spot_img

Príncipe Joaquín arremete contra decisión de sacarle título real a sus hijos

Por:

Compartir esta noticia:

Copenhague – El príncipe Joaquín de Dinamarca, hijo menor de la reina Margarita II, se mostró hoy «triste» por la decisión de la Casa Real de retirar los títulos reales a sus cuatro vástagos y arremetió contra el polémico anuncio.

La Casa Real danesa comunicó ayer por sorpresa la decisión, que entrará en vigor el próximo 1 de enero, justificándola por el deseo de la reina de que estos nietos puedan formar su «propia vida» sin las obligaciones de la institución.

El anuncio fue vinculado además a otro anterior de 2016, en el que se avisaba de que el príncipe Christian, hijo del primogénito Federico, sería probablemente el único de los ocho nietos de la reina que recibirá un asignación del Estado como adulto.

La ex mujer de Joaquín, la condesa Alejandra, ya se había mostrado ayer «triste» y «conmocionada» en nombre de la familia y habló de «exclusión», mientras que la portavoz de la Casa Real, Lene Balley, aseguraba a medios daneses que el príncipe ya había sido informado de los cambios en mayo, una versión que éste ha matizado hoy.

Joaquín aseguró a la edición digital del tabloide BT que el 5 de mayo se le informó del plan para quitar los títulos de príncipes y princesa a sus cuatro hijos: Nicolás, de 23 años, y Félix, tres menor, fruto de su primer matrimonio con la condesa Alejandra; y Enrique, de 13, y Athena, de 10, del segundo con la princesa María.

El plan inicial era que se les quitaría el título al cumplir los 25 años, aunque conservarían los de condes y condesa de Monpezat (por su difunto abuelo, el príncipe Enrique, de origen francés) y su lugar en la línea de sucesión al trono.

Pero meses más tarde la Casa Real le avisó de que todo se aceleraría, explicó en conversación telefónica con BT Joaquín, que reside temporalmente en París, trabajando como adjunto a la Embajada danesa, con María y sus dos hijos pequeños.

«Me avisaron cinco días antes, para contar a mis hijos que en Año Nuevo les van a sacar su identidad. Estoy muy, muy triste por verlos tristes a ellos y sin entender lo que les ha ocurrido», afirmó.

Joaquín dijo no comprender el motivo del cambio de plan y resaltó que inicialmente había pedido «un período de reflexión» a la Casa Real para poder aportar algunas ideas.

«Estoy tan apenado por mis hijos… Solo exijo la verdad. Y es la que yo digo», aseguró a BT, tras lamentar el «castigo» dado a sus hijos.

De camino a un acto anoche en el Museo Nacional en Copenhague, la reina Margarita II había calificado ante los medios la decisión como «consideraciones que llevaba pensando desde hacía tiempo» y que sería algo «bueno» para sus nietos.

En declaraciones a otro tabloide danés, Ekstra Bladet, Joaquín criticó hoy que se les haya hecho «daño» a sus vástagos.

Preguntado por si lo ocurrido había afectado a su relación con su madre, respondió: «No creo que sea necesario profundizar en ello».

Margarita II tiene otros cuatro nietos, hijos de Federico y la princesa Mary: Christian, de 15; Isabella, de 14, y los mellizos Vincent y Josefina, de 11. AG

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img