spot_imgspot_img

Obama dice que derrame paró, pero trabajarán «hasta el final» en paliar daños

Washington – El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró hoy que el derrame de petróleo ha parado, pero el Gobierno seguirá trabajando «hasta el final» para paliar los daños medioambientales en el Golfo de México, «sin importar cuánto lleve».
 

«El crudo ya no emana hacia el Golfo y no ha fluido durante un mes, pero estoy aquí porque nuestro trabajo no ha terminado y no vamos a ir a ninguna parte hasta que esté (finalizado)», dijo el mandatario ante los ciudadanos de la localidad de Panama City (Florida, EE.UU.).


«Vamos a estar aquí no sólo hasta que el pozo esté totalmente sellado (…) sino hasta que se hayan recuperado de todo el daño causado. Este es mi compromiso», subrayó.

BP era la operadora de la plataforma «Deepwater Horizon», que explotó el pasado 20 de abril y provocó la muerte de once trabajadores, luego de lo cual, dos días después, se hundió generando el vertido de crudo en el Golfo de México.

Obama viajó a Florida para pasar el fin de semana con su esposa Michelle y su hija Sasha, y promocionar el turismo local, que ha sufrido pérdidas durante estos meses y se esperan aún más durante los meses de septiembre y octubre.

El presidente, que pasará apenas 27 horas en la zona, aprovechará para reunirse con funcionarios locales y dueños de pequeñas empresas.

Durante su discurso, aseguró que gracias a los esfuerzos de limpieza las costas del Golfo están limpias, son seguras y están totalmente abiertas al público, una de las razones por las que viajó con su familia y porque «es un lugar precioso para visitar».

Insistió, además, en que el Gobierno seguirá realizando las pruebas necesarias para asegurarse de que tanto las aguas como la pesca son seguras.

Desde finales de julio 67.339 kilómetros cuadrados han sido reabiertos para la pesca y otros 12.949 serán reabiertos la próxima semana.

El presidente señaló que este derrame no sólo ha sido el mayor de la historia de EE.UU., sino que ha sido el más complejo tecnológicamente, por la dificultad que ha tenido sellar el pozo, labor en la que se han empleado a los mejores científicos del mundo.

BP logró taponar con éxito con cemento a principios de este mes la parte superior del pozo averiado y tiene ahora que finalizar la operación mediante el cierre en la parte inferior a través de un pozo auxiliar.

Aunque ya no salga petróleo del pozo, Obama señaló que continuarán las labores de recogida de crudo y de protección de las costas y añadió: «No estaré satisfecho hasta que el medioambiente sea reparado, no importa cuánto tiempo nos lleve».

En cuanto a las compensaciones, recordó en junio los ejecutivos de BP se comprometieron a crear un fondo de 20.000 millones de dólares para costear los daños y atender las reclamaciones de la población y consideró «inaceptable» cualquier retraso en el pago.

En este sentido, enfatizó que no descansará hasta que se asegure de que el medio ambiente está reparado, los responsables del vertido han reparado los daños y ha compensado a las víctimas y la región vuelve a la normalidad.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,127FansMe gusta
37,900SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img