Microsoft jubila Windows XP y Office 2003

Los Ángeles (EEUU) – Microsoft dejará de ofrecer soporte para el popular sistema operativo Windows XP y las herramientas de ofimática Office 2003 una vez concluya la jornada del martes 8 de abril, una jubilación anunciada que pone en riesgo las computadoras que no se modernicen.
 

Los usuarios de XP y Office 2003 podrán seguir utilizando el software pero desde el 9 de abril quedarán más expuestos a ataques cibernéticos, según advierte Microsoft, que ya no lanzará más actualizaciones de seguridad, ni parches de errores, ni mejoras de contenido técnico.

Según datos de la empresa de análisis de uso de tecnología en internet Net Applications, el pasado mes de marzo un 27,69 % de los ordenadores aún funcionaban con Windows XP, el segundo sistema operativo más popular solo superado por Windows 7, que copó un 48,77 % del mercado.

Windows 8 y Windows 8.1 representan una cuota de mercado agregada de poco más del 10 %.

La pérdida de peso de XP en el sector ha sido progresiva durante los últimos meses, pero no lo suficientemente rápida para lograr una transición general a versiones más modernas de Windows antes de su fecha de jubilación.

En marzo de 2013, un 38,73 % de los ordenadores tenían instalado Windows XP, sistema que debutó oficialmente en agosto de 2001 y fue «avance para empresas y consumidores. Rápidamente se convirtió en una de las versiones más populares de Windows», aseguró Marco Manuello, responsable de estrategia de Windows en el sector público.

En la página corporativa Microsoft in Government, Manuello alentó a los usuarios a abandonar el viejo XP que fue diseñado para una época en la que solamente un 6 % de la población se conectaba a internet, y no se había producido la irrupción masiva de los teléfonos inteligentes.

«Ahora ha llegado el momento para nosotros, junto con nuestros socios de hardware y software, de invertir nuestros recursos en tecnologías más recientes», afirma Microsoft sobre el fin de XP en su página de Windows.

A partir del 8 de abril, ya no se podrá descargar el programa de seguridad Microsoft Security Essentials para XP.

«Tu computadora seguirá funcionando pero será más vulnerable a virus. Además, a medida que más fabricantes de software y hardware continúan optimizando (sus herramientas) a versiones recientes de Windows, puede esperar que un mayor número de aplicaciones y dispositivos no funcionen con Windows XP», explica Microsoft.

Un escenario de incompatibilidad y vulnerabilidad similar se presenta ante quienes continúen utilizando Office 2003, que tampoco volverá a ser actualizado.

Microsoft ofrece a las organizaciones sin ánimo de lucro la migración a Windows 8.1 y Office 365 como parte de sus programas de donaciones.

Síganos

21,741FansMe gusta
34,666SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Principales

Lo más reciente

Honduras supera los 108 mil casos de COVID-19 tras sumar 365 nuevos positivos

Se procesaron 928 pruebas PCR por el Laboratorio de Virología, de las cuales, 365 dieron positivas.

Países del SICA abogan ante la ONU por Fondos Verdes y apoyo para la reconstrucción

Los países del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) abogaron hoy ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) para acceder a los Fondos Verdes del Clima y contar con el apoyo al proceso de reconstrucción de la región, luego de los estragos causados por las tormentas Eta y Iota, sumados a la pandemia de COVID-19.

Cilindro de gas LPG sube casi dos lempiras desde mañana

Tegucigalpa - El cilindro de gas LPG, que usan las amas de casa, subirá casi dos lempiras a partir de este martes...

Prisión preventiva para dos empleados de Copeco que vendían equipo de bioseguridad del Estado

Los imputados son Hugo Molina y Edwin Antonio Carballo, ambos acusados por los presuntos delitos de malversación por apropiación y malversación por aplicación de diferentes agravados en perjuicio de la administración pública.

Una delegación militar israelí asistirá a Honduras tras el paso de huracanes

Una delegación del Ejército israelí partirá esta noche de lunes hacia Honduras para asistir en la reconstrucción tras las secuelas de las tormentas tropicales de Eta e Iota, que han causado miles de damnificados en el país e importantes destrozos materiales.