Scolari dimite después de la histórica eliminación de Brasil del Mundial

Río de Janeiro – El seleccionador brasileño, Luiz Felipe Scolari, dimitió después de las derrotas por 7-1 contra Alemania en semifinales del Mundial y por 3-0 ante Holanda en el partido por el tercer puesto, informó hoy la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).
 

El coordinador técnico de la selección, Carlos Alberto Parreira, y el resto de integrantes de la comisión técnica también dejaron el cargo, según un comunicado oficial.

La CBF todavía no ha anunciado quién será el sucesor de Scolari, que será encargado de dirigir a la selección brasileña en la Copa América de Chile 2015.

El presidente de la CBF, José María Marín, al aceptar la dimisión, agradeció a Scolari por «devolver al pueblo brasileño su amor a la selección», aunque no haya conseguido el «objetivo mayor» que era ganar el Mundial.

Entre los dimisionarios se encuentran el auxiliar técnico Flavio Murtosa, el preparador físico Alselmo Sbragia y el entrenador de porteros Carlos Pracidelli, según adelantó la televisión Globo.

En su segunda etapa en la selección brasileña, que tuvo inicio en diciembre de 2012, Scolari dirigió al equipo en 29 partidos, con un balance de 19 victorias, seis empates y cuatro derrotas.

En este tiempo Brasil ganó la Copa Confederaciones de 2013 y se preparó para el Mundial, del que se llevó una derrota histórica ante Alemania, un resultado que el propio Scolari admitió que fue una «vergüenza».

Scolari también dirigió a Brasil durante la campaña del Mundial de Corea del Sur y Japón 2002, en la que la selección ganó su quinto título mundial.

Según medios locales, la directiva de la CBF se está planteando la posibilidad de contratar un entrenador extranjero, algo que nunca ha sucedido en Brasil.

Sin embargo, el candidato que más suena en la prensa local para sustituir a Scolari es el brasileño Adenor Leonardo Bacchi ‘Tite’, extécnico del Corinthians y que actualmente está desempleado.

El presidente de la CBF ofrecerá una rueda de prensa el próximo jueves para hablar sobre la salida de Scolari del cargo de seleccionador, según el comunicado.

Scolari, del olimpo del quinto título
a culpable de mayor paliza en un siglo

Luiz Felipe Scolari dejó hoy el cargo de seleccionador de Brasil en una posición diametralmente opuesta a su primera etapa con el equipo nacional, cuando, en 2002, ganó el quinto título mundial, y ahora es ampliamente señalado como culpable por la derrota por 7-1 contra Alemania.

El triunfo en Corea del Sur y Japón 2002 le brindó a Scolari una reputación prolongada en su país, suficiente para posicionarse catorce años después como el único entrenador con respaldo suficiente como para asumir el reto de dirigir a Brasil en su propia casa.

La goleada histórica contra Alemania, la mayor que Brasil ha encajado desde la fundación de su federación nacional de fútbol hace 99 años y once meses, dilapidó todo ese crédito de un plumazo.

Los seis minutos del «apagón» brasileño en los que Alemania hizo cuatro goles consecutivos en la portería de Julio César en las semifinales del Mundial arrasaron su prestigio de ser un técnico defensivo, que sabe organizar un equipo y amarrar los resultados.

Los nervios, llantos y volatilidad emocional de los jugadores brasileños durante todo el Mundial también hicieron tambalear su fama de buen «psicólogo», de entrenador especialista en manejar banquillos.

Sobre todo, la derrota contra Alemania enterró su imagen de entrenador con resultados, que consigue los objetivos para los que le contratan, aunque ello suponga una renuncia al buen fútbol, algo de lo que ‘Felipão’ hace gala.

Pero en realidad, el paso de Scolari del panteón de los campeones al ostracismo no ha sido automático y en sus últimas experiencias ha sufrido tropiezos, resultados que no dejaron contentos a todos y fracasos sonados.

Debido a su éxito con Brasil en 2002, Scolari fue invitado a dirigir a Portugal y obtuvo unos resultados notables, pero agridulces.

Alcanzó la final de la Eurocopa 2004 en Lisboa, pero la perdió contra Grecia, y después llevó a la selección lusa a las semifinales del Mundial de Alemania 2006 y a los cuartos de la Eurocopa 2008.

En el Chelsea inglés no tuvo un buen año en la temporada 2008-2009 y fue despedido sin lograr ni un título, antes de irse dos años a un país con poca tradición futbolística como Uzbekistán, donde ganó la liga con el Bunyodkor.

Su regreso a Brasil fue más amargo, pues pasó de ganar la Copa de Brasil con el Palmeiras a llevar al equipo, el más laureado del país, prácticamente a la segunda división en la misma temporada, aunque se desvinculó del club semanas antes de que se materializara el descenso.

Con ese currículo, Scolari regresó a la selección brasileña en diciembre de 2012 en sustitución de Mano Menezes como garantía del título mundial en casa.

Su victoria en la Copa Confederaciones, con un juego notable de la selección brasileña, acalló las voces críticas que cuestionaban el atraso de las tácticas del entrenador de 65 años con respecto a las que se ven en el fútbol europeo.

Pero el mal Mundial de Brasil, que tuvo como colofón la histórica derrota contra Alemania, fue una losa para la reputación del técnico, que ha perdido todos sus apoyos entre la prensa, los aficionados y los dirigentes del fútbol del país.

Scolari se aferró hasta el final a su cargo, defendió con números la preparación que realizó para el torneo y se negó a admitir ningún error en la debacle contra Alemania.

Su carácter ríspido habitual se acentuó en la etapa final del Mundial, salió a relucir con toda su fuerza cuando los resultados no acompañaron y lo desató contra la prensa cuando cuestionó sus métodos y los supuestos equívocos en la preparación de Brasil, llegando a mandar «al infierno» a quien no compartiera sus ideas.

Algunos medios no han olvidado los exabruptos y ahora han hurgado en la herida abierta que siempre quedará en su currículo, de haber sido responsable de la mayor y más dolorosa derrota de la historia de Brasil.%26nbsp;

Síganos

21,690FansMe gusta
33,303SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Principales

Lo más reciente

Honduras supera los 74 mil contagiados y 2,288 decesos por COVID-19

Igualmente, se confirmó las defunciones de 17 personas en las últimas 24 horas: 6 en El Paraíso, 5 en Yoro, 3 en Copán, 2 en Cortés y 1 en La Paz.

En La Ceiba acribillan a cuatro hombres en campo de fútbol cerca del río Cangrejal

Un nuevo escenario de homicidio múltiple se registra en Honduras, esta vez en campo de fútbol de la aldea Río Viejo en la cuenta del Río Cangrejal en La Ceiba, Atlántida.

(3-2) Klusener da los tres primeros puntos a Motagua que lo gana en el último suspiro a la UPN

El Motagua logró un triunfo agónico al derrotar 3-2 a los Lobos de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), gracias a una anotación “in extremis” del ariete argentino Gonzalo Klusener en el inicio del Torneo Apertura 2020-2021 de la Liga Nacional.

El Banco Central de Honduras mantiene la tasa de política monetaria en 3.75 %

El BCH señaló que según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), para 2020 se espera que la contracción en la actividad económica mundial se sitúe "en -4.5 %, menor que la estimada en junio del presente año (-6 %)".

Dos muertos y tres heridos en accidente vial en Copán

El Cuerpo de Bomberos informó que los tripulantes viajaban en un vehículo pick up rojo con registro de Guatemala con el número de placa de P611BCN.