spot_imgspot_img

Robert F. Kennedy Junior pide el divorcio a su esposa tras 16 años casados

Nueva York – Robert F. Kennedy Junior, sobrino del ex presidente de EE.UU. John F. Kennedy, pidió el divorcio a su segunda esposa, Mary Richardson Kennedy, quien recientemente fue detenida por conducir bajo los efectos del alcohol y con la que lleva casado dieciséis años, informó hoy The Journal News.
 

El diario asegura que, según consta en los registros de las autoridades del condado de Westchester (en el estado de Nueva York), la petición del divorcio fue presentada el pasado 12 de mayo, tres días antes de que Mary Richardson Kennedy fuera acusada de conducir bajo los efectos del alcohol.

El conocido abogado y activista medioambiental, hijo del senador Robert F. Kennedy -quien murió asesinado, al igual que su hermano- tiene cuatro hijos con su segunda esposa, y dos con la anterior, Emily Ruth Black, de la que se divorció en 1994.

El pasado 15 de mayo, la actual esposa del abogado, que se dedica al diseño arquitectónico, fue detenida por la Policía mientras conducía cerca de su vivienda en Bedford, una localidad a setenta kilómetros al norte de la ciudad de Nueva York, con un nivel de alcohol en la sangre del 0,11%, mientras que el límite legal es 0,08%.

Kennedy no acompañó a su esposa durante el proceso judicial que siguió a aquel incidente, en el que ella se declaró no culpable y accedió a ser sometida a observación para determinar si necesita tratamiento por abuso en el consumo de alcohol.

La Policía local asegura que durante aquella misma semana se le llamó en dos ocasiones anteriores para que acudiera al domicilio.

Una de ellas fue el 10 de mayo, cuando Mary Richardson, «visiblemente bebida», llamó a la Policía, aunque luego, mostró «gran dificultad para articular sus pensamientos y argumentar las razones de su llamada», según los documentos citados por el diario.

La mujer dijo que su marido estaba «abusando verbalmente de ella y de sus hijos», algo sobre lo que el activista no quiso hacer comentarios cuando el lunes el diario trató de obtener explicaciones.

El 13 de mayo la Policía volvió al domicilio y registró un «incidente doméstico», en el que el marido acusó a la mujer de estar borracha, pero no se reportó la comisión de delito alguno.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,136FansMe gusta
37,957SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img