spot_imgspot_img

Reo que falleció por COVID-19 tuvo contacto con unos 300 más, advierte el Codeh

Tegucigalpa – El presidente del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras, (CODEH), Hugo Maldonado, dijo este martes que el recluso que falleció este martes a causa del COVID-19 en la cárcel de El Pozo, en Ilama, Santa Bárbara, estuvo en contacto con al menos 300 reos.

“Desde hace mucho tiempo atrás le hemos venido diciendo al Instituto Nacional Penitenciario, que realice los protocolos de bioseguridad para evitar que se diera este tipo de problemas”, expresó inicialmente el defensor de derechos humanos.

Agregó que debido al contacto que pudo haber tenido el recluso, es urgente que se apliquen pruebas para detectar el padecimiento en el centro penitenciario. “Hay que aislarlos completamente”, demandó.

En ese sentido, considera que “no hay más tiempo que perder, las autoridades penitenciarias, tienen que actuar de inmediato, nos preocupa que siguen entrando y saliendo guardias penitenciarios en todas las cárceles del país”.

Autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP), confirmaron la muerte de un recluso que dio positivo para COVID-19 en la cárcel de máxima seguridad en Ilama, Santa Bárbara, más conocida como El Pozo.

La portavoz del INP, Digna Aguilar, informó que el recluso fallecido es un hombre de 52 años, quien murió el 20 de abril a eso de las 9:00 de la mañana.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,564FansMe gusta
39,899SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img