spot_img

Los reyes honran en Viena a los republicanos españoles víctimas del nazismo

Por:

Compartir esta noticia:

Viena – Los reyes de España, Felipe VI y Letizia, depositaron hoy una ofrenda floral en Viena en recuerdo de todas las víctimas del nazismo y, en especial, de los españoles, la mayoría republicanos exiliados tras la Guerra Civil, que estuvieron prisioneros y murieron en el campo de concentración austríaco de Mauthausen.

Los reyes, acompañados del presidente austríaco, el ecologista Alexander van der Bellen, y de su esposa, Doris Schmidauer, acudieron al Monumento contra de la guerra y el fascismo, ubicado junto a la Ópera, en pleno centro de Viena.

Allí, don Felipe y el jefe del Estado austríaco rindieron honores con dos coronas de flores con los colores de las banderas de España y Austria.

Al terminar el acto, los reyes se pararon un momento a saludar al público y a firmar fotografías.

La ofrenda estuvo dedicada a la memoria de todas las víctimas del nacionalsocialismo y, en especial, de las españolas de Mauthausen, conocido como el «campo de los españoles» por los muchos republicanos que sufrieron y murieron allí.

De los más 15.000 españoles deportados a campos de concentración nazis durante la II Guerra Mundial, unos 7.000 acabaron en Mauthausen y sus satélites, como Gusen.

Éste fue el que más prisioneros albergó y en él murieron la inmensa mayoría de los más de 4.400 víctimas mortales entre los republicanos españoles.

El monumento donde se celebró la ofrenda, obra del artista austríaco Alfred Hrdlicka, fue inaugurado en 1988 en el lugar donde en marzo de 1945 un bombardeo de aviones estadounidenses destruyó un edificio residencial matando a docenas de personas que se habían refugiado en su sótano.

El conjunto monumental está formado por varias piezas, entre ellas la «Puerta de la Violencia», construida con bloques del granito de la cantera de Mauthausen donde los prisioneros realizaban trabajos forzados.

Esta obra recuerda tanto a los soldados austríacos muertos durante la guerra como a los asesinados en los campos de concentración y exterminio nazis.

Otro bloque de mármol, que tiene la forma de un hombre, recuerda las víctimas de los bombardeos aéreos entre la población civil durante la Segunda Guerra Mundial.

La instalación de bronce «El judío que limpia la calle» conmemora a los más de 64.000 judíos austríacos asesinados y recuerda una de las humillaciones cometidas por los nazis cuando obligaban a los judíos a limpiar las calles con las manos.

En otra de las piezas, la llamada Piedra de la República, están inscritos fragmentos de la declaración política con la que los principales partidos políticos declararon la independencia del país, en abril de 1945, cuando aún se luchaba contra los nazis.

La ofrenda de hoy se celebró cuatro días después del Día Internacional de Recuerdo del Holocausto, que conmemora la liberación del antiguo campo de exterminio nazi de Auschwitz (en la Polonia ocupada por los nazis).

Los reyes estuvieron en 2020 en Auschwitz, el más grande de los campos nazis de exterminio, para participar en la conmemoración del 75 aniversario de su liberación. JP

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img