spot_img

Precios de alimentos por las nubes, hasta en documentos oficiales

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa (Especial Proceso Digital) – Rara vez los documentos oficiales se alinean con la brutal realidad que viven los hondureños en los mercados y otros centros de venta de alimentos y demás bienes. En estos momentos la inflación oficial casi es similar a lo que dicta el mundo real, no la realidad de los despachos cómodos y bien refrigerados de los funcionarios públicos.

– El gobierno sostiene que un 40% de la inflación es importada a causa de la escalada bélica en Ucrania.

– Vendedores consideran que para Navidad los precios de los alimentos aumentarán más en las carnes y los vegetales.

Todas las semanas, por no decir todos los días, las amas de casa y los consumidores en general, son notificados por los dueños de pulperías, puestos de venta y en los mercados, de la subida de los precios de los alimentos. Ya no es novedad, ni hay sorpresa para los consumidores.

Las alzas en los alimentos, calzado, electricidad y otros es el pan diario de los hondureños que ven como los precios devoran los salarios y empujan a las familias a la pobreza que en Honduras se extiende por los cuatro rincones del país a niveles que superan el 70%.

Un recorrido realizado por Proceso Digital por los diversos mercados, pulperías y puestos de venta, evidencian que los alimentos cada día están más fuera del alcance de las familias e incluso ya se dan casos que se están racionando sus ventas, algo que como mínimo debería hacer saltar las alarmas en el aparato gubernamental.

Cifras oficiales

El recorrido por los centros de expendio confirma las frías estadísticas gubernamentales, está vez del Banco Central de Honduras (BCH, emisor), que señalan el alza de los productos alimenticios.

Y es que la inflación del BCH, medida por el Índice de Precios al Consumidor (IPC), reporta que en octubre fue de 0.66%, con lo cual alcanza un acumulado de 8.33% de enero a octubre y la única interanual en 10.18%, manteniendo la cifra de dos dígitos, algo no visto en las últimas décadas.

Pero lo destacado de este reporte oficial del BCH es que el componente que más impacta en el 0.66%  es el rubro de alimentos y bebidas no alcohólicas que aporta 0.43%, lo que equivale a que dos tercios de la inflación es producto de los incrementos en los alimentos.

Los otros dos aportantes al IPC son el rubro de agua, electricidad, gas, alojamiento y otros combustibles con el 0.06 % y transporte con 0.05%, los otros dos puntos clave en el funcionamiento del hogar.

Según el reporte del BCH de octubre sobre inflación, el rubro de fue influenciado por las alzas en “frijoles, huevos, hortalizas (lechuga, cebolla, yuca, tomate pera y zanahoria), lácteos (queso, mantequilla, leche en polvo y pasteurizada), tortillas, azúcar, pollo, cereal, uvas y jugos; algunas de estas alzas fueron ocasionadas por distorsiones en la comercialización en el mercado local”.

Es de tomar nota que el BCH trabaja para medir la inflación con una metodología de unos 20 años, donde se encuentran 198 productos y servicios. El estándar internacional es que cada 10 años se revise la metodología de la lista para que esta refleje los reales patrones de consumo de la población.

El BCH y el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) acordaron hacer una encuesta nacional que actualizara los datos el 2020, pero ese año fue el de la pandemia del COVID-19 y el mismo fue suspendido.

Los mercados señalan que los precios van a más

Mientras los mercados hondureños reflejan que los precios no solo se han incrementado desde inicio de año, sino que anuncian que la temporada de diciembre irá a más alzas.

Josué Laínez, un vendedor de carne en el popular mercado San Miguel de Tegucigalpa, dijo a Proceso Digital que “han aumentado demasiado las carnes”, señalando que los precios del cerdo, res y pollo han estado en alza todo el año y adelantó que para “la temporada navideña va a estar carísimo”.

El vendedor indicó que, a causa de los aumentos, las ventas han bajado porque el dinero no rinde. Detalló que una libra de carne de res la venden a 80 lempiras, mientras la de cerdo está a 60 lempiras y antes valía 40 lempiras.

Hugo Rápalo, expendedor de productos lácteos, dijo que los “los precios se han elevado muchísimo” y adelantó que  el pollo y el huevo se incrementarán más en Navidad.

Recordó que comenzó el año comprando un huevo a tres lempiras la unidad y ahora se encuentra a cinco lempiras y “eso que no hemos entrado a diciembre donde la demanda es más grande por las torrejas y todos los productos navideños.

Maritza Colindres, comercializadora de vegetales y frutas, dijo que todo está en alza y hasta las hojas de tamal se venden a 10 lempiras, pero estima que en los próximos días se incrementarán a 15 lempiras.

Indicó que la papa se vendía a 8-10 lempiras, pero ahora el precio de venta es de 15 lempiras y adelantó que para las fiestas decembrinas el aumento será mayor.

Hondureños limitan consumo de carne y otros alimentos 

Para el economista del Fosdeh, Ismael Zepeda, «La inflación no sólo es un porcentaje, es la pérdida de poder de compra de las mayorías».

Agregó que la inflación afecta a los que tienen menos, es decir en pocas palabras que los ingresos no crecen de la misma manera que corren los precios y en estos momentos ya se empieza a ver hasta escasez de algunos productos, producto de la inflación porqué los costos se han incrementado enormemente.

 Adicionó que los hondureños se ven limitados y entran en grandes disyuntivas en grandes reflexiones en el hogar es decir “tomamos decisiones entre comer menos carne por tener el acceso al arroz y los frijoles, que se necesitan limitamos por ejemplo la vestimenta el hondureño sortea ese tipo de consumo utilizando ropa de segunda”. (PD)

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img