spot_imgspot_img

Sofocante calor y falta de lluvias genera desesperación en hondureños

Tegucigalpa – La falta de lluvias y las sofocantes altas temperaturas tienen desesperados a los hondureños que claman a Dios que por fin llegue el invierno, pues las represas, los pozos y otras fuentes de agua prácticamente se han agotado, mientras los productores en el campo tienen incertidumbre para sembrar después de dos años consecutivos con la presencia del fenómeno de El Niño.

– En la capital se debe esperar tres semanas para que lleguen las lluvias, agudizando aún más el problema del abastecimiento de agua en la ciudad.

 La principal urbe del país tiene una población estimada de 1.5 millones y la cantidad de agua sigue siendo la misma desde 1992, ahora hay vecindarios que reciben el líquido una vez al mes y por un período de horas.

-En el sector campesino hay incertidumbre debido a la falta de lluvias en el horizonte, aunque el SMN asegura que en la segunda quincena se extenderá el invierno en todo el país.

Sin embargo, los funcionarios del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), adscrito al Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) aseguran que el régimen de lluvias se habrá establecido en gran parte del territorio nacional a inicios de junio próximo.

Llegada de La Niña

Aunque a principios del año se había pronosticado el inicio del invierno para inicios de mayo y luego para mediados del mes, hasta el momento se mantienen las mismas condiciones sin que en el corto plazo se vislumbre el arribo de lluvias.

lluvias

En conversación con Proceso Digital, el pronosticador del SMN, Carlos Canales, indicó que las precipitaciones se esperan para finales de mayo y de hecho en las zonas suroccidental y occidental, ha estado lloviendo en los últimos días, principalmente en la zona fronteriza con El Salvador, lo que incluso provocó un desbordamiento del río Machala en Ocotepeque.

Aseveró que progresivamente las lluvias se van a ir extendiendo al resto del territorio nacional, aunque el inicio del régimen invernal ha tenido un retraso de cuatro días en la zona suroccidental, pero en la primera quincena de junio debería estar establecida la época lluviosa en todo el territorio nacional.

Agregó que la presencia del fenómeno de El Niño, que ha provocado dos años de sequía, prácticamente ha desaparecido y se espera más bien que entre julio y agosto aparezca el fenómeno de La Niña, lo que significa que se pueda tener abundante lluvia en la segunda parte de la temporada lluviosa.

Explicó que para que se produzca el régimen de lluvia no solamente se necesita que se active la Zona Intertropical de Convergencia, sino que se produzcan fenómenos tropicales que son típicos de la temporada lluviosa como las vaguadas en altura, que son fenómenos que generalmente la gente desconoce, pero que son los que realmente marcan el período lluvioso.

Situación desesperante

Detalló que el régimen lluvioso de Honduras, no es que caen precipitaciones todos los días, sino que se presentan tres días por semana y en un mes, normalmente llueve 11 o 12 días y en el año, a los sumo son 100 días.

Indicó que en el caso de la capital, el invierno llega un poco más tarde, sería hasta en la segunda quincena de junio, por lo que las represas y las fuentes que abastecen al Distrito Central deberán esperar más tiempo para que los ríos tributarios comiencen a abastecer su caudal.    

Esa situación preocupa y desespera a la señora Erlinda García, residente en la colonia Hato de Enmedio, donde el agua llega prácticamente solo una vez al mes.

llave

Relató que “el agua nos llega en la madrugada, como a las 3:00 de la mañana y solo un chorrito y sólo dura media hora o una hora, casi no agarramos nada ni la pila se llena”.

Indicó que para poder abastecerse tienen que comprar agua a cisternas que llegan a comercializarla a ese lugar a un precio de 30 lempiras cada barril y ante el sofocante calor manda a comprar bolsitas de agua para mojarse la cabeza.

En la capital el problema, se ha agudizado cuando el viernes las autoridades del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (SANAA), informaron que al menos 200 colonias tendrán problemas con el suministro de agua ante la falta de capacidad de la fuente de El Picacho.

El jefe metropolitano del SANAA, Carlos Hernández, advirtió que la situación se torna preocupante para el 25 por ciento de la capital que se abastece de esa fuente.

Agregó que la situación continuará en los próximos 15 días, ya que la fuente natural de El Picacho presenta problemas de falta de capacidad.

Señaló que se está solventando con el envío de camiones cisternas pero que las mismas no se dan abasto.

camion cisternaEl SANAA informó que con camiones cisterna serán abastecidas las 200 colonias que presentan problemas de escasez de agua ante el desabastecimiento de la fuente de El Picacho.

Según el SANAA, la tubería madre que abastece la fuente de El Picacho está dañada producto de la tala del bosque afectado por el gorgojo descortezador del pino.

Uno de las afectadas es la señora Leyla Osorio, residente en la colonia San Miguel, quien posee una cisterna y no estaba enterada del grave problema que se ha presentado hasta que ahora se quedó sin agua.

Ahora tendrá que acudir a comprar el agua a un valor de 800 lempiras, una cantidad más elevada que la tarifa que paga al SANAA, pero en otros lugares de la ciudad hay gente que está pagando hasta mil 200 lempiras por una cisterna.

