Tegucigalpa – La planificación de acciones para evitar la reducción del caudal de agua que circula por la cuenca del río Guacerique y resguardar esa área protegida, fue comunicada por los habitantes de las comunidades de Lepaterique, las Tapias y Mateo, a una misión del Secretariado del Fondo de Adaptación (FA) y del Centro Regional del PNUD.
 

La misión visitó las comunidades aledañas a la cuenca, donde conversaron con los habitantes que viven en esa zona. Los pobladores les informaron que debido al cambio climático, el caudal del agua que recorre esta área protegida se ha reducido considerablemente tanto en estación seca y lluviosa.

Los expertos observaron las actividades de demarcación, delimitación y rotulación realizadas por el Instituto Conservación Forestal (ICF) y el Servicio Autónomo de Acueductos y Alcantarillados (SANAA), en los cuales se hace énfasis en cuidar y proteger los bosques.

La gira de campo es parte de las actividades de monitoreo y evaluación del Proyecto «Enfrentando riesgos climáticos en recursos hídricos en Honduras: incrementando resiliencia y disminuyendo vulnerabilidades en áreas urbanas pobres», que impulsan en Honduras el FA y el PNUD a través de Serna.

La delegación internacional fue integrada por Reis López, de la Oficina Regional del PNUD en Panamá y Daniel Gallagher y Daouda Ndiaye del secretariado del FA, acompañados por Irene Ortega de la Dirección Nacional de Cambio Climático de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (SERNA) y Noelia Jover del PNUD.

En la visita la delegación pudo observar directamente, que con los proyectos del FA se realizan acciones concretas que han incrementado la capacidad adaptativa de las comunidades, para enfrentar el cambio climático.

Los beneficiarios directos contaron como poco a poco, se han integrado a las actividades de protección de la cuenca Guacerique, una de las principales abastecedoras de agua de Tegucigalpa.