Si seguimos destruyendo el medio ambiente vendrán pandemias peores, alerta el científico Salvador Moncada

Tegucigalpa – El científico hondureño Salvador Moncada, dijo este jueves que el plan de reconstrucción nacional en Honduras debería estar orientado en una idea ecológica que permita fortalecer el medio ambiente y contrarrestar los efectos del cambio climático.

– El doctor Moncada ya se aplicó la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19.

– Dijo que lo más avanzado en medicamentos contra el COVID es la aplicación de anticuerpos.

En una entrevista vía zoom, el doctor Moncada dialogó ampliamente con Proceso Digital de la situación que vive el Reino Unido, Honduras y el mundo entero con el COVID, así como con la nueva cepa, que afecta especialmente a la ciudad de Londres, donde el sistema sanitario se encuentra al límite de su capacidad.

Nueva cepa de la COVID

Dijo que debido a la preocupación que hay, por el acelerado crecimiento de los contagios y muertes, el Reino Unido ha retornado a un completo confinamiento, que posiblemente tendrá una duración de varias semanas, y este se mantendrá  hasta que se logre reducir el nivel de infección.

Aseguró que además los decesos a causa del mortal virus, son más a los que se registraron en la primera oleada de la pandemia en ese país europeo. Que ahora, esa población se enfrenta a la reproducción de mutaciones y estas son mucho más contagiosas que propio COVID.

Según el científico, lo que está afectando actualmente al Reino Unido y otros países, es la –mutación-, de la variante sudafricana y hace poco menos de tres días, se acaba de descubrir una nueva variante de la enfermedad en Brasil, y reconoce que por ahora no se conoce a profundidad.

Las mutaciones -dijo Moncada-, aunque son la espina del virus, no aumentan su capacidad de ser infecciosa, por lo que no son más dañinas que el contagio original, por lo que las vacunas creadas contra el COVID, seguirán siendo utilizadas contra esas variantes, si hay infección masiva en las personas.

Honduras a la deriva

Consultado sobre el inminente caso de que la nueva cepa del coronavirus llegue a Honduras, dijo que debido a que no hay un laboratorio en el país que pueda identificar las diferencias del padecimiento “el sistema sanitario tendrá que trabajar a ciegas”.

Sostuvo que en este momento, el mundo enfrenta un problema, porque no se están produciendo la cantidad de vacunas que se esperaba y que esa demanda tiene que ver, con que los países desarrollados lograron contratos, para obtener grandes cantidades de vacunas, que incluso les permitirá aplicar hasta tres dosis por ciudadano.

Sin embargo, a los países como el nuestro, -agrega el científico-, les queda como oportunidad, la iniciativa Covax, promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que pretende conseguir 2 mil millones de vacunas para el 20% de la población en países menos avanzados. 

A su juicio, Honduras debe seguir las recomendaciones de la OMS, en priorizar, que sea el personal de salud que pueda vacunarse contra el virus, porque con cada médico o enfermera que muere, se pierden la atención de un buen número de pacientes afectados por el COVID.

Vacuna en Honduras

Sobre la vacunación a adultos mayores, indicó que “deberían ser el segundo grupo a vacunar”, después de los trabajadores sanitarios, ya que sufren enfermedades de base y en ellos el virus es más fuerte “mientras llega la vacuna se debería trabaja un buen plan de vacunación”, recomendó.

Comentó que se sintió satisfecho, al conocer que hay un plan para vacunar en Honduras, donde ha comprendido que todo está listo, para que en el momento llegue la vacuna echarlo a andar sin problemas.

“Incluso es bueno que haya una cadena de frio en el país, que yo pensé que solo existía en los países desarrollados, si eso es así, que se tiene esa infraestructura, no deberíamos cometer errores en el proceso de vacunación y acelerar su llegada”, comentó.

Moncada, expuso que la vacuna no es una varita mágica, que pese a que es una solución a la pandemia, la población deberá seguir obedeciendo a los protocolos de bioseguridad porque son medidas efectivas que han venido dando resultado y deben promoverse más.

No al uso de la ivermectina

Advirtió que el peligro que puede existir, es que cuando las personas se vacunen, se olviden de las medidas de bioseguridad, por lo que un nuevo contagio podría generar una situación mucho más complicada a la salud de las personas, incluso mayores a la que enfrenta el mundo actualmente.

Sostuvo que no es recomendable, el uso profiláctico de la ivermectina, porque no existe hasta el momento una medicina que prevenga la infección del coronavirus “no hay evidencia científica, obviamente estamos desesperados y estamos probando con lo que se pueda”.

“La ivermectina es un medicamento para uso veterinario, que después fue cambiado para usarlo en enfermedades parasitarias, pero no significa que funciona contra el coronavirus, hay estudios que no son definitivos y que no determinan el uso de este medicamento”, agregó.

Alertó que  usar las dosis incorrectas de la ivermectina, podría generar efectos secundarios en quienes la usen, y que él como profesional de la medicina, no recomendaría el uso de ese medicamento a nadie por el momento.

Destrucción del ambiente

Reflexionó que para controlar la pandemia, se tiene que vacunar al menos el 70% de la población mundial, pues apenas se han logrado producir 28 millones de dosis, cuando existen 7 mil millones de personas en el mundo “es algo muy poco y que apenas estamos iniciando”.

Según Moncada, el origen de la pandemia, tiene que ver con lo que está haciendo la humanidad y el descuido al medio ambiente, el cambio climático y destrucción de los ecosistemas de los animales, está obligando a los seres humanos a estar más cerca de ellos.

En ese sentido, cree que “sin continuamos destruyendo el medio ambiente; en Honduras lo estamos haciendo mucho, podemos esperar pandemias como estas con más frecuencia, aunque estamos frente a una pandemia con mortalidad baja en comparación con otras enfermedades”.

Reconstrucción ecológica

Pidió tomar acciones en Honduras en cuanto a la destrucción del medio ambiente y asegurar que se lleven a cabo los procesos de reforestación, como también las labores de prevención que tengan que ver con el cambio climático, porque los huracanes que acaban de pasar fueron producto de ello.

“Es importante que se reconstruya a Honduras con una idea ecológica, porque el país es muy vulnerable a ese tipo de fenómenos, pues si se protege el medio ambiente, también se protege a las personas”, acotó.

Finalmente, dejó un mensaje de apoyo para quienes han perdido un familiar por el virus; a quienes están sufriendo la enfermedad y las secuelas, también con las personas que perdieron todo con la llegada de Eta y Iota, como aquellos que están siendo asesinados por su liderazgo en las organizaciones campesinas e indígenas. JP


Lo + Nuevo

22,641FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte