Tegucigalpa – El presidente del Poder Legislativo, Mauricio Oliva, llamó a “no satanizar” el tema de la reelección presidencial en Honduras y agregó que quienes se atrevan a impulsar esta idea deben tener los consensos necesarios.
 

El diputado presidente del Parlamento hondureño refirió que en el Congreso Nacional pasado se reformó el artículo 5 de la Constitución, que permite revisar la Carta Magna, por lo que quien se atreva a hacerlo, debe crear los consensos necesarios y eso tampoco se debe satanizar.

Añadió que se debe recordar que el Legislativo anterior hizo varias reformas constitucionales, “pero no hay porque asustarse, si el tema es vigente y de interés de la población, se verá reflejado en la capacidad de construir espacios de diálogo que den por resultado un consenso que lo haga viable, sino nos quedamos como estamos”.

Cabe señalar que hace unas semanas, el ex presidente Rafael Leonado Callejas (1990-1994), dijo que aspiraría a un reelección sólo en el caso que llegara a aprobarse y que la misma fuera alterna y no continúa.

Vocación pacifista de Honduras

El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, dijo este lunes que nadie puede ignorar la vocación pacifista de Honduras, ante las declaraciones del mandatario de El Salvador, Mauricio Funes, sobre la posesión de la Isla Conejo, sobre la cual Honduras ejerce soberanía en la zona del Golfo de Fonseca.

El titular del Legislativo se refirió a este y otros temas, luego de compartir un almuerzo con la crónica parlamentaria y en donde afirmó que los hondureños deben tener claridad de pensamiento, en cuanto a un fallo emitido por la Corte Internacional de Justicia en 1992 que acabó con el diferendo limítrofe entre los dos países.

Ese falló de La Haya, define con claridad los límites de ambos países y se debe tener suficiente capacidad de diálogo entre los tres países ribereños en el Golfo de Fonseca, cuyos habitantes sufren las consecuencias de la situación, arguyó.

“Creo que ya el gobierno que encabezó el ex presidente Porfirio Lobo, definió un protocolo a seguir para definir cómo quedan claramente establecidos los límites en el golfo y que ya están marcados por la sentencia de la Corte Internacional de Justicia”, apuntó.

Recalcó que nadie puede ignorar la vocación pacifista que tiene Honduras y que para pelear se necesitan dos, pero hay espacios de diálogo qué se deben fortalecer, con acompañantes internacionales y llegar a una solución definitiva.

“De todas maneras y con respeto y consideración del caso al presidente Mauricio Funes de El Salvador, él ya no tiene espacio de tiempo para llevar a cabo esto, será la nueva administración con quien se va a coordinar y buscar la convivencia pacífica en la región”, añadió.

Para Oliva, lo que todos deben aspirar es a una explotación tripartita en el golfo, para el caso en turismo, generar empleo en la zona y beneficiar a los tres países, fomentar las buenas relaciones y que no por una declaración, se ponga en precario la paz regional.

Otros temas

Por otro lado, Oliva rechazó que Estados Unidos esté retirando la ayuda militar a Honduras, pues por el contrario percibe que hoy más que nunca, se trabaja de forma estrecha en la lucha contra la narcoactividad y el lavado de activos.

Sin embargo, admitió que hay aspectos donde la ley hondureña entra en un grado de incompatibilidad con la de Estados Unidos, para el caso la de espacios aéreos, pero en este caso lo que prima es el interés de Honduras y es una decisión soberana.

En cuanto al debate generado por la propuesta de Píldora Anticonceptiva de Emergencia (PAE) o píldora del día siguiente, dijo que es un tema de muchas aristas y que hay que darle discusión porque se puede ver de varios aspectos.

Señaló que primero hay que ver el tema desde el punto de vista social y científico y otros que lo ven desde lo moral y religioso y buscar una conciliación entre esos aspectos, que no es fácil porque hay mucha pasión de todos los lados.

Según Oliva, se deben ver los antecedentes y en el gobierno del ex presidente Manuel Zelaya se debatió. “Yo siempre he dicho que no hay que temer al diálogo, pero con altura y madurez, teniendo como objetivo el bienestar de la familia hondureña y en especial de la mujer”, acotó.

En cuanto al caso de las extradiciones, dijo que aunque es del ámbito de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), ya hay un protocolo, que no ha llegado a la Cámara Legislativa, pero que permite la extradición de un hondureño, en caso de comprobar indicios racionales que debe ser juzgado en otro país.

Siempre en el ámbito jurídico, se refirió al tema del indulto a presos por razones humanitarias y apuntó que este día fue informado de la opinión de la CSJ en relación a esta ley que es ilustrativa, pero no vinculante.

La propuesta en mención que llegó a la secretaría del Congreso, es ilustrativa, no vinculante, pero se va analizar porque trae elementos que pueden hacer que la legislación sea más acorde con la realidad y lograr un producto más elaborado, apuntó.

Respecto a la renuncia presentada por el magistrado del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Enrique Ortez Sequeira, dijo que no conoce mayores detalles, pero el funcionario vaca en su cargo en mayo próximo y que no tendría razón nombrar a un sustituto por ese tiempo.