spot_img

Mantengan distanciamiento y usen mascarillas, claman médicos

Tegucigalpa – Honduras arribó este jueves a 4 mil 752 positivos y 196 muertos por COVID-19 en 11 semanas de pandemia. De ese universo de casos, al menos 350 corresponden a personal médico entre enfermeras, médicos especialistas y generales, microbiólogos y radiólogos, pese a ello, ellos siguen luchando por contrarrestar la enfermedad piden a la población que sea responsable de su propia seguridad.

– Personal sanitario, con 350 positivos, afronta pandemia con entrega

Los médicos hondureños hacen una labor titánica en la primera línea contra el coronavirus. Su contacto con los pacientes los expone altamente a contraer la enfermedad.

Pese a ello, cada vez que tienen oportunidad de dirigirse a las audiencias, aprovechan el espacio para pedir a la población que use mascarillas, explican las bondades de los tratamientos MAIZ y Catracho y ofrecen todos los detalles para que la gente entienda con claridad sus mensajes y no corra riesgos.

Doctor Oscar DíazEl doctor Oscar Díaz, jefe de los intensivistas del IHSS en San Pedro Sula, es uno de los especialistas más comprometidos con investigar y poner en práctica las medidas, él es un hombre de buen trato y poco acostumbrado a los reflectores de las cámaras, pero entiende que le toca lograr que la gente entienda como debe cuidarse para salir bien librada de la pandemia.

No olvida que afrontar la pandemia es parte de lo que les corresponde tras haber jurado al recibir su formación médica pero también tienen  en su mente la necesidad de que todo el personal médico pueda sobreponerse al agotamiento, al estrés y al agobio, propios de las circunstancias en que toca les desarrollar su medicina.

Tanto médicos, enfermeras y demás personal sanitario suman bajas mortales, otros están infectados, por lo que permanecen aislados a la espera de recuperar su condición de salud para volver al frente contra la pandemia.

Una de las primeras muertes por el virus y que conmovió al país entero fue de una doctoraprestigiosa y comprometida en San Pedro Sula, desde ese momento el frente sanitario ha estado laborando sin renunciar a su juramento hipocrático.

Como ella, son ya cientos los trabajadores de la salud que han contraído el COVID-19 y han resistido siempre pensando en retornar a atender a sus semejantes.

No son pocos los que además de padecer por el virus han tenido que hacer frente a la discriminación.

Esta semana se conoció el contagio del exministro de Salud, Carlos Aguilar, quien no se dio cuenta cómo adquirió el virus en el hospital Cardiopulmorar, donde labora.

El galeno hizo un llamado a sus colegas y personal de salud para que no descuiden ningún detalle al momento de tratar a los pacientes COVID-19.

El personal sanitario ha reclamado en todo momento mayor cantidad de insumos de bioseguridad para enfrentar la pandemia y la dotación de los tratamientos MAIZ en los centros de salud básicos y en toda la red hospitalaria hondureña.

Inexperiencia pasa factura

Doctora Karla PavónLa naturaleza del COVID-19 al ser una nueva cepa, una nueva enfermedad, hace más vulnerables a los expertos sanitarios en el manejo de los casos y les expone mayormente dijo la titular del departamento de vigilancia de la Secretaría de Salud, Karla Pavón, a la vez que anunció que se camina en un plan de relevo profiláctico.

“Nadie es experto en esta pandemia, a nivel mundial llevamos 5.5 millones de contagiados y de esto, una letalidad de 6.5% a nivel mundial”, indicó Pavón en relato a Proceso Digital.

Sobre los casos de personal del área de salud que dan positivos del COVID-19, Pavón atribuyó que es el sector que se encuentra más expuesto al virus debido que es la primera línea de lucha.

Subrayó que hay personal que se infectó durante su labor de atención de pacientes y atribuye que es una nueva enfermedad en la que los doctores y enfermeras aprenden cada día.

Agregó que, en comparación con otros países, Honduras tiene un bajo índice de contagio incluyendo profesionales del área de la salud.

Respecto al personal infectado, Pavón contó que la Secretaría de Salud se encuentra en un plan de sustitución de personal para que el profesional afectado se ponga en aislamiento y tenga una pronta recuperación.

