spot_imgspot_img

Panamá registra 266 defunciones por COVID-19 y 9,268 contagios confirmados

Panamá – Las autoridades de salud de Panamá dijeron este viernes que se registraron 6 muertes más por el COVID-19 y 150 nuevos casos, para un acumulado de 266 defunciones y 9,268 contagios confirmados de la enfermedad.

Hay 354 pacientes hospitalizados, 281 en sala general y 73 en las unidades de cuidados intensivos (UCI), y en aislamiento domiciliario se encuentran 2,568 personas, 744 de ellos en hoteles que funcionan de forma temporal como hospitales.

Se han recuperado 6,080 afectados por la enfermedad, que se detectó el 9 de marzo pasado en Panamá, el país que acumula más casos y más pruebas de detección en Centroamérica.

A la fecha se han efectuado 47,768 pruebas para detectar la COVID-19, de las cuales el 77 % han resultado negativas (36,821) y el 23 % positivas (10,947), que comprenden primeras y segundas muestras para confirmar o descartar la infección.

Las pruebas por millón de habitantes ascienden a 11,165, con 970 nuevas muestras realizadas en las últimas 24 horas.

La directora de Epidemiología del Ministerio de Salud de Panamá (Minsa), Lourdes Moreno, explicó que las personas de entre 60 y más de 80 años concentran la mayor cantidad de defunciones (191), muchos de los cuales sufren el arrastre de enfermedades crónicas.

Panamá se encuentra baja cuarentena nacional indefinida desde el pasado 25 de marzo y esta semana comenzó la reactivación gradual de la economía del país, a través de seis bloques de actividades, cinco de las cuales no tienen fecha de arranque.

El primero en comenzar a operar, el pasado miércoles, fue el de las ventas minoristas a domicilio de servicios técnicos como mecánica automotriz y de aire acondicionado, y la pesca artesanal y semiindustrial.

La ministra de Salud, Rosario Turner, recordó este viernes que la emergencia nacional por la pandemia se decretó el 13 de marzo pasado y que su despacho había calculado que para esta fecha se tendría «entre 25,000 a 102,000 casos de la enfermedad».

Turner manifestó que se estimaba que «en el peor de los casos» las unidades de cuidados intensivos de todo el país «atenderían simultáneamente a 987 personas», por lo cual, dijo, se tomaron todas previsiones posibles en recursos e insumos para asegurar la atención hospitalaria de los afectados.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,111SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img