spot_imgspot_img

Portentoso desfile militar en celebración del Bicentenario

Tegucigalpa – Un portentoso desfile cívico-militar para conmemorar el bicentenario de independencia se vivió en Honduras este 15 de septiembre, lo que representa la última celebración de este tipo para el saliente presidente Juan Orlando Hernández que entrega el poder el próximo 27 de enero próximo.

– Un rígido control militar se encargó de velar por “el éxito” de los desfiles en el Estadio Nacional.

Desde muy temprano este miércoles, las principales avenidas y bulevares e incluso el anillo periférico capitalino sirvieron como pasarela para mostrar el músculo de la Fuerza Armada hondureña que sacó tanquetas, convoyes y vehículos militares que únicamente suelen salir en situaciones de emergencia.

Igualmente, por los cielos surcaron avionetas, helicópteros y apenas dos F-5 para engrosar el tributo castrense a los 200 años de independencia patria.

Efectivos policiales y militares se adueñaron de las principales arterias que conducían al Estadio Nacional Tiburcio Carías, el teatro donde se rendirían los honores a la República.

La pandemia de COVID-19 impidió que los protagonistas de la gala cívica fueran los estudiantes de  colegios de educación media, aunque uno que otro centro de enseñanza tuvo participación en el desfile donde predominó el verde olivo.

Casi como por arte de magia, la COVID-19 desapareció durante las celebraciones bicentenarias. Los centros de vacunación cerraron sus puertas y la población colgó la mascarilla. Los recintos hospitalarios no fueron la principal fuente de información y la población descansó de las sombrías e infaustas noticias derivadas de la pandemia.

Grito de independencia

«Nuestra región debe estar en los ojos del mundo, en los intereses de los inversionistas, por su privilegiada posición geográfica en medio de dos océanos, por sus riquezas y bellezas naturales, y por la laboriosidad de nuestra gente» dijo el mandatario.

Desde las primeras horas comenzaron los tributos a la patria en la sede del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), donde se lanzó el ya tradicional grito de la independencia.

Ahí los tres presidentes de los poderes del Estado acompañaron los actos de Izada de la Bandera y Lectura del Acta de Independencia, acto que marcó el inició de la celebración.

El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, volvió a hacer suyo el discurso sobre las extremas condiciones de violencia que azotaron el país y que lo convirtieron en el más trágico del planeta.

Después de vivir varios años de barbarie, Honduras es hoy un país de relativa paz con un índice de homicidios que bajaron de 86 hasta 38 por cada 100 mil habitantes y cuyas autoridades desarticularon todos los carteles de la droga y siguen trabajando sin descanso para darle seguridad al territorio y a la población, dijo Hernández.

A lo anterior, Hernández añadió que se redujo a casi cero el tráfico de drogas por el territorio hondureño, y entre los países del sur y los del norte, pero se sigue trabajando todos los días sin descanso para combatir ese flagelo.

Cardenal llama a votar con conciencia

Santa Eucaristía desde la Basílica de Nuestra Señora de Suyapa, presidida por Su Eminencia Reverendísima Cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga en conmemoración de los 200 años de Independencia.

Al fragor de la celebración del Bicentenario, el cardenal Óscar Andrés Rodríguez, llamó a los hondureños a ejercer el sufragio en las elecciones generales del 28 de noviembre y «derrotar» la pandemia, para demostrar el patriotismo y amor por el país.

«El patriotismo y el amor a Honduras se puede demostrar tratando de derrotar la pandemia con los instrumentos que tenemos en nuestras manos: la vacunación y las medidas de bioseguridad, y saliendo masivamente a votar en las próximas elecciones», dijo el cardenal en una homilía en conmemoración de los 200 años de independencia de la corona española.

«No es lo mismo votar que elegir, tenemos que elegir a los mejores ciudadanos para que Honduras pueda cambiar, pero nadie puede quedar indiferente», enfatizó el religioso.

Calificó al personal sanitario como “los próceres de hoy”.

Rodríguez destacó que uno de los desafíos que tiene Honduras en esta nueva etapa es que “seamos independientes de la muerte fratricida, que terminen ya esos crímenes por dinero y droga”.

Mientras avanzaban los festejos, las felicitaciones de gobiernos amigos y organismos mundiales llegaban uno tras otro.

(LEER) Con desfile cívico militar celebran sampedranos los 200 años de Independencia

Felicitaciones con acento electoral

A ese tenor, el secretario de Estado Antony J. Blinken, en nombre del Gobierno de los Estados Unidos y el pueblo estadounidense, felicitó al pueblo de Honduras, por sus 200 años de independencia.

Estados Unidos y Honduras disfrutan de una larga historia de colaboración y están estrechamente conectados por la cultura, la geografía, los lazos familiares y el comercio, dijo en su saludo Blinken.

“El año pasado nos unimos para luchar contra la COVID-19, ya que los Estados Unidos donó más de 3 millones de dosis de vacunas y millones de dólares en suministros para ayudar al pueblo hondureño a mitigar la propagación de la pandemia”, recordó.

Blinken, aprovechó la ocasión para resaltar que, “las elecciones generales de noviembre ofrecen una oportunidad crucial para demostrar la resiliencia y la fuerza de la democracia de Honduras”.

Igualmente, la coordinadora residente de la ONU en Honduras, Alice H. Shackelford, auguró para Honduras un futuro lleno de paz y cumplimiento tanto de los derechos humanos como del Estado de derecho.

