spot_img

Nadal avanza a octavos y se medirá con el pupilo de su tío Toni

Por:

Compartir esta noticia:

París – El español Rafael Nadal logró este viernes el pase a octavos de final de Roland Garros al derrotar al holandés Botic Van De Zandschulp por 6-3, 6-2 y 6-4, en dos horas y 11 minutos, por lo que se medirá con el canadiense Felix Auger-Aliassime, entrenado por su tío Toni.

El trece veces campeón del Grand Slam de tierra batida, que busca sumar su ‘grande’ número 22, se ha clasificado para octavos en 17 de sus 18 participaciones en el torneo y solo faltó a esa ronda cuando en 2016 tuvo que retirarse por un problema en la muñeca izquierda.

Su partido contó con la presencia en la tribuna presidencial del exjugador y entrenador del Real Madrid Zinedine Zidane, en vísperas de la final de la Liga de Campeones que medirá a ese equipo contra el Liverpool.

«Hoy he jugado mi mejor partido en este torneo, estoy contento de haber avanzado hasta aquí sin perder un set», dijo el español, que sumó su triunfo número 108 en Roland Garros, donde solo ha perdido tres partidos, y el 301 en un Grand Slam.

Será la primera vez que Nadal se mida contra un jugador entrenado por su tío Toni, que fue su mentor en los primeros años de su carrera y hasta que en 2016 cedió el testigo a Carlos Moyá.

Nadal se ha enfrentado sólo una vez con Auger-Aliassime, 9 del ránking a sus 21 años, que hasta esta edición de Roland Garros no había ganado ningún partido en el Grand Slam de tierra batida, aunque ha tenido mejores resultados en otras superficies.

Semifinalista en el Abierto de Estados Unidos, el de Montreal ha jugado los cuartos en Wimbledon y Australia.

La colaboración con Toni Nadal ha mejorado sus resultados sobre arcilla y este año ha alcanzado los cuartos de final en Barcelona, Estoril, Madrid y Roma.

En esta participación en Roland Garros, Nadal llega con las dudas sobre su estado físico, pero está ya en octavos de final sin haber perdido un set y sin ningún síntoma que haga pensar que el pie que le lastró en Roma le esté creando problemas mayores.

El sol lució sobre la pista Suzanne Lenglen, la segunda más grande de Roland Garros, y las condiciones fueron óptimas para el juego del balear, que siempre prefiere el calor.

Nadal completó un partido sólido frente al 29 del ránking, de 26 años, que el curso pasado dio la campanada al alcanzar los cuartos de final en el Abierto de Estados Unidos.

Pero Van De Zandschulp no pareció en ningún momento tener armas para contrarrestar la potencia del actual número 5 del mundo, muy seguro desde el fondo de la pista, menos cuando subió a la red.

El ambiente desde la grada se calentó cuando en el segundo set apareció en la tribuna presidencial el exjugador y exentrenador del Real Madrid Zinedine Zidane y su nombre fue coreado por el público.

En vísperas de la final de la Liga de Campeones que enfrentará al Real Madrid contra el Liverpool, el público coreó algún canto en favor del equipo blanco.

Nadal, hincha del Real Madrid, ya anunció en los días previos al torneo que tenía entrada para la final.

Su amigo argentino Diego Schwartzman, que este viernes logró también la clasificación para octavos de final, aprovechó la rueda de prensa posterior a su partido ante el búlgaro Grigor Dimitrov para pedir una entrada para ese partido. AG

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img