Emergencia municipal

walter perdomoDebido a que más de 60 mil pobladores de Villanueva, Cortés, zona norte de Honduras sufren la peor crisis de agua en los últimos 10 años, las autoridades municipales se vieron obligadas a declarar una emergencia.

El alcalde Walter Perdomo informó que hay sectores donde el líquido llega una vez por semana y en otros tarda hasta un mes. Son 12 colonias las afectadas y 15 aldeas, y según las autoridades el déficit del líquido es de un millón y medio de galones.

«Esto es grave. Urgentemente tenemos que invertir unos seis millones de lempiras en la perforación de pozos en otros sitios para paliar la crisis», dijo el jefe edilicio.

Perdomo agregó que el problema de escasez es en todo el municipio, donde hasta las quebradas están secas.

«La deforestación y el derroche de agua nos están afectando, más de 10 pozos se han secado. No queremos que nos ataque una epidemia en el municipio», arguyó.

Villanueva se encuentra enclavada en el Valle de Sula con cerros en sus alrededores. Al occidente se encuentra la cordillera del Merendón y al este, leves elevaciones de hasta 300 metros sobre el nivel del mar. Sus tierras son aptas para el cultivo, debido a qué, su posición en un valle fértil, hacen de este municipio productivo; sin embargo, este problema está impidiendo esas actividades.

El municipio está dividido por el río Chamelecón al norte, y el río Ulúa al suroeste. Algunas quebradas afluentes a estos dos caudales, debido al calentamiento global y el aumento de la población, ya están secas.

Enumeró que hay proyectos de más largo plazo como el plan maestro para traer agua desde el río Ulúa que representa una inversión de cerca de 250 millones de lempiras.

Sequía prolongada en el campo

El pronosticador del SMN, Carlos Canales, reconoció que hay problemas serios por la falta de lluvias, pero hay que recordar que se viene de dos años con la presencia de El Niño y la época lluviosa en 2014 y 2015 estuvieron muy por debajo de lo normal, pero este año se espera que ocurra lo contrario.

Jacobo RegaladoEl exministro de Agricultura y Ganadería y productor agrícola y ganadero, Jacobo Regalado, indicó que el invierno todavía no ha iniciado y por ende el ciclo de primera,  que es el más grande de siembra de granos básicosm tampoco ha arrancado y se encuentra retrasado.

Señaló que se ha anunciado que el invierno será normal al salir del efecto del fenómeno de El Niño y para los cultivos de ciclo corto, que están vinculados al patrón tradicional de lluvias no debería ocurrir mayor problema.

Sin embargo, si hay problemas para cultivos como la caña de azúcar y frutales que son de más largo plazo y la ausencia de lluvias en varios sectores del país si está afectando esos cultivos lo que ha requerido a aumentar la frecuencia de los patrones de riego, pero en las zonas donde no hay sistemas de riego se están viendo en dificultades.

También hay problemas con los pastizales, que son el alimento para el ganado, en sectores del país donde hay falta de lluvias y por eso los productores están ansiosos que Dios bendiga al país con lluvia y se tenga un invierno normal que ayude a recuperar lo que se ha perdido a causa de la sequía. 

Por su lado, el diputado y dirigente campesino, Rafael Alegría, aseguró que entre los labriegos existe una incertidumbre muy intensa acerca si va a haber invierno o no. “Imagínese que ya estamos llegando al final de mayo y no ha habido lluvia, nadie ha anunciado el invierno, ni Copeco, ni Aeronáutica Civil, ni la SAG, lo que significa que vamos a continuar por tercer año consecutivo con problemas en las lluvias, a las puertas de la siembra de primera”, cuestionó.

Reiteró que ante esa situación, los campesinos no saben si sembrar o no, porque si lo hacen existe el riesgo de perder la cosecha otra vez.

En ese sentido, demandó que debe ofrecerse una solución integral ante los efectos del cambio climático, como el acceso a la tierra, al financiamiento, sistemas de riego masivos, construcción de reservorios para aprovechar la poca agua que cae ahora y decretar una emergencia nacional por la falta de lluvias. 

Para analistas en el tema, con la falta de lluvias se pone en riesgo la posición de Honduras como segundo exportador de frijol de la región, tal como lo anunció recientemente el propio presidente Juan Orlando Hernández.

El mandatario también señaló que se sigue trabajando con las cosechas de agua que ha venido a ayudar a los productores; habló sobre el apoyo a los productores de leche y pidió a la población consumir productos producidos en el país.

Gorgojo destructor

Otro problema que afronta el país y que se ha agudizado por la falta de lluvias, es el daño causado por el gorgojo descortezador del pino que hasta la fecha ya ha destruido 700 mil hectáreas de bosque.

gorgojo

Hace unos meses, el gobierno declaró al país en emergencia nacional por la plaga del gorgojo descortezador por lo que BCIE decidió contribuir al control de la plaga, extracción de la biomasa forestal acumulada, protección contra incendios forestales y la restauración ecológica de las áreas degradadas.

Expertos han detallado que el ataque de la plaga va más allá de la pérdida de madera con fines comerciales ya que los daños afectan tanto a los ecosistemas, fauna, clima y sobretodo que se prevé una carencia severa de agua en aquellos territorios afectados.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,564FansMe gusta
39,931SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img