Tegucigalpa – A criterio del diputado por el Partido Liberal, Darío Banegas, los partidos políticos tradicionales están calculando elegir al nuevo fiscal general y fiscal general adjunto, para que tengan su titularidad hasta en la próxima administración gubernamental.
 

Recordó que “en una gran parte de los diputados no hay prisa en nombrar al sustituto de los señores (Luis) Rubí y (Roy) Urtecho en esta misma jornada, sino esperarán, aprovechándose de que el Ministerio Público está dirigido por una Comisión Interventora”.

Añadió que de acuerdo a sus estimaciones, la Cámara Legislativa, esperará para finales de julio para tomar la decisión de “cualquier esquema que pasaría por los cálculos políticos de los partidos tradicionales”.

“Aquí no cerremos los ojos, los partidos tradicionales, están calculando, seleccionar al fiscal general y al fiscal general adjunto, este mismo año, dependiendo de cómo pinten las cosas para la configuración del Congreso en la próxima administración”, denunció.

Añadió que “al cambiar la Ley del Ministerio Público, es posible que haya un iluminado que se le ocurra seleccionar a los fiscales general y adjunto en esta misma administración, sobre todo por los cálculos políticos”.

Según Banegas, esa determinación puede ser tomada a lo interno del Congreso Nacional, “aprovechando que el Partido Nacional, tiene una inmensa mayoría y que también a una gran parte de los diputados liberales le interesa tener uno de esos dos señores (fiscales), como parte de la militancia de esos dos partidos”.

Lo anterior fue calificado por el congresista como “el triste manoseo de las instituciones que operan justicia de parte de los partidos traiciónales”.

Dejó a entrever la existencia de componendas entre los partidos políticos tradicionales para los nombramientos de los fiscales.

“En el subsuelo de la política, siempre hay suciedad, en el subsuelo, siempre hay alcantarillas en donde se mueven los oportunistas independientemente de que ante los periodistas digan otra cosa”, puntualizó.