spot_imgspot_img

Primarias sacan a políticos del confinamiento

Tegucigalpa – Mientras los ciudadanos hondureños hacen frente a la pandemia del COVID-19, la clase política no soportó el “confinamiento” mediático que los ha mantenido ausentes de la agenda pública en los últimos 70 días.

-Libre se queja que tarjeta de identidad y nuevo censo electoral no estarán listos marzo, mes de los comicios primarios, lo que significaría un engaño.

-Mario Segura, jefe de la bancada liberal, sugiere que se puede ir a las primarias con el actual documento.

-Diputados nacionalistas David Chávez y Welsy Vásquez proponen cancelar las primarias y que cada partido escoja su candidato y el dinero se destine a afectados por el COVID-19.

Pero fue cuestión de unos escasos días para que volvieran al ruedo ahora con el tema de las elecciones primarias y las condiciones en que debería realizarse debido al desfase en el proceso de tener un nuevo documento de identidad y un censo electoral depurado.

Aunque el tema aglutinador son los tres elementos, elecciones primarias, nueva cédula y censo, la forma de abordarlos difiere según el prisma de cada actor presente en el drama político.

Existía el previo consenso que las próximas elecciones del 2021, primarias y generales, se haría con el nuevo documento de identidad que simultáneamente equivaldría a un nuevo censo electoral, depurando el existente, pero la pandemia del COVID-19 ha retrasado el calendario que habían elaborado los comisionados del Registro Nacional de las Personas (RNP).

Rolando KattanEl comisionado presidente del RNP, Rolando Kattan, señaló recientemente que las elecciones generales se realizarían con la nueva identidad y su respectivo censo, con lo cual dejaba entrever que el nuevo documento no estaría listo para los comicios primarios, previstos en el calendario electoral para marzo del 2021.

Casi inmediatamente la virtual candidata presidencial del opositor partido Libre, Xiomara Castro de Zelaya, criticó lo que serían unas elecciones primarias sin un nuevo censo e identidad y lo calificó de de un engaño, según escribió en su cuenta de Twitter.

“RNP: confirmado, no hay nueva identidad ni nuevo censo para elecciones primarias”, expresa inicialmente la publicación hecha por Castro de Zelaya en redes sociales. En ese sentido, en el mismo tuit agrega que “sin un sistema digital que respete la voluntad del pueblo y garantice transparencia en las primarias sería un nuevo engaño”, insistió la ´precandidata presidencial de Libre.

Castro de Zelaya es apoyada por seis corrientes para ganar por tercera vez los comicios primarios en Libertad y Refundación y ser la abanderada del partido para las elecciones presidenciales del 2021. Fue candidata en las elecciones generales del 2013, cuatro años después volvió a ganar las primarias, pero declinó la candidatura a favor de Salvador Nasralla, siguiendo la línea de Libre de forjar una Alianza de Oposición.

La posición de Xiomara Castro fue respaldada por su esposo y jefe político de Libre, el exmandatario Manuel Zelaya, que consideró que sería un suicidio político acudir a los próximos comicios con la actual cédula de identidad y el mismo censo electoral.

Financiamiento

Mientras otros sectores han clamado por prorrogar la fecha de las elecciones primarias debido a que según su justificaciones, el confinamiento por la emergencia sanitaria ha trastocado las fechas para la nueva identidad, lo que desató inmediatamente la polémica con todas las conjeturas posibles, desde los más benévolos que adujeron que la realidad del COVID-19 cambió el calendario hasta los extremos que consideraron que hay un plan siniestro para anular las elecciones primarias y con ello, las generales para elegir un nuevo mandatario.

Y la luz roja se encendió cuando el ministro de la Presidencia, Ebal Díaz, señaló  el pasado domingo en cadena nacional de radio y televisión que el Poder Ejecutivo prepara reformas al Estado, sin detallar en que consistían.

Inmediatamente el ministro Díaz alejó la posibilidad de que el actual mandatario Juan Orlando Hernández pudiese optar a un tercer mandato.

El presidente Juan Orlando Hernández respondió a los señalamientos de otra aspiración de su parte “sean serios, estamos en medio de una pandemia” y le pidió a la oposición que lo deje trabajar.

Pero las propuestas de los diputados del Partido Nacional, David Chávez y Welsy Vásquez, de suspender las elecciones primarias de marzo, aduciendo que las mismas costarían más de mil millones de lempiras y dichos fondos mejor destinarlos a combatir el nuevo coronavirus, provocó más dudas en la oposición.

La diputada Vásquez señaló previamente que los comicios primarios debían posponerse, aunque luego optó por sugerir que las mismas no se realicen.

