Temerario: En la cárcel de Támara los reclusos almacenaban combustible mientras disfrutaban de lujos por doquier

Tegucigalpa – Confortables sillas de escritorio, una impresora, una sumadora, muebles, equipos de videos, televisores de última generación y otros implementos encontrados en los recintos de la Penitenciaria Nacional en Támara hacen recordar la “Oficina del Enviagado”, tristemente simbólica desde la Colombia de Pablo Escobar.

  • En la principal cárcel de Honduras fue descubierta hasta una construcción “no autorizada” que serviría de albergue a privilegiados reclusos.
Pero más allá de estos hallazgos, el descubrimiento de recipientes con combustible volvió a recordar episodios dramáticos en las cárceles hondureñas, presas del fuego en por lo menos tres fatales ocasiones.
 
En Támara reclusos privilegiados viven “como reyes” describió uno de los efectivos que participó en el último cateo.
 
En Honduras autoridades han confirmado que desde el interior de las cárceles operan peligrosas bandas criminales ligadas a extorsión, sicariato, secuestro y narcoactividad. Sus cabecillas dirigen desde esos recintos operaciones temibles.
 
Esta semana sendos cateos efectuados en la principal cárceles hondureña dejaron decomisos que también incluyen mascotas, herramientas de construcción y plantaciones de marihuana.
 
cuadroLa comodidad y los lujos de un área de las celdas de Támara también hicieron reseñar la mítica cárcel “La Catedral”, donde permaneció recluido el extinto narcotraficante colombiano Pablo Escobar.
 
La Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto es la cárcel de máxima seguridad en Honduras, donde se albergan unos dos mil 500 internos, es decir cerca del 20 por ciento de la población privada de libertad en el país.
 
Tan constantes son los operativos a lo interno de las cárceles, como numerosos son los decomisos. “Cuando creemos que hemos visto lo más sorprendente que nos podemos encontrar en estas requisas, nos vemos superados al momento que hacemos otra revisión”, dijo uno de los oficiales que participó en las requisas de esta semana.
 
Las acciones de este viernes evidenciaron la construcción de una pequeña casa al interior de un módulo donde permanecen recluidos integrantes de pandillas. Se investiga quién autorizó esta edificación que contaría con ciertas comodidades.
 
Recientemente fueron descabezadaslas autoridades del Instituto Penitenciario, en su lugar el Gobierno hondureño nombró a dos altos oficiales de las Fuerzas Armadasy otros dos mandos de la Policía Nacional.
 
Desde el año anterior, el perímetro de la máxima cárcel del país es custodiado por un contingente militar, sin embargo las fugas e introducción de objetos prohibidos no ha parado.
 
El bloqueo de la señal para hacer llamadas desde el interior de los recintos carcelarios, anunciada por las autoridades, parece no dar resultados absolutos, han denunciado varios actores del sistema.
 
Un verdadera mercado persa
 
mercado-persaTámara, una de las 24 cárceles del país, continúa en la palestra tras dos intensos operativos realizados por la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), y la que dejó “impresionantes decomisos” en sendas operaciones en módulos donde se albergan a miembros de dos grandes pandillas.
 
El martes de la presente semana la opinión pública fue sorprendida luego del recuento final de la requisa a los módulos de la pandilla 18: 32 plasmas, 10 equipos de sonidos, 12 televisores, cinco escaleras, soldadoras, una copiadora de llaves, decenas de teléfonos celulares, plantaciones de marihuana, así como diversas herramientas de construcción.
 
Además, se incautaron dos guitarras, cinco juegos de nintendo y bombas molotov.
 
Los propios efectivos de seguridad que realizaron la revisión en estas celdas calificaron el interior de las mismas como “un verdadero mercado persa”.
 
Cabe mencionar que se trató del primer operativo de las nuevas autoridades encabezadas por el director, coronel Francisco Gálvez Granados; y subdirector, comisionado Kenett Obdulio Sabillón Flores.
 
Luego de esta operación, organizaciones que se encargan a defender los derechos humanos criticaron la requisa de aparatos eléctricos y dijeron que los mismos forman parte de la recreación a que los reclusos tienen derecho.
 
Ante esa situación, las autoridades penitenciarias informaron que valorarán la instalación de los televisores plasmas y equipos de sonido decomisados, lo que serán ubicados en puntos estratégicos como parte de la recreación que deben de tener los privados de libertad de acuerdo a la ley.
 
La medida es en atención a un vacío del actual del reglamento penitenciario, que prohíbe tener una gran cantidad de televisores de manera individual, pero no de manera grupal.
 Mascotas, mobiliario de oficina y hasta combustible

Como sacado de las series televisivas o «narconovelas», la última requisa efectuada este viernes dejó asombrosos decomisos: la requisa a los módulos de la pandilla MS-13 dejó el confiscación de tres loros, tres perros de raza (un pitbull y dos rottweiler), así como enseres domésticos entre los que destacan equipos de sonidos, plasmas, ventiladores, refrigeradoras, aires acondicionados, juegos de muebles y sillas ejecutivas.

Las fuentes oficiales también comunicaron que encontraron combustible, botes de herbicidas, taladros, pulidoras y hasta una fotocopiadora.

Nuevas operaciones en las cárceles se planifican en Honduras han asegurado autoridades. En tanto, la interrogante sobre ¿qué se encontrará en la próxima requisa? hace suponer las más fantásticas historias.

 

Lo + Nuevo

22,570FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte