spot_imgspot_img

Reclamos de restitución de jueces hondureños llega a la ONU y revive tensión

Tegucigalpa – La aprobación parlamentaria de una reforma que consolida las polémicas pruebas de confianza para depurar la Policía revivió este miércoles en Honduras la controversia por la destitución de cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional, que han recurrido a la ONU.
 

Los magistrados destituidos el pasado 12 de diciembre, por declarar inconstitucionales las pruebas, son Rosalinda Cruz, José Francisco Ruiz, José Antonio Navas y Gustavo Enrique Bustillo, quienes fueron sustituidos por Silvia Trinidad Santos, Germán Vicente García, José Elmer Lizardo y Víctor Manuel Lozano.

Los destituidos enviaron una carta el martes a la relatora de las Naciones Unidas para la Independencia de los Jueces, Gabriela Knaul, para que atienda «con urgencia» su caso y que visite Honduras.

«Le pedimos que se pronuncie de inmediato ante esta gravísima violación» y que «visite Honduras», señala la carta, que hoy fue divulgada por la radio hondureña.

El analista y ex diputado del Partido Nacional Raúl Pineda dijo que la reforma «era innecesaria», porque el propio director de la Policía, Juan Carlos Bonilla, ha dicho que la depuración de la institución se puede hacer sin «ninguna legislación especial».

La destitución de los magistrados fue un «pretexto» para sustituir una Sala Constitucional que era «un obstáculo para inconfesables propósitos de dos líderes del país, el presidente, Porfirio Lobo y del Parlamento, Juan Hernández», subrayó Pineda, quien pidió la restitución de los jueces.

El Parlamento hondureño aprobó la noche del martes una reforma a la Ley Orgánica de la Policía que convierte en permanentes las pruebas de confianza, ahora denominadas «mecanismos de medición y evaluación de la Policía», para depurar la institución.

Esa reforma le da potestad al director Bonilla para practicar pruebas de confianza a los oficiales y agentes que, si no las aprueban, son llamados a audiencia de descargo y, seguidamente, el ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla, decide que procede, según la información oficial.

Con esta reforma, los agentes y oficiales se someterán de manera permanente a las pruebas de confianza como el polígrafo, pruebas toxicológicas, e investigación patrimonial.

Pineda señaló que esa reforma le «da la razón a la sentencia» de los cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional que el 27 de noviembre pasado declararon inconstitucional las pruebas de confianza.

Un grupo de hondureños convocados por la Unión Cívica Democrática protestaron hoy pacíficamente en las inmediaciones del Parlamento, en el centro de Tegucigalpa, contra las pruebas de confianza y exigieron la restitución de los magistrados.

El pastor hondureño Evelio Reyes dijo que la protesta es contra los «procedimientos» que se usan en la depuración de la Policía, que inició en noviembre de 2011 tras el asesinato de dos jóvenes, a finales de octubre de ese mismo año, uno de ellos hijo de la rectora de la Universidad Nacional Autónoma (Unah), Julieta Castellanos.

«No nos oponemos a la depuración de la policía, sino a los procedimientos», subrayó el pastor.

Lobo ha criticado a los sectores que rechazan las pruebas de confianza y la destitución de los magistrados.

El gobernante dijo a periodistas que los magistrados fueron destituidos porque «no merecían la confianza del pueblo», al tiempo que pidió que lo dejen trabajar para combatir la inseguridad del país.

«Hay unos sectores que andan marchando para que se retiren las pruebas de confianza, entonces les digo: Señores déjenme luchar contra la inseguridad, pónganse al lado de los buenos», subrayó el mandatario.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,600SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img