De su lado, Richard Barathe, actual representante residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Honduras, destacó a Honduras como un maravilloso país y manifestó su deseo de un futuro de paz, justicia e inclusión.

¿Cuál independencia?, la pregunta de Libre

Candidata presidencial Xiomara Castro.

Bajo consignas de “la patria no se vende, no a las ZEDES” y “JOH es pa´ fuera  que vas”, el Partido Libertad y Refundación (Libre) y varios movimientos de oposición realizaron un desfile paralelo en Tegucigalpa.

El acto estuvo encabezado por la candidata presidencial Xiomara Castro y el coordinador del instituto político, el expresidente Manuel Zelaya Rosales.

El desfile paralelo dio inicio en un extremo del bulevar Morazán de Tegucigalpa donde miles de simpatizantes se dieron cita.

El expresidente Zelaya volvió a tachar las celebraciones por el Bicentenario de independencia y retó al gobernante Hernández a salir a la calle para recibir el cariño de la gente.

Aseveró que esta es la última celebración del Partido Nacional en el poder.

La gala cívico-militar

Un poco entrada la mañana, en el Estadio Nacional de Tegucigalpa se permitió el ingreso de poca afluencia de personas para presenciar lo que sería el honor a la patria encabezado por las fuerzas militares y policiales.

Durante el evento hubo un control castrense “al dedillo”. Muchos periodistas que cubrieron el acto se quejaron de que no los dejaron acercarse al estrado principal, donde había presencia exclusiva de los uniformados de verde olivo, los que tomaron las mejores fotografías e hicieron oportunos videos aprovechando su espacio preponderante.  

Pelotones del Ejército, Fuerza Naval y otras ramas del instituto castrense, así como cuadros de la Policía Nacional monopolizaron los actos de conmemoración en el coloso capitalino ante la presencia de los jefes de los poderes del Estado y algunos funcionarios de gobierno. Los efectivos de seguridad se confundían en variados cuadros de humo de colores, al tiempo que sonaban los cañonazos desde el Cerro Juana Laínez.

El majestuoso espectáculo de artillería aérea, que esta vez solo contó con la participación de dos aviones F-5, se robó las miradas de los asistentes a la máxima instalación deportiva.

Llegado el mediodía el espectáculo de los paracaídas tuvo su momento.

Un total de 29 paracaidistas realizaron la exhibición aérea en el Estadio Nacional, deleitando con su impresionante salto a los espectadores.

Uno a uno los jóvenes paracaidistas fueron haciendo su salto, ante la mirada de los presentes, la mayoría lograron realizar su espectáculo y un aterrizaje casi perfecto.

No obstante, uno de los paracaidistas, tensó los nervios por unos minutos ya que no logró realizar su aterrizaje en el punto central y cayó en las cercanías de la Feria del Agricultor.

Lo bueno es que no pasó de un pequeño susto y el joven paracaidista salió ileso y explicó que una corriente de aire le impidió aterrizar en el punto establecido.

San Pedro Sula, otro despliegue militar

En la norteña San Pedro Sula, el despliegue militar también fue imponente.

Destacamentos tras destacamentos desfilaron por calles y avenidas de la ciudad.

Los actos conmemorativos del Bicentenario se realizaron en la sede de la 105 Brigada de Infantería.

Allí llegaron las autoridades civiles como la gobernadora Waldina Chiang,quien entre otros conceptos conmemorativos reconoció el papel fundamental de las FFAA a la que agradeció por la protección a la soberanía, entre otras tareas a ellas encomendadas.

Advertencia de Hernández

En su discurso el presidente Hernández resaltó que los nuevos enemigos de la independencia son los mismos del pasado, poderosos y con grandes recursos.

En su discurso de mediodía, el presidente Juan Orlando Hernández hizo un repaso histórico a su mandato de casi ocho años, y dijo que durante ese tiempo tuvo que enfrentar al crimen organizado y el narcotráfico, ya que el país se dirigía a ser un Estado fallido, detallando que se estuvo en el profundo abismo y casi se pierde el país, ya que se dirigía a ser un narcoestado. Igualmente reprobó el matrimonio igualitario y la práctica del aborto entre oros conceptos.

El mandatario hondureño consideró que las actividades criminales continuarán representando un desafío para el futuro y por ello señaló que a quien elija el pueblo hondureño el 28 de noviembre como su próximo presidente deberá seguir enfrentando este flagelo.

Resaltó que los nuevos enemigos de la independencia son los mismos del pasado, poderosos y con grandes recursos, detallando que entre los mismos se encuentran el narcotráfico, maras y pandillas, la pobreza, la corrupción, la violencia irracional, el cambio climático y sus efectos adversos, entre otros.

Hernández dijo que todos esos enemigos están confabulados de forma simultánea para robar la paz, la esperanza y los valores que definen a la sociedad hondureña.

No al aborto ni al matrimonio igualitario: Hernández

Madre e hija disfrutando de la celebración de la independencia de Honduras.

El gobernante indicó que la Constitución del país señala que están bajo la protección del Estado la familia, el matrimonio, la maternidad y la infancia que consideró están en peligro por el matrimonio entre personas del mismo sexo, el no respeto a la vida y querer inculcar a los niños antivalores como la ideología de género, donde se señala que las personas nacen neutrales, ni hombre, ni mujer.

El discurso del mandatario se apagó poco después del mediodía, pero las actividades de festejo se prolongaron en diferentes escenarios y ciudades de Honduras. (JS)

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,564FansMe gusta
39,852SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img