Tegucigalpa – La especialista en derecho de la niñez, Karla Cueva, en el día conmemorado a la celebración de los niños hondureños, manifestó que la creación de leyes no es la solución a la situación difícil de la niñez, mientras que otros sectores piden implementar programas de prevención para bajar los altos índices de violencia en contra de este sector de la población.
 

Señaló la debilidad de la institucionalidad, aunque reconoció que se realizan esfuerzos, pero sin vinculación social para definir la niñez que debe de ser atendida con prioridad.

Dos de cada tres niños están dentro de la pobreza, un millón de niños obligados a trabajar, hay muchos explotados sexualmente y en los últimos 12 años se registran al menos 7 mil menores de 18 años muertos.

“No basta con producción de leyes, si ese fuera el indicador el país estuviera mucho mejor, hasta hace unos cinco años habían 42 leyes relacionadas con el tema niñez y familia y sin embargo vemos estas cifras”, lamentó.

Criticó que “aquí los actores no se han sentado en una mesa para visualizar la niñez que tenemos y la queremos en el país de acuerdo a la convención de los derechos del niño”.

Agregó que se necesita un ente rector fuerte que logre liderar en materia de niñez que sea capaz en sentar a todos los actores involucrados para pensar y actuar a favor de la niñez, lo que hemos tenido en los últimos 16 años es una institucionalidad débil, trabajando únicamente por unos cuatro mil niños y olvidando a todos los niños del país.

La especialista dijo que hay políticas de educación, salud, protección social, es necesario antes de aprobar una ley analizar lo que ya se tiene aprobado y también el impacto económico de cada ley aprobada.

Mientras que Arnaldo Torres Rubio, miembro del programa de prevención de la violencia, dijo que hacen falta alianzas estratégicas para lograr el efecto de la prevención de la violencia en el país.

“Desafortunadamente en los hogares y en las escuelas no se enseña a la niñez a tener proyectos de vida, para que su futuro sea más efectivo a la hora de crecer”, lamentó.

En ese sentido, hizo un llamado al ministro de Educación, Marlon Escoto, para abrir las puertas de las escuelas y colegios para el proyecto llegue a cada niño, niña y jóvenes.

“El problema de la violencia no lo van a resolver las instituciones, sino que se tiene que hacer un trabajo en equipo, implementando modelos”, sostuvo.

Por su parte, la ex ministra de la Mujer, Selma Estrada, arguyó que no hay políticas públicas para los niños y niñas en Honduras, al mismo tiempo que pidió al Congreso Nacional que para la ley que buscan implementar que acudan a técnicos y expertos en la temática.