spot_imgspot_img

Los neandertales, exigentes y selectivos para fabricar sus herramientas de hueso

Las evidencias de que los neandertales eran personas más sofisticadas de lo que se creía continúan surgiendo. Ahora, un estudio revela que los neandentales eligieron usar huesos de animales específicos para fabricar una herramienta que sirviera para convertir la piel en cuero.

Esta nueva investigación sobre el estilo de vida que tenían los seres humanos que habitaron Europa y Asia hasta hace unos 40.000 años ha sido publicada en la revista Scientific Reports, informa en un comunicado la Universidad de California en Davis (UC Davis).

Trozo de costilla con la punta redondeada

A través del análisis de restos fósiles hallados en el sur de Francia, los investigadores comprobaron que los neandertales utilizaban un trozo de costilla con la punta redondeada para frotar pieles de otros animales y convertirlas en cuero.

Precisamente, esta forma lisa supuso en un primer momento una traba para los investigadores, incapaces de saber su procedencia con un simple vistazo.

Por eso, el equipo encabezado por Naomi Martisius, de la UC Davis, usó la espectrometría de masas altamente sensible para observar los residuos de proteína de colágeno en los huesos de las herramientas que los neandertales fabricaban. 

Este método (denominado ZooMS), por lo general, implica perforar una muestra del hueso; sin embargo, y para no dañar los ejemplares, el grupo de investigadores recogió muestras de los contenedores de plástico en los que se habían almacenado los huesos y así recuperaron suficiente material para el análisis.

La mayoría, de ganado

Los resultados mostraron que los huesos utilizados por los neandertales para hacer estas herramientas procedían en su mayoría de animales de la familia del ganado, como el bisonte o el uro (un pariente salvaje del ganado moderno ya extinguido).

Otros huesos de animales del mismo yacimiento mostraron que los renos eran mucho más comunes y eran cazados frecuentemente para alimentarse. Así, los investigadores concluyeron que los neandertales elegían solo las costillas de ciertos animales para construir sus herramientas.

Según la investigadora Naomi Martisius, el estudio demuestra que los neandertales realmente sabían lo que hacían.

Como un destornillador favorito 

Para esta científica, los neandertales recogieron intencionadamente estas costillas más grandes «y puede que incluso hayan conservado estas herramientas durante mucho tiempo, como lo haríamos con una llave inglesa o un destornillador favorito».

Y es que, las costillas bovinas son más grandes y más rígidas que las de los ciervos, lo que las hace más adecuadas para el duro trabajo de frotar pieles sin desgastarse o romperse, según los investigadores.»Los neandertales sabían que para una tarea específica (como convertir las pieles en cuero) necesitaban una herramienta muy particular; encontraron la que mejor funcionaba y la buscaron cuando estuvo a su disposición», resume Martisius. EFE

spot_img
spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img