spot_imgspot_img

Martinelli quiere que sus hijos vayan a EE.UU. a demostrar su inocencia

Ciudad de Panamá – El expresidente de Panamá Ricardo Martinelli dijo que quiere que sus dos hijos detenidos desde hace más de un año en Guatemala con fines de extradición a EE.UU. por el caso Odebrecht, vayan pronto a ese país para «demostrar su inocencia».

«Yo quisiera que mis hijos fueran lo más rápido posible a los Estados Unidos porque ellos tienen que demostrar su inocencia allá», declaró el expresidente a los periodistas a las afueras de la sede del tribunal donde enfrenta un juicio por espionaje político durante su mandato (2009-2014).

Luis Enrique y Ricardo Alberto Martinelli Linares fueron arrestados en Guatemala el 6 de julio de 2020 cuando intentaban viajar a Panamá en un avión privado, a solicitud de Estados Unidos que los pide en extradición por el caso Odebrecht.

Según la acusación formal hecha pública el 5 de febrero pasado, ambos hermanos fueron imputados por la Fiscalía del Distrito de Nueva York con un delito de conspiración para cometer blanqueo de capitales y dos delitos de ocultamiento de información a ese efecto, entre 2009 y 2015.

La Cancillería de Guatemala ya trasladó a la embajada estadounidense la documentación para formalizar la extradición de Luis Enrique y será ahora el Gobierno de Estados Unidos el que dicte los tiempos para la entrega del detenido, confirmaron el miércoles pasado fuentes oficiales guatemaltecas.

«A mí en verdad me llena de mucha alegría y satisfacción que esto se acabe pronto, porque uno tiene que demostrar y dar la cara. Cuando uno no la debe, no la teme», dijo el expresidente, que añadió que sus hijos «van a tener que ir a los EE.UU para demostrarlo (su inocencia) allá», ya que no pudieron llegar a Panamá para hacerlo aquí.

En Panamá, los hermanos Martinelli están imputados por presunto blanqueo de capitales en un caso conocido como «Blue Apple», por el que la jueza de la causa, Baloisa Marquínez, pidió su extradición a Guatemala, que la negó aduciendo que no existe un convenio en la materia entre los dos países.

La Fiscalía de Panamá también pidió llamar a juicio a los hermanos Martinelli por el caso Odebrecht, una causa por la que su padre está imputado por lavado de dinero y tiene prohibición de salida del país.

En Guatemala, en el caso de Luis Enrique, su traslado a Estados Unidos fue ordenado el pasado 25 de mayo por el Tribunal Quinto de Sentencia Penal del Organismo Judicial guatemalteco.

Con respecto a Ricardo Alberto, aún está pendiente de que el Tribunal Tercero de Sentencia Penal resuelva si concede la extradición o no, pues existen pendientes otros recursos planteados por su defensa ante una Sala de Apelaciones.

El expresidente Martinelli enfrenta un segundo juicio por el caso de espionaje político, ya que el primero, en el que fue declarado «no culpable» fue anulado por un tribunal de Apelaciones.

Martinelli, que tilda este proceso de «patraña política», se enfrenta a ocho años de prisión por haber presuntamete interceptado las telecomunicaciones de unas 150 personas, entre ellos periodistas, empresarios, opositores e incluso aliados políticos suyos.

En Panamá, además de los casos «pinchazos» y Odebrecht, Martinelli está imputado por el delito de lavado de dinero en la causa «New Business», vinculado a la compra de un conglomerado de medios. JP

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img