spot_imgspot_img

Ministro salvadoreño niega existencia de grupos de exterminio en el Ejército

San Salvador – El ministro de la Defensa del El Salvador, David Munguía, negó hoy la existencia de grupos que se dedican al exterminio de pandilleros al interior del Ejército y que supuestamente son dirigidos por altos mandos.

«No estamos aquí para expresar que los militares somos intocables, estamos aquí para negar enfáticamente la existencia dentro de la institución de grupos de exterminio y la complacencia de los mandos militares a estos grupos ilegales», sostuvo el ministro en una conferencia de prensa.

Las declaraciones de Munguía son en reacción a la detención de tres jefes militares el 20 de febrero pasado, acusados por la Fiscalía por supuestamente comandar un grupo de exterminio formado por miembros de una unidad de inteligencia.

La entidad también ordenó su detención, junto a otras 8 personas, por tratar de fabricar pruebas a favor de ocho militares condenados en 2017 a 14 años de prisión por torturar y quienes, según la prensa local, eran parte del grupo de exterminio en el Batallón de Información Análisis del Ejército (BIAE).

Los altos mandos procesados en libertad condicional por agrupaciones ilícitas son los coroneles Héctor Cáceres -agregado militar en la embajada salvadoreña en Honduras-, David Iglesias y el teniente coronel Leonel Sermeño.

«Estoy convencido que nuestros oficiales no van a dar una orden para cometer homicidios y tampoco toleramos, ni vamos a tolerar, que existan grupos de exterminio al interior del Ejército», acotó el titular de Defensa.

El ministro lamentó que la investigación contra sus subalternos se originara «con una llamada anónima a la Fiscalía» y por la acusación de dos testigos protegidos, de quienes aseguró que son dos pandilleros que asaltaron en el pasado a uno de los coroneles y su esposa.

Munguía también criticó duramente el trabajo de la Fiscalía en este caso y acusó al fiscal general, Douglas Meléndez, de cometer acciones irregulares al ordenar la intervención de las comunicaciones de los militares y el allanamiento de sus casas.

Este caso sale a la luz pública a poco menos de un mes de concluida la visita de la relatora de las Naciones Unidas sobre ejecuciones extrajudiciales, Agnes Callamard, quien denunció la existencia de un patrón de asesinatos extralegales en los cuerpos de seguridad.

«Estoy hablando de un patrón de conducta que llega a ser de ejecuciones extrajudiciales y de abuso de fuerza», subrayó en una conferencia de prensa Callamard el pasado 5 de febrero en la sede de la ONU en El Salvador.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,060FansMe gusta
37,641SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img