spot_imgspot_img

Más de 600 millones de lempiras de medicinas vencidas: Una alarmante revelación

Tegucigalpa – Los procesos en la distribución de medicamentos en los hospitales del sistema sanitario público, siguen siendo otra enfermedad que mata lentamente a Honduras, pese a los esfuerzos de las autoridades de la Secretaría de Salud para eliminar la corrupción en la compra de medicinas.

 
– Es urgente mejorar los procesos de almacenamiento, distribución y dispensación de medicinas en el país.
 
yolani-batresEn las últimas horas, la titular del ramo, Yolani Batres, sorprendió al revelar a los medios de prensa que en auditorías realizadas en tres hospitales públicos del país, se detectó un lote de medicamentos vencidos valorados en más de 600 millones de lempiras.
 
La funcionaria relató que hace dos semanas se intervinieron tres farmacias de diferentes hospitales del sistema sanitario público; “Es lamentable encontrar en una farmacia productos vencidos porque no se les dieron a los pacientes, más de 600 millones (lempiras) encontramos en una sola farmacia y se trata de medicamentos que la población acude rápidamente a ellos”, reveló.
 
A renglón seguido, dijo que lo que la Secretaría de Salud quiere prevenir durante la cadena de distribución es que se venza el medicamento y que este llegue finalmente a manos del paciente.
 
“Ese es un delito, pero eso pasa por todo un proceso administrativo y se denuncia a las autoridades correspondientes”, apuntó.
 
Por más que se le insistió que revelara el nombre de los hospitales públicos en mención, Batres únicamente mencionó que uno de ellos es un reconocido centro asistencial de Tegucigalpa.
Hospital-Escuela
Constantemente miles de pacientes denuncian la falta de medicamentos en los centros asistenciales públicos, lo que agrava la salud y las esperanzas de vida de los hondureños.
 
Aunque las autoridades de Salud aseguran que los almacenes se mantienen provistos de medicamentos, la realidad que viven los pacientes a diario es otra, incluso el propio Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) ha verificado ‘in situ’ el desabastecimiento de medicinas y ha demandado acciones inmediatas para asegurar que los mismos lleguen a los más necesitados.
 
Desde marzo de 2014, el gobierno hondureño puso en marcha un nuevo sistema para la adquisición de medicinas, misma que es observada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UN FPA).
 
El nuevo mecanismo excluye a los funcionarios públicos de la compra de fármacos para garantizar la transparencia en ese proceso.
 
El problema está en la distribución
 
carlos-hernandez-TIConsultado por Proceso Digital, el representante de Transparencia Internacional (TI) en Honduras, Carlos Hernández, señaló que existe un gran problema de distribución de medicamentos en los centros hospitalarios del interior del país.
 
Contó que recientemente se compraron 200 millones de lempiras en medicinas, pero no había donde almacenarlos; “los almacenes centrales no tienen la capacidad, por otro lado la Secretaría sólo cuenta con tres vehículos para poder hacer la distribución a nivel nacional”, apuntó.
 
Hernández remarcó que es probable que los proveedores suplan los medicamentos, pero el Estado no dispone de los mecanismos para hacer la distribución como corresponde.
 
Reconoció que a pesar de las tantas denuncias de corrupción en la cadena de distribución de medicamentos, es difícil judicializar los casos “porque usan la misma ley para protegerse, es decir compran medicamentos próximos a vencerse, pero al final con el sistema actual no se logran judicializar los casos”.
 
Debido a lo anterior se han hecho gestiones con el Ministerio Público para implementar “otra estrategia” de llevarlo por medio de una figura que castigue la privación al derecho a la salud.
 
La compra de medicamentos próximos a vencerse “es una práctica común” que es necesario atacar con medidas radicales, reconoció el representante de Transparencia Internacional.
 
Enfatizó que en el país “ha cambiado el proceso de compra de medicamentos, o sea, se han reducido los riesgos de corrupción porque el Estado no hace la compra… el problema es que sigue igual la distribución, este mecanismo sigue igual de corrupto. Desde el almacén central hasta el paciente, ahí se pierde muchísimo medicamento”.
 

Un total de 700 millones de lempiras destinará a partir de este mes la Secretaría de Salud para comprar medicamentos y abastecer los 28 hospitales públicos y más de mil 500 centros de atención primaria.

 

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,607SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img