spot_imgspot_img

Taxistas creen que ya es tiempo que les permitan trabajar pese a emergencia por el COVID-19

Tegucigalpa – El presidente de la Asociación de Taxis de Honduras (Ataxish), Víctor Aguilar, pidió este jueves al gobierno que les permitan trabajar pues tras la restricción para circular debido a la emergencia sanitaria por la pandemia del COVID-19, ya no tienen para comer.

En ese sentido, Aguilar propone activar el transporte de taxis al menos por tres días a la semana, bajo una modalidad que permita a una determinada cantidad de taxis circular en las ciudades para lo cual podría aplicarse el mecanismo del hoy no circula.

Pese a que prevalece un toque de queda absoluto impuesto por el gobierno de Honduras para evitar la propagación del COVID-19 en Honduras, donde se prohíbe la circulación del transporte público, el dirigente del transporte asegura que: “se puede coordinar una forma para laborar, porque todos tenemos compromisos crediticios”.

Aguilar espera que las autoridades del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) y al Instituto Hondureño del Transporte Terrestre (IHTT), tomen en cuenta la propuesta que han enviado en la que se detalla la forma de cómo se puede circular.

No obstante, reconoció que los transportistas han recibido ayuda humanitaria de parte del gobierno, pero no ajusta porque los taxistas tienen deudas como el pago de la vivienda y el alquiler de números de taxis, entre otras responsabilidades.

Consultado sobre si se cumplirían la medidas de bioseguridad, en caso de que se les permita trabajar, el dirigente arguyó que “lo que proponemos es que en el taxi sólo se permitan tres pasajeros, uno adelante y dos en el asiento de atrás, uno en cada ventana, claro, exigiremos que todo pasajero porte su mascaría”.

Denunció, además, que tiene información que hay transportistas que están trabajando y sin las medidas de seguridad y citó como ejemplo los carros pick-up o de paila que andan transportando gente de manera ilegal “y no es posible que nosotros que estamos legalizados, no podamos trabajar”.

Aseveró que hay taxistas que solo le tapan el número al vehículo y circulan en la ciudad como si no existieran restricciones, por lo que considera que “esos compañeros deberían estar en la cárcel, además si tapan el número es porque ocultan algo, podrían andar asaltando”, advirtió.

Apuntó que no sería conveniente que los taxis colectivos de punto quieran trabajar, porque cuando trabajan les toca pagar doble seguridad, la legal y la extorsión, por lo que no podría generar el recurso necesario para cumplir con esos compromisos casi obligatorios.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img