Temen que Juicio político sea instrumento para instaurar dictadura

Tegucigalpa – Analistas políticos y sociales han advertido que la aprobación del juicio político que se dispone a discutir el Congreso Nacional para incluirla como norma constitucional, no se debe hacer a toda prisa, ya hay peligros a los que se enfrentaría la institucionalidad del país, sino la figura no se blinda de los intereses personales políticos.
 

*La nueva figura pretende aprobarse con prisa en enero próximo, según el titular del Legislativo.

*El diputado y reconocido abogado, Germán Leitzelar, propone crear todo un capítulo constitucional para el juicio político.

*El vicepresidente del Congreso Nacional, Marvin Ponce, dice que el país no está preparado aún para aprobar la figura.

*El analista Raúl Pineda, advierte sobre el peligro de instaurar una dictadura partidaria con el fin de perpetuarse en el poder.

*El coordinador de seguimiento de la Comisión de la Verdad, Rolando Sierra, señala que el juicio político debe estar debidamente reglamentado.

El temor asalta y se advierte que la figura podría ser utilizada para instaurar una dictadura partidaria de persecución a sus críticos y opositores, lesionando así la imperfecta democracia del país, son los criterios de analistas consultados por Proceso Digital.

Figura necesaria

El presidente del Congreso Nacional, Juan Hernández, anunció que a partir de enero próximo, ese poder del Estado, comenzará a debatir acerca de la aprobación de la figura del juicio político en Honduras.

A criterio de Hernández es más que necesaria la aprobación de la figura del juicio político a efecto de solucionar los conflictos que puedan ocurrir hacia el futuro cercano entre los poderes del Estado.

“Tenemos que tener el tema del juicio político en nuestra Constitución, yo le solicité a varios compañeros diputados que conocen del tema constitucional, que estructuren un proyecto de ley, que revisen lo que ya se está presentando, para ver qué genero pudiéramos aprobar en la primera legislatura en el juicio político y ratificarlo ya en enero”, argumentó.

Recordó que la figura del juicio político fue una recomendación de la Comisión de la Verdad.

En ese sentido, reiteró que a inicios del próximo año se va retomar en el Congreso Nacional la aprobación de la figura del juicio político que se estaría incluyendo en la Constitución de la República como mecanismo para dirimir conflictos entre los poderes del Estado.

Puede prestarse para enorme impunidad

No obstante, el diputado y reconocido profesional del derecho, Germán Leitzelar, la inclusión de la nueva figura en el texto constitucional, puede prestarse para una enorme impunidad por lo que si un juicio político, no se reglamenta adecuadamente corre el riesgo de recuperar la impunidad que existía anteriormente.

Asimismo, dijo que, corre el riesgo de manipulación de acuerdo a criterios políticos y no en el marco de la institucionalidad y la legalidad porque puede haber revanchismo, si sólo el Congreso Nacional tiene esa facultad, puede crear un problema de un poder absoluto y sin control.

No estamos listos”

Por su parte, el vicepresidente del Congreso Nacional, Marvin Ponce, ese poder del Estado aún no está preparado para discutir un proyecto de ley del juicio político.

“No existe el mecanismo ni el procedimiento, si se requiere (el juicio político), pero tampoco se debe hacer a la carrera, para no utilizarlo solamente como un arma para golpear a otros, más bien el juicio político, es una herramienta para dirimir conflictos entre poderes y yo creo que no estamos preparados en este momento con la propuesta y la consulta necesaria a los diferentes sectores para definir qué modalidad de juicio político, vamos a incluir en la Constitución”, arguyó.

Capítulo especial

En ese sentido, previendo que no se vayan a cometer excesos desde el poder, algunos diputados como el pinuista Germán Leitzelar, proponen que el procedimiento para abrir un juicio político a un alto funcionario se plasme en todo un capítulo constitucional.

Una opción es dejar todo el procedimiento como un capítulo constitucional porque lo peligroso del juicio político, reglamentado en una norma secundaria, es que fácilmente se puede modificar o cambiar, mientras que si se tiene a nivel constitucional, es más difícil que haya cambios por intereses políticos, argumentó Leitzelar.

Agregó que, cuando se tenga que reformar el juicio político una vez constituido, no se podrá hacer sin la aprobación de los tres terceras partes de los diputados al Congreso Nacional que significan el 95% de los legisladores.

Sostuvo que también es necesario reformar algunas facultades y atribuciones que la Constitución le confiere al Poder Legislativo y asimismo, analizar si se le restituye algunas atribuciones que se le quitaron al Congreso Nacional.

Ejemplificó que en el caso del artículo 205 constitucional, se tiene que analizar si en ese apartado se le restituye al Congreso, la facultad o la atribución de declarar con lugar a formación de causa a los altos funcionarios del Estado, por lo que si no le atribuye al Legislativo habría que reformar el precepto en el nuevo capítulo, que se pueda establecer en la Constitución, para otorgárselo a un órgano especial.

Debe blindarse y reglamentarse bien

Por su parte, el representante de la unidad de seguimiento a las recomendaciones de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, Rolando Sierra Fonseca, consideró que se puede incluir la figura legal para la destitución de un alto funcionario del Estado, pero mediante un mecanismo debidamente reglamentado, adecuado y que más bien sea un instrumento para la estabilidad socio política del país y no para generar más inestabilidad.

Asimismo, el diputado democristiano, Augusto Cruz Asensio, opinó que “si el escenario que algunos quisieran construir es el de que el Congreso Nacional, tome las decisiones para ejecutar un juicio político, simplemente es bastante riesgoso para el país por cuanto quien tenga la mayoría en la cámara legislativa, sin mucha discusión, sería el que haría la escogencia de a quién se le va a aplicar el juicio político y eso es grave para el país, no es ese el camino correcto”, sentenció.

Intención puede ser instaurar dictadura partidaria

Para el analista Raúl Pineda Alvarado, en los actuales momentos, no es conveniente aprobar el juicio político ya que señala clara y directamente, que existe la intención de instaurar en el país, una dictadura partidaria con el fin de perpetuarse en el poder.

“No les importa eliminar ilegalmente una Sala de lo Constitucional, todo lo que pueda ser un obstáculo para la perpetuación de un proyecto continuista se va a hacer porque la oposición está haciéndose la muerta y en esto hay dos rutas”, apuntó.

Agregó que “uno puede hacer una elección general manipulada como fue la interna y primaria a través de partidos y candidaturas sospechosas que venden sus credenciales y de funcionar bien eso, puede ser una Asamblea Nacional Constituyente donde los actuales líderes del país nos van a hacer un acto de caridad cristiana, al quedarse algunos años más, mientras se redacta y se consensua una nueva Constitución”, puntualizó.

Lo + Nuevo

22,247FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte