Tegucigalpa – Las máximas autoridades del Ministerio Público presentaron este jueves el informe de sus primeros 60 días de gestión, en el que destacaron “la repotenciación” de la Fiscalía contra la Corrupción.
 

– No se detallaron como avanzan las investigaciones de los casos específicos, tampoco sobre otras acciones como el combate contra la impunidad.

– Como uno de los grandes logros se informó sobre la presentación de un requerimiento fiscal contra el ex titular de la OABI, Omar Zúniga.

Aunque las nuevas cabezas del Ministerio Público habían prometido informar sobre acciones puntuales en casos que han conmovido a la ciudadanía, el informe se limitó a explicar sobre el curso de las investigaciones contra más de una veintena de fiscales acusados por presunto enriquecimiento ilícito, de los que ocho de ellos ya fueron desestimados.

El fiscal general, Óscar Fernando Chinchilla, mencionó que en el caso de las presuntas irregularidades en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), el MP trabaja en el tema desde hace algunos meses. “De hecho una unidad élite que tiene el Ministerio Público, que es la unidad de apoyo fiscal está trabajando en este caso y ha tenido toda la libertad y el apoyo de parte de la fiscalía general adjunta y la general para que lleven a cabo las investigaciones. De haber indicios fuertes se presentarán los requerimientos contra quienes son señalados como responsables”, afirmó.

Además, destacó que están reestructurando la Fiscalía contra la Corrupción para “repotenciarla”.

Agregó que “precisamente parte de comprender que este fenómeno de la corrupción tiene aristas enormes, en el evento que se ha dado esta mañana y este convenio sustancial e importante, en el que vamos a complementarnos con el apoyo y las capacidades técnicas y ante todo con el espíritu que tienen los miembros del Consejo Nacional Anticorrupción para juntos articular unidades de investigación”.

Sobre las investigaciones contra unos 22 fiscales del Ministerio Público, quienes fueron señalados por presunto enriquecimiento ilícito y ligues con el crimen organizado, el fiscal Chinchilla dijo que “esto es muy sensible, hemos manejado el mismo de manera adecuada, las investigaciones sobre posible enriquecimiento ilícito de algunos fiscales se han manejado de una manera detallada y científica”.

Continuó que “la Fiscalía ha hecho un trabajo coordinado con la Comisión Nacional de Banca y Seguros y el Tribunal Superior de Cuentas, cada caso ha llevado horas y días de estudio coordinado con estos entes contralores, lo que ha permitido determinar que ocho personas de las que se encontraban en este listado no han tenido ningún enriquecimiento ilícito en su patrimonio”.

Explicó que se continúan con las investigaciones del resto de los fiscales de esa lista. “Si se comprueba que hay responsabilidad de alguno de éstos, se presentarán los respectivos requerimientos fiscales, como ya se hizo con otros seis requerimientos que se presentaron y se investigan un promedio de 200 denuncias más”.

El pasado 21 de septiembre, el fiscal general adjunto, Rigoberto Cuellar, dijo que presentarían un informe sobre los primeros 60 días de la gestión que encabeza Óscar Chinchilla y que en el mismo detallarían el curso de las investigaciones sobre algunos casos específicos que la ciudadanía desconoce en qué etapa se encuentran.

“Estamos comprometidos a rendir cuentas al pueblo hondureño en el término de 60 días e informar como marchan algunos casos”, manifestó Cuellar.

Óscar Fernando Chinchilla y Rigoberto Cuellar, fueron electos como fiscal general y fiscal general adjunto, respectivamente, el pasado 25 de agosto, por lo que cumplieron sus primeros 70 días de gestión en la Fiscalía hondureña.