spot_imgspot_img

Presidente salvadoreño manda subir bono a policías y soldados por efectividad

San Salvador – El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, informó hoy que ha ordenado un incremento de 100 dólares a un bono trimestral otorgado a más de 38.000 policías, custodios de cárceles y soldados, por su «efectividad» en la reducción de asesinatos, que en 2017 han bajado 60 %.

«He tomado la decisión de incrementar el bono a 300 dólares» a más de 38.000 agentes y «esto lo hacemos fundamentalmente en reconocimiento a la labor realizada, a la efectividad con que han trabajado» por la reducción de los asesinatos, señaló el mandatario en conferencia de prensa.

Según cifras policiales, en los dos primeros meses del año se han registrado 493 homicidios en El Salvador, 60 % menos que los 1.404 de ese periodo en 2016, una baja que las autoridades atribuyen a «medias extraordinarias» de seguridad que incluyen la creación de un comando elite para dar caza a columnas armadas de pandilleros y la salida de más militares a la calle.

Anteriormente los cuerpos de seguridad recibían un bono de 200 dólares que provienen de un «tributo especial» de 5 % a las telecomunicaciones y ganancias aprobado por el Congreso salvadoreño en octubre de 2015.

Los beneficiarios son 24.000 policías, 1.100 custodios de centros penales y 13.000 miembros de la Fuerza Armada, de los que más de 10.400 participan en labores de seguridad ciudadana.

El anuncio del presidente fue hecho hoy durante una conferencia en la que el mandatario detalló una propuesta de distribución de los fondos recogidos por ese impuesto y que debe ser aprobada por el Congreso.

El Gobierno enviará al Legislativo, en fecha no detallada, el proyecto por el que la Policía recibirá 7,57 millones de dólares, 3,75 millones el Ejército y 250.000 dólares la Fiscalía para «el fortalecimiento institucional en la investigación del delito».

El Salvador es asediado por las pandillas Mara Salvatrucha (MS13), Barrio 18 y otras minoritarias, que poseen más de 600 células en todo el país, y a las cuales el Gobierno atribuye la mayoría de los crímenes.

El país centroamericano es considerado uno de los más violentos del mundo por sus tasas de 103 y 81,7 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2015 y 2016, respectivamente.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,127FansMe gusta
37,908SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img