spot_imgspot_img

Migrantes mantienen abarrotado Danlí

Por:

Tegucigalpa – La crisis migratoria que se registra en el oriente de Honduras ha generado que diferentes sectores se pronuncien para que el país decrete una emergencia humanitaria, ya que día con día son decenas de migrantes que ingresan de forma irregular.

– Sectores exigen declarar una emergencia humanitaria

-Desde 2021, el municipio de Trojes se convirtió en una de las rutas más utilizadas por las personas en movimiento para continuar su camino al norte.

– Los operativos fronterizos van focalizados a reducir el tráfico y trata de personas y la delincuencia común y organizada.

Según las autoridades más de siete mil migrantes han llegado a la ciudad de Danlí, El Paraíso, en este primer trimestre del año, donde hay un centro de atención migratorio.

Para este fin de semana se esperaba la llegada de más de dos mil migrantes más procedentes desde Nicaragua.

Sin embargo, dichas instalaciones se han vuelto insuficientes para atender a la gran cantidad de migrantes que son requeridos por las autoridades.

En su mayoría son migrantes procedentes de Cuba, Venezuela, Haití y algunos países de África y Asia.

Un grupo de dominicanos y venezolanos que llevaban más de tres días esperando sus documentos, señalaron que ellos “únicamente están a la espera de ese papel que les permite circular por el país, pero los precios son exageradamente altos”. Además, indicaron que su intención no es quedarse en Honduras, puesto que es solamente un lugar de paso en su camino hacia Estados Unidos.

La mayoría de los migrantes han pasado por la traumatizante experiencia de cruzar la selva del Darién, un paso fronterizo entre Colombia y Panamá en el que deben caminar a través de tramos pantanosos, ríos y zonas montañosas. Son frecuentes los relatos de violencia que incluyen, asaltos, violaciones, secuestros y otras situaciones de riesgo.

En la selva de Darién se encuentran miles de migrantes esperando lograr pasar la frontera por puntos ciegos y seguir con su ruta migratoria.

Alertan de alto nivel de vulnerabilidad

Unalto nivel de vulnerabilidad entre los migrantes varados en la oriental ciudad de Danlí, departamento de El Paraíso, quienes incapaces de pagar la sanción administrativa que impone la Ley de Migración deben aguardar por varios días hasta ajustar el valor de la deuda que asciende a unos 200 dólares por persona, alertó la ministra de Derechos Humanos de Honduras, Natalie Roque. 

La funcionaria externó estar de acuerdo se declare una emergencia humanitaria por el tema migratorio, pero señaló que es una atribución del Poder Ejecutivo.

“Las personas en mayor nivel de vulnerabilidad son las provenientes de Haití y Venezuela, por el tránsito mismo, quienes vienen de Cuba lo hacen a través de un flujo migratorio aéreo”, sostuvo.

Informó que se realizan estudios para identificar a las personas en extrema vulnerabilidad en la zona oriental de Honduras donde permanecen varados cientos de migrantes de distintas nacionalidades.

Recordó que parte de la problemática de la acumulación de migrantes yace en que los migrantes no pueden pagar la sanción administrativa de 4 mil 782.66 lempiras.

Sin embargo, sin que exista reforma a la Ley de Migración el gobierno realiza estudios de vulnerabilidad para exonerar a las personas del cobro de la sanción administrativa.

Piden decretar emergencia humanitaria

Asimismo, una decena de organizaciones nacionales e internacionales pidieron a Honduras decretar el estado de emergencia humanitaria para hacer frente a la afluencia masiva de migrantes en situación de movilidad humana en el oriente del país centroamericano.

En un comunicado conjunto, las organizaciones destacaron la necesidad de “emitir un decreto de emergencia” para activar de forma “inmediata” un mecanismo de “respuesta ordenada” desde las diferentes instituciones del Estado, con el apoyo de la sociedad civil y organismos internacionales.

“Esta respuesta implica atención a la población migrante con un enfoque de derechos, integral y diferenciado”, señalan las organizaciones, que detallan que cerca de siete mil extranjeros en condición irregular han ingresado a Honduras por la región oriental en el primer trimestre de 2022.

El decreto también debe “atender a las obligaciones internacionales contraídas en cuanto a estándares de protección a las personas migrantes, que incluyen el respeto a los principios de acción sin daño, interés superior de los niños y las niñas, la no devolución y acceso a procedimientos de las personas solicitantes de asilo, atención inmediata a las víctimas de trata y tráfico de personas, entre otros”, añaden.

MSF pide al gobierno garantizar dignidad de migrantes

Por su parte,  Médicos Sin Fronteras (MSF) pidió a las autoridades hondureñas que garanticen urgentemente condiciones dignas a las personas migrantes que transitan por el país.

La organización humanitaria recordó que desde la primera intervención en marzo de 2021, MSF ha sido testigo de las múltiples necesidades de las personas migrantes que llegan al departamento de El Paraíso, zona fronteriza entre Honduras y Nicaragua.

Al respecto, MSF realizó un llamado a las instituciones competentes para que aseguren un paso digno a estas poblaciones por el territorio hondureño.

Cada día se encuentran más de 200 personas en las afueras de la sede Instituto Nacional de Migración (INM) a la espera de ser atendidas para recibir el permiso que tiene un costo aproximado de 200 dólares y es un proceso que actualmente toma de tres a cinco días. El tiempo de espera más el costo del trámite, generan gastos imprevistos que tienen consecuencias humanitarias.

Entre estas incluyen reducción de presupuesto que no permite asegurar alimentación suficiente, alojamiento digno o pago de transporte que evite que se vean obligados a caminar durante largas jornadas. Si bien la comunidad local ha apoyado con hospedaje y alimentación, la magnitud de la concentración de personas y las necesidades que enfrentan han requerido la presencia de un equipo móvil de MSF que ha brindado atenciones médicas, de promoción de la salud y acompañamiento en salud mental, destacó el organismo humanitario a través de un comunicado.

122 “coyotes” detenidos en el oriente de Honduras

Mientras que producto de operaciones policiales ejecutadas en puntos fronterizos y estratégicos la Policía Nacional ha detenido a 122 presuntos traficantes de personas en lo que va del año, en la zona oriental del país.

Estas detenciones fueron realizadas en diferentes sectores: Las Crucitas, Valle de Jamastrán, salida a la aldea Las Manos, todo ello jurisdicción de esa zona.

Como parte de estas acciones y el significativo resultado, se han puesto en marcha varios operativos en los ejes carreteros para contrarrestar el tráfico irregular de ciudadanos extranjeros, prevenir el delito del orden común y organizado en zonas fronterizas y en los municipios donde se refleja mayor incidencia.

El subcomisario de Policía, Adán Medina Díaz, expresó que “los migrantes han sido puestos a disposición, a la orden de migración, ya que para su libre circulación deben portar un salva conducto”.

IR

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img