estos reos, acusados por extorsión, asesinatos de transportistas, masacres, entre otros delitos, llegaban al grado que ni parecía que estuvieran cumpliendo una condena, se informó.

lujos

Desde la cárcel estos presos seguían ordenando una serie de delitos, por lo que con su traslado se recupera la tranquilidad y gobernabilidad en el viejo centro penal sampedrano ubicado en el barrio Cabañas de esa ciudad.

La celda de uno de los cabecillas contaba con su propio sanitario y ducha, cuyas paredes y piso están enchapadas con cerámica; el baño tiene espejo y estantes para colocar los productos de aseo personal.

En la sala, tenía un sofá de cuero, un televisor plasma, aire acondicionado y algunas fotografías familiares.

traslado de reos de sps

Se acaba vida de lujos

carcel sps 1Con el traslado de estos cabecillas a las cárceles de máxima seguridad, se termina la vida de lujos y comodidades a la que estaban acostumbrados.

Ahora, en las modernas instalaciones que representan la transformación del sistema penitenciario nacional impulsado por el presidente Juan Orlando Hernández, los reclusos estarán sometidos a medidas de control.

Tendrán horario para ingerir sus alimentos, hacer su aseo personal y salir a las canchas para practicar deportes. Asimismo, tienen horario para asistir a los talleres y comenzar su aprendizaje en diferentes oficios como parte de su proceso de rehabilitación.

En estas cárceles, los reos duermen en camas de concreto, en las cuales les colocaron una colchoneta de siete pulgadas de grosor, un sanitario, un lavamanos y un estante para que coloquen su uniforme y artículos de limpieza personal.

carcel sps 2Estos presos no tendrán acceso a sus artículos personales, incluyendo su ropa, cadenas, anillos y revistas, entre otros.

Desde que ingresan a estos centros penales, se les rapa la cabeza, se les elabora un archivo y se les entrega su uniforme tipo overol, cuyo color varía dependiendo del módulo al que serán enviados.

Los reos de alta peligrosidad vestirán overol anaranjado, azul los de mediana y verde los de mínima seguridad.

Escenario de tragedias

operativo en centro penal spsEl centro penal sampedrano ni siquiera tiene zonas de emergencia a las cuales acudir en caso de una contingencia mayor, reconocen las autoridades.

La madrugada del 17 de mayo de 2004, un cortocircuito en el sistema eléctrico de la cárcel provocó un mortal incendio que dejó un saldo de 107 muertos y 25 heridos.

Previniendo este tipo de tragedias y aprovechando su comparecencia en la 71 asamblea general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el mandatario Hernández anunció el cierre de este centro penal.

“Esta acción es parte de la reforma al sistema carcelario”, dijo Hernández en parte de su mensaje tras la operación.

Agregó que es una medida importante para la ciudadanía porque vamos a cerrar esas cárceles que se ubican en el casco urbano y representaban un peligro para nuestro pueblo.

Al consultarle qué uso se dará a este recinto, una vez haya sido desocupado, el gobernante expresó que puede ser usado como un espacio recreacional, educativo o cultural.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,136FansMe gusta
37,944SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img