spot_imgspot_img

Propuestas para combatir la corrupción exige Sociedad Civil en Honduras

Tegucigalpa – Mediante el foro denominado “Caiga quien Caiga, hablemos de corrupción y hagamos propuestas”, la Sociedad Civil exigió establecer recomendaciones para combatir los principales flagelos que azotan a Honduras.

Las instituciones Alianza Para la Paz y la Justicia, Asociación Para una Sociedad Más Justa y la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), copatrocinaron el evento para hacer conciencia entre la población.

De acuerdo a los organizadores del evento, Honduras es un país afectado por múltiples problemas, entre los cuales destacan los relacionados a la violencia y criminalidad, pobreza y exclusión social, y corrupción e impunidad; pero uno de los problemas que más destaca son los altos niveles de corrupción generados por bandas criminales que operan a lo interno de las entidades estatales y desde el empresariado nacional, mismo que perjudica a la mayoría de los hondureños, drenando el erario nacional y limitando las oportunidades de desarrollo.

asistentes

De acuerdo a estos grupos de sociedad civil en Honduras, gran parte de los actos ilícitos quedan en total impunidad; una reciente investigación realizada por la Alianza por la Paz y la Justicia (APJ), estable que únicamente el 4% de los delitos reciben sentencia condenatoria, es decir: en Honduras prevalece un 96% de impunidad.

Aportaron que Venezuela, Paraguay, Nicaragua y Honduras son los países más corruptos de la región, según el Índice de Percepción de la Corrupción que elabora cada año Transparencia Internacional (TI), una organización con sede en Berlín, que se focaliza en combatir la corrupción a nivel internacional.

Propósitos del Foro “Caiga quien caiga”

Entre los propósitos del foro se enumeraron los siguientes:

• Hacer un análisis de la situación actual de la corrupción e impunidad en Honduras, con énfasis en las causas que provocan las mismas, el nivel de fortaleza de las entidades contraloras del Estado e instituciones operadoras de justicia, y la articulación y coordinación de las mismas para enfrentar estos flagelos.

• Determinar el impacto político, económico y social de la corrupción e impunidad, en la sociedad en general, pero esencialmente en los grupos poblacionales históricamente excluidos, en riesgo social y colocados en situación de vulnerabilidad; asimismo, dimensionar como la corrupción e impunidad impiden consolidar el Estado de Derecho en Honduras y debilitan la institucionalidad del Estado.

• Analizar el abordaje que el sector público y privado, la clase política y las organizaciones no gubernamentales le han dado a esta problemática de la corrupción y la impunidad, poniendo especialmente énfasis a las acciones recientemente ejecutadas por las autoridades del Estado, los representantes de los partidos políticos, la sociedad civil organizada y la ciudadanía en general.

• ​Influir en el debate nacional y en los tomadores de decisiones, en relación directa a la pertinencia de resolver –de forma expedita- los casos de corrupción que se encuentran en el imaginario colectivo y que tienen la categoría de emblemáticos, a fin de evidenciar –de parte de la clase política nacional- voluntad política de investigar, juzgar y sancionar a los corruptos del sector estatal y privado.

• Identificar mecanismos de participación ciudadana para coadyuvar a reducir los elevados niveles de corrupción e impunidad en Honduras, realzando el papel de la sociedad civil en la implementación de acciones de auditoría social e incidencia política que depuren, reformen y fortalezcan la institucionalidad.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,136FansMe gusta
37,947SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img