spot_img

Santos advierte sobre el creciente poder del narcotráfico en Latinoamérica

Por:

Compartir esta noticia:

Bogotá – El expresidente colombiano Juan Manuel Santos alertó este miércoles en Bogotá sobre el creciente poder del narcotráfico en América Latina, que atribuyó al «total fracaso» de la guerra contra las drogas y de las políticas represivas.

«América Latina ha venido sufriendo un fenómeno que lo vemos desde México hasta Argentina y es el fortalecimiento del crimen organizado», apuntó Santos, que gobernó Colombia entre 2010 y 2018.

Agregó que «en muchas áreas hoy en América Latina, repito, desde México hasta Argentina, quien controla el territorio no es el Estado, es el crimen organizado y las democracias se están debilitando en todos los países debido a este fenómeno».

El expresidente y Premio Nobel de Paz en 2016, que participó en la presentación del informe sobre Colombia de la Comisión Global de Política de Drogas, añadió que «la columna vertebral del crimen organizado es el narcotráfico, que después se diversifica como lo hace cualquier mafia hacia otros negocios», entre los que citó «la extorsión, la minería ilegal y la trata de personas».

La Comisión, integrada por cerca de 30 líderes mundiales, entre ellos Santos y otros expresidentes latinoamericanos como Ernesto Zedillo (México), César Gaviria (Colombia), Fernando Henrique Cardoso (Brasil), Ricardo Lagos (Chile) y la suiza Ruth Dreifuss, elogió la estrategia del presidente colombiano, Gustavo Petro, de cambiar la lucha contra el narcotráfico para avanzar hacia la regulación, al tiempo que hizo cinco recomendaciones al país para avanzar en esa iniciativa.

Las recomendaciones contenidas en el informe «La política de drogas en Colombia: el camino a una regulación justa», versan sobre la regulación de las drogas, el enfoque de políticas basadas en derechos humanos, la despenalización, una agenda antidrogas que no esté basada en la seguridad nacional y el fortalecimiento institucional.

PROBLEMA DE TODOS

Según dijo Santos, el problema del narcotráfico hay que discutirlo a nivel regional y mundial porque no es exclusivo de América Latina.

Puso como ejemplo a África donde, según señal+o, «estamos viendo un fenómeno parecido al que América Latina vivió hace 20 años», de un crecimiento de la producción de cocaína.

Recordó que según el reciente informe anual de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc, por su sigla en inglés), los cultivos de coca en Colombia crecieron 43 % en 2021, cuando se alcanzaron 204.000 hectáreas sembradas, mientras que en 2020 esa cifra había sido de 143.000 hectáreas.

El exmandatario añadió que hace unos años el área cultivada de coca en toda la región andina era de 175.000 hectáreas y «hoy, después de todos los esfuerzos, después de todos esas sacrificios, la producción es más del doble».

«El fracaso de esta política de prohibición es evidente y el informe lo que hace es un análisis precisamente de eso, de los costos que hemos tenido en vidas humanas, en violación de derechos humanos, en corrupción, en inequidad, porque todo esto lo que hace es generar más inequidad, generar más pobreza», manifestó.

POLÍTICA FRACASADA

En ese punto, Santos hizo un mea culpa pues dijo que tanto él como (César) Gaviria, cuando estuvieron en el poder, aplicaron «a rajatabla» la política de la prohibición en la guerra contra las drogas y los resultados no fueron los esperados.

«Gaviria (1990-1994) descabezó el cartel más poderoso que existía en ese momento, el cartel de Medellín», dijo y añadió que a él, como ministro de Defensa y después como presidente, le correspondió fumigar «la mayor cantidad de hectáreas» de cultivos ilícitos que se ha asperjado en Colombia y «erradicar forzosamente la mayor cantidad de hectáreas» sembradas de coca, así como hacer las mayores incautaciones de drogas.

Sin embargo, añadió, «Colombia sigue siendo el productor número uno y la producción en 2021 aumentó en más del 40 %».

«Lo que estamos viendo en este momento es precisamente las consecuencias del fracaso de la política de la prohibición» en la guerra contra las drogas, subrayó el expresidente, quien agregó que «los costos han sido monumentales» y además, «aplicar esas políticas prohibicionistas y punitivas se está demostrando que no sirve».

Por todo ello, Santos sentenció: «El consumo y el tráfico de drogas nunca podrá ser eliminado pero sí puede ser minimizado y controlado». JS

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img