Diputado David ChávezPor su lado, su colega legislador David Chávez señaló que los tres partidos grandes, Nacional, Libre y Liberal, se pongan de acuerdo internamente y designen a sus candidatos presidenciales.

“Las internas son temas de cada partido político… pero gastar 1 mil 100 millones de lempiras en una elección interna es pecado, es absurdo, es vulgar”, acentuó Chávez, que es el impulsor del movimiento Unidad y Esperanza del Partido Nacional, aunque popularmente es conocido como movimiento “sin cabeza”.

Nacionalistas

Al interior del partido Nacional  existen varios movimientos y las jugadas parecen estar a la orden del día.

Esta semana uno de los precandidatos presidenciales Jorge Lobo, del movimiento Todos por el Cambio que promueve su padre el expresidente Porfirio Lobo Sosa, anunció su retiro  de los comicios internos nacionalistas por considerar que no hay condiciones y que buscará forjar una alianza opositora, sin precisar con quien la forjaría.

Mientras el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, llamó a todos los actores políticos a la tranquilidad y prometió que el calendario electoral no se verá alterado  por efectos de la pandemia del coronavirus.

Oliva, que busca alzarse la candidatura presidencial del nacionalismo por el movimiento Juntos Podemos, señaló que la Ley del Tribunal de Justicia está lista en un 100 por ciento y que solo debe afinarse una vez que esté preparada la nueva ley del Consejo Nacional Electoral (CNE).

“Hay una preocupación válida por el proceso de enrolamiento que el RNP tiene que realizar y la pandemia ha sido uno los grandes obstáculos por el grado de exposición que se tiene, por la movilización, por eso es que el Registro tomó la acertada decisión de aumentar el plano de pre inscripción”, señaló el titular del Congreso Nacional.

Oliva indicó que como titular del CN no ha recibido comunicación del RNP en relación a que el nuevo censo electoral no estará listo para marzo. Indicó que de llegarse a esa situación será el CNE y el TJE, junto a los partidos políticos, quienes deberán decidir la fecha de las elecciones primarias.

Por su lado el designado presidencial Ricardo Álvarez, jefe del movimiento Salvemos Honduras, previamente había convocado a sus coordinadores a una reunión urgente el martes 26 vía formato virtual para debatir elecciones internas, nueva tarjeta de identidad y censo, así como posibles rutas democráticas de su agrupación.

Pero Álvarez sorprendió este miércoles al deponer su aspiración presidencial y unirse al movimiento de Oliva, con lo cual suma dos grupos internos el titular del Congreso Nacional, ya que previamente el Monarca de Roberto Ramón Castillo se había unido al mismo.

“Estoy anteponiendo mis aspiraciones presidenciales pensando en los mejores intereses para nuestro país, porque estoy haciendo lo que creo que es mejor para Honduras», señaló Álvarez en el acto de adhesión.

“Esos fantasmas que andas ahí de la oposición hablando de continuismo y reelección, así como tantas otras cosas más, este paso que estamos dando hoy con el doctor Oliva ahuyenta de una vez por todas los fantasmas de aquellos que quieren poner a temblar y a generar miedo en nuestro país y por eso ha llegado el momento de tomar decisiones no por mí, sino por Honduras. Nuevamente quiero decirles que estoy anteponiendo mis aspiraciones presidenciales pensando en los mejores intereses de nuestro país”, señaló el designado presidencial.

Reinaldo SánchezDe su lado el presidente del Comité Central del Partido Nacional, Reinaldo Sánchez, dijo que su institución ratificó celebrar los comicios primarios y generales de acuerdo al cronograma electoral ya establecido.

Sánchez se reunió con la dirigencia del comité central y acordaron el respaldo a las elecciones internas de la agrupación, a pesar que diputados de su partido proponen cancelar las mismas.

El presidente del nacionalismo dijo que la institución que dirige es la más interesada que las próximas elecciones sean las más transparentes y confiables.

Liberales

Por su lado en el Partido Liberal, su presidente Luis Zelaya señaló en su cuenta de Twitter “NO debe alterarse calendario electoral” y rechazó que las elecciones primarias sean corridas sus fechas porque es “tarde para alianzas”.

De su lado el jefe de la bancada liberal en el Congreso Nacional, Mario Segura, se mostró contrario a cancelar las elecciones primarias o correr su calendario si la pandemia del COVID-19 no se agrava.

Sobre la falta de un nuevo documento de identidad y censo, el diputado Segura señaló que las elecciones primarias de marzo se pueden realizar con la actual cédula. Sobre las denuncias de fraude que pudieran ocurrir en ese proceso si se usa la actual identificación y censo, Segura opinó que “sí hay fraude, pues, lo haríamos los mismos partidos políticos”.

spot_img
spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img