Tegucigalpa – «Yo estoy seguro de mis acciones y no voy a presentar una renuncia, porque yo no he cometido ninguna irregularidad, me he regido conforme al artículo 18 de la Ley del Ministerio Público. Estoy seguro de mis acciones», manifestó este miércoles el fiscal adjunto de la Fiscalía hondureña, Roy Urtecho.
 

– El informe de la Interventora del MP establece que Urtecho goza de gastos médicos de siete mil dólares, mientras la institución se queja de la falta de recursos.

El funcionario reaccionó ante el informe presentado el lunes por la Comisión Interventora del Ministerio Público ante el Congreso Nacional.

Al ser consultado sobre los elevados costos del seguro médico que goza, respondió que es un beneficio que han tenido sus predecesores y que lo ha usado dentro de lo que permite la ley.

«Por mi problema de la distrofia muscular que tengo en mi pierna, que es visible, he salido fuera del país a realizarme chequeos anualmente, si es delito o reparable, asumo las consecuencias», dijo Urtecho.

Sobre la asignación de 14 vehículos blindados a la fiscalía adjunta que él dirige, Urtecho afirmó que empezó a disponer de uno para su uso personal desde enero, porque así se lo exigieron por razones de seguridad.

«Hasta que salí en un informe que el G-2 me remitió y señaló que era urgente que dobláramos la seguridad, inclusive el primer Comisionado de los Derechos Humanos, Leo Valladares, me cuestionaba por qué no andaba la seguridad debida», relató.

Agregó que ese mismo informe del G-2 es «personalísimo y confidencial», pero lo hace público hasta ahora que se le acusa de andar con exceso de vehículos y seguridad.

Según Urtecho, el resto de los vehículos asignados a su oficina son puestos a disposición de los demás fiscales que solicitan protección.

«Lo que pido es la prudencia de algunas personas, que no saben manejar una información y ponen en riesgo la vida de mi familia cuando me dicen que no tengo seguridad y no tengo vehículos», señaló.

Argumentó que él y su familia son «un blanco perfecto por su trabajo en el Ministerio Público, la depuración en el Colegio de Abogados de Honduras y su apoyo a la Ley de Extradición de hondureños ligados al narcotráfico”.

“Pero pongo a la orden de la Comisión Interventora los 14 vehículos que me estaban asignados, he colaborado con ellos en lo que me han pedido y por ello creo que estoy seguro de mis actos”, reiteró.

“Si he cometido una irregularidad que se me deduzca la responsabilidad», apuntó el funcionario en declaraciones a la radio capitalina HRN.