spot_imgspot_img

Presidente Alvarado afirma que deja las finanzas de Costa Rica en orden

Por:

San José – El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, afirmó ese lunes en su último informe anual de labores ante el Congreso que deja las finanzas del país «en orden» y destacó los avances en materia de infraestructura y derechos humanos, en «una de las épocas más duras de las que hay memoria».

«Si debiese sintetizar lo hecho en 4 años, afirmo que: ordenamos las finanzas de la casa para evitar la crisis, protegimos al país de la pandemia, construimos obra pública, combatimos el populismo y promovimos los derechos humanos, posicionamos al país como líder mundial en la lucha contra el cambio climático», expresó el gobernante.

Alvarado, quien el próximo domingo entregará el poder al presidente electo; Rodrigo Chaves, expuso su informe frente a su gabinete, los presidentes de los supremos poderes, cuerpo diplomático y los diputados que integrarán el Legislativo para el periodo 2022-2026 y que comenzó funciones ayer.

«De mi Gobierno se podrán debatir decisiones. Pero lo que es innegable es que afrontamos una de las épocas más duras de las que hay memoria en mucho tiempo. Como innegable resulta que no solo enfrentamos la adversidad de la pandemia de la covid-19 por más de dos años; sino que la resistimos y al mismo tiempo, con la otra mano, hicimos reformas y obras necesarias y de fondo, muchas postergadas por décadas», expresó Alvarado.

Durante su mandato, Alvarado consiguió la aprobación en el Congreso de una impopular reforma tributaria que pretende reducir el déficit y contener la creciente deuda, pero que era rechazada por sectores sociales, algunos partidos de oposición y los sindicatos.

En su Gobierno también se aprobó un acuerdo financiero con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 1.778 millones de dólares a cambio de una serie de reformas, la principal de ellas una Ley de Empleo Público que reduce los pluses salariales e introduce un salario global para los trabajadores estatales.

Todo esto generó huelgas y protestas de sindicatos y grupos sociales, que en algún momento se tornaron violentas.

El presidente señaló que en 2021 el déficit primario fue 0,27%, el menor déficit respecto al PIB en los últimos 13 años, y el déficit financiero cerró en 5,03%, el más bajo en 9 años.

«Es constatable, el Gobierno sí puso orden en ingresos y gastos», dijo.

Alvarado destacó que su Gobierno «estabilizó claramente la senda de las finanzas públicas, no desde una visión electorera o de triunfos temporales, sino desde la responsabilidad y el largo plazo» y a pesar de «los costos políticos que pagaría».

En cuanto a infraestructura, Alvarado subrayó el desarrollo de proyectos viales como la modernización de la carretera de circunvalación en la capital y el avance de carreteras en el Pacífico, además de la construcción de hospitales.

El presidente reconoció que pese a que la economía muestra signos de reactivación, «el desempleo no cedió, en buena parte por la pandemia».

«Han sido años difíciles, porque ya teníamos nuestros retos y a esto se sumó la pandemia del covid-19. Este virus y sus consecuencias han sacudido al mundo, y a nuestro país por más de dos años. Murieron más de 8.400 costarricenses por esa causa. Y también vimos afectado el empleo», señaló.

Otro punto que destacó Alvarado es la defensa de los derechos humanos y reseñó que en su mandato entró en vigencia el matrimonio entre parejas del mismo sexo, se habilitó una clínica pública de fecundación in vitro, la anticoncepción de emergencia, una norma técnica de aborto terapéutico, y se aprobaron leyes contra el acoso callejero hacia las mujeres y otra para la erradicación de la violencia política contra las mujeres.

En cuanto a medioambiente, el mandatario aseguró Costa Rica «es un ejemplo para el mundo» y recordó la ampliación de la protección marina, el Plan Nacional de Descarbonización y la generación del 99 % de la electricidad con fuentes limpias.

Alvarado, de 42 años, terminará su mandato de 4 años el próximo domingo, con lo cual también finalizarán 8 años consecutivos de Gobierno del centroizquierdista Partido Acción Ciudadana (PAC), que comenzó con Luis Guillermo Solís (2014-2018).

En las elecciones generales de febrero pasado, el candidato presidencial del PAC, Welmer Ramos, solo obtuvo el 0,66 % de los votos y el partido no consiguió un solo diputado para el Congreso, el peor resultado para un partido de Gobierno en la historia reciente del país. JS

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
spot_imgspot_img