Reveló que, entre enfermeros, médicos especialistas, médicos generales, microbiólogos y radiólogos hay 349 casos confirmados a nivel nacional.

Pavón señaló que, hasta el momento, los médicos intensivistas e infectólogos, demandan cuidados específicos ya que son especialidades de alta necesidad en épocas de la pandemia.

“Si se enferma un intensivista, no es que lo vamos a encontrar, es personal muy exclusivo que no tenemos tanto en el país”, reconoció.

Sin contagios en Hospital San Felipe

Director del hospital San Felipe Edwin CruzDirector del hospital San Felipe
Edwin Cruz
Por otra parte, el director del hospital San Felipe, Edwin Cruz, informó que ese centro tiene 100 camas para pacientes de COVID-19 y actualmente “hay 50 hospitalizados”.

Destacó que gracias a los equipos de bioseguridad que han recibido no se tienen contagios en el personal de salud en ese hospital.

“Queremos agradecer a todo el personal médico y de enfermería que nos han estado apoyando en esta lucha y dejar claro, presidente Hernández, que siguiendo las medidas de bioseguridad y equipo de protección personal durante dos meses no se nos ha contaminado un tan solo colega”, afirmó Cruz.

“Ninguno del personal de nuestra área se ha contaminado”, reiteró, para luego afirmar que “las medidas de bioseguridad las hemos recibido en tiempo y forma y por eso gracias a Dios con los hospitales no nos hemos desbordado”.

Usen mascarillas para evitar el colapso

Nora Maradiaga Hospital del TóraxNora Maradiaga Hospital del TóraxLa directora del Instituto Nacional Cardiopulmonar (Hospital del Tórax), Nora Maradiaga, hizo un llamado a la población para atender las recomendaciones de las autoridades sanitarias y así evitar que los hospitales colapsen.

La funcionaria llamó a la población a tomar las medidas de protección, y agregó que “si va a salir que sea con la mascarilla y usarla como se debe. La mascarilla es para usarla, que cubra la boca y la nariz, y no es para cubrir el cuello”.

Exhortó a la población a que “si sienten un síntoma asistan a buscar ayuda sanitaria y por favor, ábrale las puertas a los equipos de respuesta temprana que andan de casa en casa, y yo los quiero felicitar porque esa ha sido una de las grandes medidas de contención que ha tenido la Secretaría de Salud y de esa manera nosotros evitamos que nuestras salas de hospitalización se nos llenen”.

“No queremos tener defunciones, por favor; lo que queremos es que todos salgamos adelante y que salga fortalecido el sistema de salud”, sostuvo Maradiaga.

La directora del Hospital del Tórax informó que a la fecha ese centro cuenta con 107 camas instaladas, 53 (pacientes) están hospitalizados y siete en la unidad de cuidados intensivos.

Detalló que “el mayor número de pacientes que están siendo ingresados como sospechosos son varones en una proporción de 10 a 1, porque en la sala de varones de pacientes sospechosos es de 24. Mujeres, tenemos 10 hospitalizadas como sospechosas y tenemos la sala de casos positivos 10; esto equivale al 50 por ciento de la capacidad instalada”.

Asimismo, Maradiaga aseguró que se están preparando salas por separado para personas con VIH y tuberculosis, además de COVID-19.

Peleamos contra ignorancia

Dr Carlos UmañaDr Carlos UmañaEl presidente de la Asociación de Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) regional de San Pedro Sula, Carlos Umaña, señaló que aún existe un 40 por ciento de la población que no entiende la enfermedad.

“A pesar de todo hay un 30 a 40 por ciento de la población que aún no entiende esta enfermedad, la gente piensa que va a salir todo el mundo el primero de junio y no es así”, expresó el galeno dejando entender que la apertura de la economía deberá ser paulatina y segura.

Asimismo, llamó a la ciudadanía a comprender los riesgos de la enfermedad y a tomar los cuidados y protocolos que se divulgan ampliamente en medios de comunicación y que detallan el uso de mascarillas, lavado de manos, distanciamiento social y una serie de cuidados y medidas personales, externó el presidente de la Asociación de Médicos del IHSS en San Pedro Sula.

Para el doctor Umaña, los desafíos que afrontan los médicos van relacionados a no contaminarse, comprender que le hace esta enfermedad al cuerpo humano y a educar a la población.

spot_img
spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img