Santos acusa a FARC de hacer «show» de liberaciones, que llegan a última fase

Bogotá – El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, acusó hoy a las FARC de hacer un «show mediático» con liberaciones a cuentagotas de secuestrados como las de esta semana, que concluirán mañana con la entrega de los dos últimos rehenes de un total de cinco.
 

«Vamos a permitir que se terminen las liberaciones» de cinco rehenes anunciadas por la guerrilla en diciembre y concretadas esta semana, «pero vamos después a revisar bien la política de seguir permitiendo estas liberaciones gota a gota», afirmó Santos durante un acto en la localidad de Mosquera, aledaña a Bogotá.

La «farsa» de la liberación sin condiciones de secuestrados en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) «ni la quiere el país ni el Gobierno», advirtió el mandatario.

El duro pronunciamiento del presidente se produjo mientras avanzaba la última fase del operativo para concretar la liberación de cinco rehenes anunciada por la guerrilla como «gesto de humanidad» hacia la exsenadora Piedad Córdoba, destituida de su cargo por supuestos nexos con las FARC.

Los helicópteros prestados por Brasil para la misión humanitaria liderada por Córdoba y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) llegaron ya al aeropuerto Perales de Ibagué, capital del Tolima (centro), donde este domingo serán liberados el mayor de la Policía Guillermo Solórzano y el cabo del Ejército Salín Sanmiguel.

De los cinco, secuestrados entre 2007 y 2010, Solórzano es quien lleva más tiempo cautivo, desde el 4 de junio de 2007.

Él y Sanmiguel serán trasladados a Bogotá para el reencuentro con sus familias desde Ibagué, donde a partir de las 18.00 hora local de hoy (23.00 GMT) se suspenderán las operaciones militares para garantizar la seguridad de la misión que los devolverá a la libertad.

Será el último capítulo de un proceso iniciado el pasado miércoles con la liberación del concejal Marcos Baquero en el Meta (centro) y que continuó ayer con la entrega del también concejal Armando Acuña y del infante de Marina Henry López en el Caquetá (sur).

Santos sostuvo hoy que le causa «regocijo» ver «la felicidad» de las familias de los liberados cuando se reencuentran con sus seres queridos, pero apuntó que «el lado negativo es que nuevamente todo esto lleva a un show mediático absurdo».

Como ejemplo, citó el caso del concejal Acuña, quien regresó a la libertad vestido con traje y corbata porque, según contó, las FARC le facilitaron el atuendo y le dijeron: «Usted llegó bien vestido y se marcha bien vestido».

Todo ese «show» de las liberaciones «está preparado, manipulado, y de humanitario tiene muy poco», porque todo lo que hacen las FARC tiene «una intención política y publicitaria», denunció Santos.

Luego leyó unos correos encontrados en el computador de alias «Mono Jojoy», fallecido en septiembre de 2010 en un operativo de las fuerzas de seguridad cuando era el jefe militar de las FARC, que documentan, a su juicio, la «farsa» que monta la guerrilla con las liberaciones para «salir en televisión» y «quedar bien» ante el mundo.

Por su lado, Córdoba, quien ya comentó ayer que los liberados traen de la selva «mensajes de paz», escribió hoy en Twitter que sigue «viendo voluntad» tanto en la guerrilla como en el Gobierno «para avanzar» hacia una solución pacífica del conflicto armado.

«No perdamos esperanza, la única opción no puede ser la guerra. Si es posible una paz duradera, solo se alcanzará pacíficamente», anotó la exsenadora.

Los dos concejales liberados esta semana, Baquero y Acuña, también han insistido en que es hora de dialogar con la guerrilla, pero el Gobierno mantiene la postura de que, como paso previo, las FARC deben abandonar el terrorismo y el secuestro.

Lo + Nuevo

22,262FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte