spot_img

Los contraataques ucranianos ponen en peligro los flancos rusos en Bajmut

Por:

Compartir esta noticia:

Moscú/Kiev – Las fuerzas ucranianas han puesto en peligro con una serie de contraataques los flancos de las tropas rusas en torno a Bajmut, donde han conseguido acercarse por el noroeste a la ciudad y recuperar territorio al suroeste.

«Los flancos se desmoronan, el frente se derrumba y los intentos del Ministerio de Defensa de suavizar de alguna forma la situación conduce y conducirá a una tragedia global para Rusia», advirtió hoy visiblemente molesto el jefe del Grupo Wagner, Yevgueni Prigozhin.

El empresario recomendó en un vídeo a la cúpula militar que «deje de mentir inmediatamente» sobre la situación real en ese bastión, de cuyos flancos «huyeron las unidades del Ministerio de Defensa».

El portavoz del Ministerio de Defensa, teniente general Ígor Konashénkov, afirmó en su parte bélico que en «las unidades aerotransportadas detienen los intentos de las Fuerzas Armadas de Ucrania de contraatacar por los flancos» de Bajmut.

También aseguró que los contraataques ucranianos a lo largo de 95 kilómetros en dirección de la ciudad de Soledar, unos 15 kilómetros al noreste de Bajmut y bajo control ruso desde enero pasado, «fueron repelidos y «no se permitieron incursiones en la defensa rusa».

Todo el frente peligra

Prigozhin sostuvo que el viernes solamente los rusos han perdido un territorio de 5 kilómetros cuadrados en el noroeste de Bajmut, lo que incluye la carretera entre la ciudad y la localidad de Chasiv Yar -la principal vía de suministro de las tropas ucranianas y que Rusia aseguraba tener bajo control de fuego- y todas las alturas tácticas.

Konashénkov señaló al respecto que sus fuerzas habían ocupado «posiciones más favorables» cerca de la presa Berjóvskaya, en el noroeste, un eufemismo para un repliegue.

Además del noroeste, donde las tropas ucranianas también habrían tenido éxito es cerca de Ivanivske, 8 kilómetros al suroeste del centro de Bajmut.

El enfado del jefe del Grupo Wagner es monumental, no solo porque había advertido en numerosas ocasiones de un posible colapso de este frente, sino también porque para llegar a este punto de la batalla, que dura ya más de nueve meses, han tenido que morir cien de sus hombres de media al día, según recuerda en cada ocasión.

El jefe de Wagner, en su enfrentamiento con la cúpula militar rusa, invitó al ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, a visitar Bajmut para valorar la «difícil situación operativa».

Repliegue ruso en el noroeste

En la víspera Defensa aún había afirmado que «la situación general en la zona de la operación militar especial está bajo control», ante los crecientes informaciones de blogueros militares rusos de que las fuerzas ucranianas habían logrado romper algunos flancos.

El comandante de las Fuerzas Terrestres de Ucrania, coronel general Oleksandr Syrsky, ya adelantó hoy en una reunión del Estado Mayor del Comandante en Jefe Supremo, Volodímir Zelenski, que sus unidades «detuvieron al enemigo por la fuerza e incluso le han hecho retroceder en algunas direcciones».

Los avances ucranianos se han producido después de que el pasado martes Prigozhin denunciara que una de las unidades del Ejército ruso huyó de uno de los flancos de Bajmut, dejando sin protección un área de casi 2 kilómetros de ancho y 500 metros de profundidad.

La viceministra de Defensa de Ucrania, Hanna Malyar, confirmó hoy que esta semana los defensores ucranianos «avanzaron 2 kilómetros en dirección a Bajmut», algo que Syrsky ya adelantó el miércoles.

La diplomacia sigue trabajando por un alto al fuego

En el frente diplomático continúan los esfuerzos por lograr un alto el fuego.

Tras recibir el jueves Zelenski al excanciller brasileño Celso Amorin, asesor del presidente Luiz Inácio Lula da Silva -quien intenta formar un grupo de países que pueda ejercer una suerte de mediación entre Rusia y Ucrania- mañana el mandatario viajará a Roma para reunirse con las autoridades italianas y el papa Francisco, quien reveló que está en marcha una misión del Vaticano para frenar la guerra en Ucrania.

A su vez, el representante especial del Gobierno chino para Asuntos Euroasiáticos, Li Hui, visitará la próxima semana, entre otros países, a Ucrania y Rusia, a fin de impulsar una solución política a la ‘crisis’. EFE

spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img