spot_imgspot_img

Suben a 4 los muertos en manifestaciones antigubernamentales en la RD Congo

Kinshasa – Al menos cuatro personas han fallecido tras las protestas de ayer contra el presidente de la República Democrática del Congo (RDC), Joseph Kabila, marcadas por fuertes enfrentamientos con la policía, según el último balance ofrecido hoy por los grupos católicos que organizaron las marchas.

Fuentes de la Iglesia Católica consultadas por Efe explicaron que una de las muertes se produjo la capital, Kinshasa; otra, en la provincia septentrional de Alto Uele, y las otras dos, en la región nororiental de Ecuador.

Sin embargo, la versión de la policía, ofrecida por su portavoz, el coronel Mwana Mputu, rebaja el balance a dos fallecidos y cuatro heridos en Kinshasa.

Por su parte, la misión de la ONU en la RDC, la MONUSCO, habló ayer de dos muertos, 47 heridos y cientos de detenidos.

La propuesta de los católicos fue respaldada por numerosos grupos de la sociedad civil, pese a la oposición del Gobierno, que se negó a autorizar las manifestaciones.

En lugares como Lubumbashi (sureste), Kisangani (centro norte del país) o Kalamu (Kinshasa) se hizo uso de la fuerza y de gases lacrimógenos para dispersar a los participantes, según informó la emisora de la ONU en el país, Radio Okapi.

Kinshasa amaneció con una fuerte presencia policial y militar y en la jornada se vivieron momentos de mucha tensión, como en el asedio por parte de las fuerzas de seguridad a iglesias en las que se encontraban los manifestantes.

Además, los servicios de conexión a internet y los mensajes telefónicos fueron bloqueados en la capital.

El Gobierno de Kabila se enfrenta a una creciente tensión social por su permanencia en el poder.

El pasado 31 de diciembre, al menos ocho personas murieron por disparos de la policía cuando sacerdotes y fieles católicos se manifestaron en el primer aniversario de la firma del Acuerdo de San Silvestre, que exigía la celebración de elecciones antes de que finalizara 2017.

También en enero hubo manifestaciones que terminaron con un saldo de cinco víctimas mortales.

Gobierno y oposición firmaron en diciembre de 2016 el Acuerdo de San Silvestre para celebrar elecciones antes de que finalizara 2017, sin embargo, la Comisión Electoral anunció el pasado octubre que no sería posible convocarlas hasta 2019.

Finalmente, la Comisión Electoral dijo que las elecciones presidenciales de las que saldrá el sustituto de Kabila se celebrarán el 23 de diciembre de 2018.

Los comicios debían haberse celebrado originalmente en diciembre de 2016, pero las autoridades congoleñas los retrasaron alegando deficiencias en el censo, decisión considerada por la oposición como una maniobra de Kabila para postergar su salida de la presidencia.

Kabila, que se mantiene en el cargo desde la muerte de su padre, Laurent Kabila, en 2001, ya se ha presentado a dos elecciones y tiene prohibido por la Constitución optar a un tercer mandato.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,055FansMe gusta
37,564SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img