spot_imgspot_img

Sale a luz “Arma Blanca”, otra operación ligada al tráfico de Armas

Tegucigalpa – El operativo se denomina “Arma Blanca” (Withe Gun) y de acuerdo a revelaciones documentales surgió cercana a las operaciones “Rápido y Furioso”, también en México.
 

De nuevo son reportes de congresistas de los Estados Unidos los que ponen en tela de juicio el hecho de que estas armas pudieron parar en manos de los carteles del crimen organizado.

Igual ocurrió con el operación “Naufrago” (Castaway), relativa al tráfico de armas hacia Honduras, a la que el representante Gus Bilirakis (FL-09), miembro del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara , le ha dado énfasis en su agenda y de la que ha exigido explicaciones.

Los reportes indican que “Arma Blanca” arrancó en 2009 al par de “Rápido y Furioso” bajo la coordinación de la Oficina para el Control de Armas en Estados Unidos (ATF), presuntamente como objetivo central Joaquín “El Chapo” Guzmán y a otros ocho hombres del cartel de Sinaloa.

Se sindica a una agente de nombre Hope A. MacAllister como la que comandaba el operativo. Ella reportó un campo de entrenamiento en las montañas de Durango a donde el Chapo se guardaba.

La nueva investigación cuyos detalles fueron divulgados por el diario Los Ángeles Time indica que entre los propósitos de “Arma Blanca” estaba Vicente Fernando Guzmán Patiño, quien se presentó con oficiales encubiertos de la ATF como comprador de armas para el cártel de Sinaloa. El les manifestó que sí le traían un tanque, se los comprarían. Dijo tener 15 millones de dólares para gastar en armamento, de acuerdo al reporte del diario angelino.

Guzmán Patillo también les habló de armas superiores y de potencia superior.
Los informes dan cuenta que en el verano de 2010, MacAllister estuvo en Ciudad de México para pedir a las autoridades aztecas acceso a las armas recuperadas en cateos y escenas de crímenes a fin de cotejar las armas.

Hope, igual colaboró con “Rápido y Furioso”. La acamparon en ambos operativos, su supervisor, David J. Voth, quien era jefe de la División VII de campo en la oficina de Phoenix; y William D. Newell, en ese momento agente especial a cargo también en Phoenix.

Nuevamente son los legisladores estadounidenses quienes ponen en el debate este tipo de operaciones relacionadas con tráfico de armas.

En julio de 2011, el representante Gus Bilirakis, escribió cartas a los entonces Fiscal Holder y a la cabeza de ATF, Kenneth Melson, demandando explicaciones por la operación de “Naufrago” (Castaway) de Tampa y haciendo una serie de preguntas específicas sobre Honduras.

El representante Republicano pidió una explicación cómo se ha permitido que deliberadamente armas de fuego lleguen a manos de delincuentes y otras organizaciones peligrosas.

El representante Gus Bilirakis (FL-09), miembro del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara, dijo en su escrito, divulgado en su bitácora que “Me parece muy preocupante que el gobierno de Estados Unidos voluntariamente permitiera que las armas fueran adquiridas por peligrosas organizaciones criminales y de tráfico de drogas y, por lo tanto, pongan en peligro nuestros intereses estratégicos y nacionales».

Agregó que «esto parece ser un esfuerzo muy equivocado de la ATF y del Departamento de Justicia y espero que no permitamos que esos programas tan defectuosos sigan amenazando la seguridad de los Estados Unidos.»

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,643SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img