spot_imgspot_img

Miles de fieles acuden al santuario a venerar a la patrona de Honduras

Tegucigalpa – Miles de hondureños acuden esta semana al santuario de Suyapa, en Tegucigalpa, para venerar a la patrona de Honduras, el hallazgo de cuya imagen, hace 265 años, se conmemora este viernes.
 

«Yo vengo de Intibucá (occidente) a agradecerle a la Virgen porque ha hecho el milagro de curar a mi hijo que tenía cáncer», indicó Matilde López, una indígena lenca.

Agregó que llegó hoy a Tegucigalpa con otros familiares, incluidos tres de sus seis hijos, para estar mañana «en el día de la Virgencita de Suyapa».

La patrona de Honduras es una imagen de seis centímetros tallada en madera de cedro, que fue hallada por los campesinos Alejandro Colíndres y Lorenzo Martínez el 3 de febrero de 1747, según apuntes históricos.

El hallazgo se produjo en la aldea El Piligüin, cuando los campesinos decidieron pernoctar en el camino porque la noche les sorprendió cuando regresaban a su hogar en la aldea Suyapa, que ahora es un barrio en el extremo oriental de Tegucigalpa.

Desde el domingo pasado no han parado las peregrinaciones de creyentes de todo el país, muchos de los cuales se han apostado en campamentos instalados por el Ejército, la Comisión Permanente de Contingencias y otras organizaciones y personas particulares.

«Aquí hemos estado desde el domingo atendiendo a los feligreses que han llegado de todas partes», dijo un cocinero del Ejército mientras preparaba café para unas 1,500 personas distribuidas en tiendas de campaña, mientras otros dos compañeros suyos cortaban vegetales que acompañarán el almuerzo.

«Yo he venido a pedirle a la Virgen que nos ayude para que se acabe la violencia en el país», dijo Azucena Godoy, de 62 años, quien vive en la colonia Santa Fe, al norte de la capital.

Agregó que «gracias a Dios y a la Virgen de Suyapa» ella y su familia están bien, pero que otros parientes cercanos «han sufrido mucho por la violencia».

Según informes de medios de comunicación y de organismos de defensa de los derechos humanos, en Honduras se registra un promedio de 20 muertes diarias por la violencia criminal.

Los creyentes en la Virgen de Suyapa también llegan desde las comunidades garífunas (negros), que viven a lo largo de la costa caribeña.

Decenas de garífunas que llegaron el miércoles a la aldea de Suyapa, provistos de tambores, maracas y otros instrumentos musicales autóctonos, se quedarán hoy para estar en la alborada que se celebrará en el santuario con la participación de varios artistas nacionales.

«No podemos faltarle a la Virgen», indicó Alberto Valladares, un reconocido cantautor y productor de televisión que ha participado en las 18 alboradas que se han celebrado hasta ahora en honor a la Virgen de Suyapa, imagen a la que le escribió una canción.

A la alborada, que se convierte en una fiesta nacional, asisten autoridades del Gobierno, diplomáticos y feligreses de diferentes lugares del país, incluso de Centroamérica y México.

Los alrededores del santuario de Suyapa están ocupados, además, por comerciantes que venden camisetas, gorras, sombreros, llaveros, bufandas, artesanías de barro y madera con imágenes de la patrona de Honduras, lo mismo que comidas, refrescos, agua y dulces.

En la misa de mañana se espera al presidente hondureño, Porfirio Lobo, acompañado por todos sus ministros, lo mismo que representantes de los otros dos poderes del Estado, el Legislativo y Judicial.

Las Fuerzas Armadas, de quien la Virgen de Suyapa es su capitana general, lo hicieron el pasado lunes.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,502FansMe gusta
39,517SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img