spot_imgspot_img

Sindicatos del sector público realizan otro plantón y titular de Trabajo dice que protesta tiene otros fines

Tegucigalpa– Nuevamente sindicalistas de varias instituciones del sector público realizan un plantón frente a las instalaciones de la Secretaría de Trabajo para exigir la inclusión de cinco mil empleados por jornales en el reajuste salarial de mil 100 lempiras a partir de septiembre.

El presidente del Sindicato de Trabajadores del Hospital San Felipe, Elvin Canales, manifestó que la protesta es por el incumplimiento del ministro de Trabajo, Carlos Madero, al haber trastocado el acta original y haber publicado un documento que no es el que se firmó con los sindicatos, sino que solamente se adulteró en lo que se refiere a la exclusión, de cinco mil empleados por jornales de varias instituciones públicas que no recibirán el reajuste salarial de mil 100 lempiras.

Ante las medidas de presión que vienen realizando los sindicalistas, el ministro de Trabajo, Carlos Madero, arguyó que las mismas tienen otros fines.

El funcionario sostuvo que algunos dirigentes y trabajadores de sindicatos no son parte de estos acuerdos.

“Hemos visto como se han venido dando malos entendidos con algunos grupos, nosotros hemos tenido reuniones con las centrales obreras y les hemos asegurado que se van a cumplir con todos los acuerdos, por lo que vemos que estas protestas son con otros fines y no necesariamente defender a los trabajadores”, arguyó.

Agregó que cuando se hicieron las consultas correspondientes se dio a conocer cómo se iba a solventar el reajuste salarial y los acuerdos se cumplirán en cada una de sus partes.

Madero aseguró que todos los acuerdos se van a ir cumpliendo incluyendo a los jornales de las diferentes secretarías de Estado.

Señaló que los ajustes se están haciendo a través de cada secretaría para cumplir con los compromisos adquiridos.

Por su parte, los sindicalistas que mantienen tomada la Secretaría de Trabajo señalaron que todos los acuerdos están publicados en el diario oficial La Gaceta, por lo que exigen que los cinco mil empleados jornales también sean incluidos en el decreto tal y como está firmado en el acta de compromiso.

En la protesta de este día se sumaron empleados de salud a quienes no se les renovó el contrato pese a estar en la primera línea de combate de la pandemia del COVID-19 y ante un decreto que señala que todo el personal que esté en la primera línea de combate se le dará la permanencia.

(ir)

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img