Tegucigalpa – Consultado sobre las expresiones que constantemente profiere el candidato presidencial por el Partido Anticorrupción (PAC), Salvador Nasralla, en contra de los partidos tradicionales, el presidente Porfirio Lobo, se limitó a comentar que el aspirante es “un peleón”.
 

“Es peleón, pasa peleando ahí, qué pelea con Andrés Pavón, sólo pasa peleando”, expresó el mandatario durante un acto de entrega de silos rurales en el municipio de Talgua, Lempira.

Lobo indicó que “es importante que cualquier hombre o mujer que aspire, entender que lo más importante, es la reconciliación entre todos porque la confrontación no nos lleva a nada bueno para Honduras”.

Agregó que en las elecciones generales que se celebrarán el domingo entrante participan siete candidatos y una candidata con nueve partidos y para los votantes de cualquier pensamiento o ideología en esos aspirantes e instituciones políticas, está reflejado, lo que fortalece la democracia a través de las diferentes opiniones.

Sobre la inscripción del partido Libertad y Refundación (Libre) y otras fuerzas políticas nuevas para participar en las elecciones generales del próximo domingo, Lobo recordó que su gobierno lo que ha hecho, es reconciliar a la familia hondureña y respetar las diferentes corrientes de pensamiento, lo que hará hasta el último día de su mandato.

Indicó que ha prohibido que funcionarios del Poder Ejecutivo del más alto nivel, se manifiesten oficialmente sobre el proceso electoral porque esa es una potestad del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Al consultarle sobre su pronóstico acerca de qué partido va a ganar las próximas elecciones generales, respondió que “ahí es el pueblo el que va a decidir, ustedes y yo sabemos quién va a ganar; por los vientos que soplan, soplan bien para Honduras”.

El gobernante dijo no sentirse triste porque pronto saldrá de la presidencia de la República, pues “estoy agradecido con Dios, con el pueblo hondureño y con mi partido; ser presidente es un alto honor, no importa lo difícil que haya sido para mí, es el mandato de Dios que yo acepto con humildad”.

Aseveró que en su gobierno, se combatió bastante la corrupción como nunca se había hecho principalmente en los sectores de seguridad, compra de medicamentos, mientras que en educación, se logró que se cumpla con los 200 días de clases, “aunque ahí andan algunos en campaña que quieren ganar, si esos ganan van a mandar a los niños a sufrir porque son los que siempre le han negado el derecho a los niños a la educación”, cuestionó Lobo al aludir a la dirigencia magisterial.